Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Préstamos para reformar la vivienda

Las condiciones de amortización de los créditos para reformar el hogar mejoran si se contrata un producto comercializado por la misma entidad

Imagen: lil\'bear

Siempre hay algo que hacer: Instalar un sistema de alarma, acondicionar el cuarto de baño, tapizar el mobiliario o decorar el jardín. Mantener una casa "en forma" necesita de constantes cuidados que se materializan en constantes inversiones. Las economías domésticas no siempre pueden disponer de un "sobrante" para realizar las reformas necesarias y, en numerosas ocasiones, recurren a la solicitud de un crédito. Las entidades han diseñado préstamos específicos para las reformas del hogar que, bajo distintas denominaciones, ofrecen un importe de entre 300 y 60.000 euros, con un plazo de amortización situado entre 7 y 10 años (las entidades lo rebajan a 3 si el importe no supera los 15.000 euros), e intereses en torno al 6% y 7%. Las condiciones crediticias pueden mejorarse a cambio de la contratación de otros productos comercializados por la entidad financiera que otorga el préstamo (planes de pensiones, seguros de vida...). Además, se ofrecen varias modalidades, de modo que cada cliente pueda contratar el producto que mejor se adapte a sus necesidades de financiación, y elegir un tipo de interés fijo o variable.

Condiciones

Aunque están claramente definidas, conviene leer detenidamente las condiciones de este tipo de créditos, ya que el tipo de interés que se ofrece es, en muchos casos, aplicable únicamente a un período inicial (dos años normalmente), siendo sensiblemente superior durante el resto del plazo. Otro aspecto que el cliente debe tener en cuenta son las comisiones que están estipuladas en el contrato, ya que algunos préstamos contemplan la inclusión de algunas -en especial las que se refieren a la apertura y amortización anticipada-, que suelen oscilar entre un 1% y un 2%. Incluso cuando el importe sobrepasa una determinada cantidad, el préstamo debe formalizarse ante el notario, y los gastos (en torno al 0,3% del importe solicitado) correrán por cuenta del titular del préstamo.

El tipo de interés ofrecido se suele aplicar a un período inicial, siendo sensiblemente superior durante el resto del plazo

La competencia para comercializar estos productos ha propiciado que algunas entidades hayan decidido especializarse en productos más delimitados y destinarlos, por ejemplo a las reformas de las familias monoparentales. Otras, en cambio, lo ofrecen bajo la fórmula de préstamo personal de libre disposición. De cualquier modo, sus condiciones son similares a las que proporcionan otros préstamos de características similares en importes, plazos, amortización y comisiones. Aunque también es cierto que cada entidad emite un producto con sus propias peculiaridades, de forma que el inquilino pueda elegir el que mejor se ajuste a sus necesidades.

Uno de los productos que aportan mayor liquidez para hacer frente a las reformas del hogar es el que ha lanzado BBK, bajo el nombre de "Préstamo Reformas", por un importe que oscila entre 300 y 60.000 euros y un plazo de amortización de hasta 10 años. Se aplica un tipo de interés del 6,99% (TAE: 7,46%), y su principal característica es que posibilita la contratación de un seguro de amortización de pagos, "Seguro préstamo protegido", para liberar al suscriptor del pago. No dispone de comisión de estudio, aunque sí de apertura (1%) y por amortización anticipada (2%).

De similares características es el "Préstamo Reforma Hogar" de Caixa Catalunya, que permite la financiación de reformas de hasta 40.000 euros, importe que se puede devolver en un máximo de 10 años con la posibilidad de realizar amortizaciones y cancelar anticipadamente el préstamo. Caja Madrid, de forma más genérica, incluye en su oferta de financiación el "Crédito familiar", que permite disponer de hasta 30.000 euros a un plazo de amortización máximo de 8 años, si el importe del préstamo es superior a 6.000 euros. Se incide en la flexibilidad porque se puede elegir entre un interés fijo (la cuota permanece invariable pagándose siempre lo mismo, independientemente de que suban o bajen los tipos de interés) o variable (durante los 6 primeros meses, el préstamo tiene un tipo de interés fijo, y el resto del plazo es revisado semestralmente).

