Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

^

Cómo afrontar la cuesta de enero

Las consecuencias de haber gastado de más durante las fiestas navideñas se pueden mitigar si se siguen unas sencillas pautas con disciplina

Imagen: Steve Woods

Con la llegada del nuevo año llegan los problemas para afrontar los gastos personales y para el hogar, ya que es probable que la cuenta corriente esté resentida por los excesos navideños. Las consecuencias de haber desembolsado dinero de más durante las fiestas se podrán suavizar si se adoptan una serie de pautas que se explican a continuación, y que evitarán llegar con mayores problemas económicos a final del mes.

Enero, la resaca de los gastos navideños

Atrás han quedado ya las fiestas navideñas, y algún que otro derroche en el consumo de estos días tan especiales. Ese regalo que tanta ilusión hacía a los niños, la cena con los amigos, una pequeña escapada... son algunos de los gastos más comunes que descuadran el presupuesto mensual. Por eso, cada año, la llegada del primer mes supone también la de los problemas para afrontar los desembolsos cotidianos.

Hay que apartarse del frenesí consumista del mes anterior y, además, adoptar una serie de medidas para volver a la senda del ajuste presupuestario

Por ello, en enero habrá que contener gastos a través de una estrategia planificada para de nuevo tener las cuentas saneadas. No es tarea fácil, y requerirá de cierta dosis de disciplina para poder llevarla a cabo. Demandará también unas pautas de comportamiento diferentes a las de otras épocas del año, para aminorar los efectos de las fiestas, y que, en cualquier caso, pasarán por evitar mayores niveles de endeudamiento y, si es posible, recortarlos.

Consejos para superar la cuesta de enero

Enero es un tiempo que requiere un planteamiento de objetivos diferentes por parte de los ciudadanos. En primer lugar, hay que apartarse del frenesí consumista del mes anterior y, además, adoptar una serie de medidas para volver a la senda del ajuste presupuestario de la economía doméstica. Básicamente serían las siguientes:

  • Evitar un uso abusivo de tarjetas de crédito, ya que incidiría en que un endeudamiento mayor. Solo en los casos de evidente urgencia podrán utilizarse.

  • Nunca optar por un pequeño crédito para afrontar este mes. Es preferible decantarse por otras alternativas más satisfactorias: adelanto de nómina, préstamo entre familiares o, incluso, finiquitar.

  • No dejarse tentar mucho por las rebajas de enero y hacer solo las compras de lo que se necesita, a través de un consumo responsable y ajustado a nuestro presupuesto.

  • Ante los muchos gastos que habrá que hacer efectivos en este mes (facturas, cesta de la compra, vestuario...), será el momento adecuado para privarnos de algún pequeño capricho y así equilibrar el presupuesto.

  • Se puede empezar el año con la adopción de nuevas medidas de ahorro que, con respecto a los servicios básicos para el hogar, pasaría por contratar nuevas tarifas de luz, gas y telefonía que sean más baratas y con similares prestaciones a las ya suscritas. Para ello, hay que sacar partido de la gran oferta de propuestas que están desarrollando las empresas comercializadoras de estos servicios.

  • Aprovechar las ofertas y promociones de los establecimientos comerciales para abaratar la cesta de la compra de forma sustancial, y sin renunciar a calidad.

  • Es necesario eliminar los gastos superfluos e innecesarios que no conducen a nada útil para las economías familiares.

  • En la medida que sea posible, deben amortizarse posibles deudas que se hayan contraído durante las fiestas navideñas, con el fin de que el nivel de endeudamiento se vaya acortado de manera progresiva durante el año.

  • Hay que tratar de mantener los mismos gastos todas las semanas, sin que alguna de ellas se vea superada por un descontrol desmesurado que haga peligrar el equilibrio presupuestario para todo el mes.

El problema de llegar a fin de mes: soluciones

Si de algo tienen miedo los consumidores durante el mes de enero es de no llegar a sus últimos días con la suficiente liquidez como para afrontar los gastos que les queden por hacer. Si este fuera el caso, pueden compensarlo a través de unas prácticas ideas para remediar este problema.

  • Pedir un adelanto de la nómina, que bien puede solicitarse de forma excepcional en su puesto de trabajo, o a través de la contratación de ciertos productos bancarios, como las "cuentas nómina" o "cuentas pensión", y que en algunos modelos concretos sí que permiten esta posibilidad.

  • Si no fuera posible esta alternativa, se podría optar por que el banco en donde se tenga suscrita la cuenta corriente admita estar en números rojos, sin aplicar penalizaciones, ni comisiones. También esta posibilidad está presente en los diseños de las entidades, sobre todo con domiciliación de la nómina o pensión, y que a través de las propuestas más ventajosas deja estar en situación de descubierto por el importe íntegro de un sueldo.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en