Para familias monoparentales

Una de las mayores novedades del mercado bancario son los créditos dirigidos exclusivamente a la reforma de los hogares de familias monoparentales, que no tienen ningún tipo de comisión. Comercializado por Caja Navarra, tiene un importe máximo de 18.000 euros con un plazo límite de 10 años, incluyendo uno de carencia. El tipo de interés que se aplica es variable, con revisión anual. Otra variante la constituyen los préstamos personales de libre disposición que ofrece, por ejemplo, La Caja de Canarias. El importe concedido varía en función de la operación que se vaya a realizar, con un plazo de cinco años que puede reducirse en función del grado de vinculación del cliente. Se permite, además, la posibilidad de realizar la cancelación anticipada parcial o total del préstamo. En el caso de cancelación parcial se puede elegir entre reducir el plazo de amortización, o el importe de las cuotas.

La Kutxa de San Sebastián dispone de otro préstamo de similares prestaciones, con un importe máximo de 50.000 euros y un plazo límite de devolución de 10 años, con un tipo de interés durante los primeros dos años del 6% (de 2 a 6 años, del 6,50%; los cuatro últimos al 7%). Está destinado a perfiles conservadores, ya que el tipo de interés se fija para toda la vida del préstamo de manera que no le afectan las subidas de los tipos de interés. Tiene una comisión de apertura del 1%, con un mínimo de 20 euros. Hay que advertir que cuando el importe del préstamo es superior a 30.000 euros se formalizará ante el notario, cuyos gastos (0,3% del importe solicitado) correrán a cargo del titular.

Asociados a otros productos

También es posible solicitar créditos para la reforma del hogar que estén ligados a la contratación de otros productos financieros de la entidad que los otorga. Es el caso de Caja Laboral, con el "Crédito Ilusión", que permite dar solución a los problemas de liquidez para realizar una reforma. Es un préstamo con garantía personal cuyo importe oscila entre 9.000 y 30.000 euros, con un plazo de amortización de hasta 7 años, en el que se aplica un tipo de interés del 5,9%. No tienen comisiones de estudio ni de cancelación parcial y total, aunque sí de apertura, del 1%. Para su contratación es necesario tener domiciliada la nómina o haber contratado un seguro de vida, plan de ahorro o EPSV (Previsión Social Voluntaria) por un importe mínimo de 600 euros. Unicaja, por su parte, comercializa el "Crédito Hogar", por un importe máximo de 42.000 euros, a devolver en 8 años, con cuotas mensuales calculadas a un tipo de interés variable y revisable semestralmente, referenciado al Euribor a 1 año. Como fórmula de fidelización, al contratarlo se consigue gratis la prima del primer año del "Seguro Multirriesgo de Hogar XXI" (hasta un máximo de 180 euros).

Caja España dispone para sus clientes del llamado "Crediespaña hogar", con dos condiciones: que el importe máximo que se puede solicitar es de 18.000 euros a devolver en un plazo máximo de 3 años. Caja Murcia, con "Tu crédito reformas", limita el importe a 10.000 euros, aunque con un plazo de amortización superior, 7 años. Caixanova ("Credinova hogar") y Caja Segovia ("Préstamo Reformas") son las restantes alternativas que ofrece el mercado crediticio para realizar reformas en el hogar.

Alternativas de financiación

Además de las ya descritas, hay otras posibilidades para financiar los cambios de una vivienda, aunque son más onerosas. Una de ellas es hacerlo a través de los créditos "express", que permiten una financiación de forma más rápida, aunque aplican unos intereses de entre el 10% y 25%. Uno de los más económicos es el lanzado por Cetelem, el "Crédito Reformas", que aplica un tipo de interés en torno al 10%, de forma que aquellas personas que soliciten un préstamo de 10.000 euros a un plazo de 5 años tendrán que abonar una mensualidad de 214 euros tras aplicársele un tipo de interés del 9,93%. El plazo de amortización de estos préstamos varía en función del importe solicitado, generalmente entre 5 y 6 años si éste es menor a 10.000 euros, y de 8 a 10 años si el importe es mayor.

La segunda de las alternativas que tiene el usuario es conseguir la financiación a través de las tarjetas de crédito, aunque si no se indica lo contrario el límite del crédito no suele sobrepasar los 10.000 euros. También el tipo de crédito que aplica este sistema de pago es superior al que ofrecen los créditos tradicionales, en torno al 12%, aunque tienen la ventaja de que no es preciso cumplir ningún requisito para conseguirlo.

Etiquetas:

años, euros, importe, plazo, préstamo




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto