Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

Escuela de alimentación
^

Incendio en casa: cómo actuar

Si un fuego se descontrola, es conveniente salir del lugar donde se ha iniciado y avisar de inmediato a los servicios de emergencia

Imagen: Daniel Veselov

En solo un mes, entre el 1 de diciembre de 2014 y el 1 de enero del presente año, al menos 28 personas han perdido la vida en España en incendios registrados en sus viviendas. Por ello es importante conocer las principales causas de estos siniestros y cómo se pueden evitar con medidas de prevención, así como conocer las pautas de actuación que se deben seguir cuando se origina un fuego en casa. En este artículo se desgranan algunas de las más importantes y eficaces, que todos los ciudadanos deberían conocer y poner en práctica llegado el caso.

¿Qué hago si se desata un fuego en casa?

Fumar en la cama, dejar encendida la estufa o velas y sartenes al fuego sin vigilancia son las principales causas de los incendios en casa

Córdoba, Murcia, Segovia, Burgos... Los incendios en las viviendas salpican toda la geografía nacional y, con la llegada del frío y la utilización de braseros, estufas, etc., entre diciembre y enero, el fuego se ha cobrado la vida de cerca de 28 personas en toda España. Casi todos los incendios que se originan en el hogar se deben a una sobrecarga de la red eléctrica, a que las instalaciones son defectuosas o a descuidos (dejar encendida la estufa toda la noche, fumar en la cama, dejar velas o sartenes al fuego sin vigilancia...).

En algunos países existe una gran concienciación sobre este asunto y en las escuelas y universidades se imparten cursos sobre cómo comportarse en caso de incendio, así como sobre las medidas de protección que se deben adoptar. Porque lo cierto es que, si ocurre un incendio, es muy importante tener los conocimientos necesarios para poder reaccionar de manera eficaz. Entre otras formas de actuación, destacan las siguientes:

  • 1. Solo intentar apagar el fuego si es pequeño y controlable. Para ello, hay que colocarse entre el fuego y una salida de escape.

  • 2. Cuidado con usar agua. Puede empeorar un incendio, entre otros, en el caso de deberse a una sartén con aceite, que nunca se ha de apagar con agua, sino tapando la sartén con una tapa de mayor volumen que sofoque la llama o con un extintor, siempre con la manguera dirigida a la base de la llama.

  • 3. Conocer dónde se encuentran los extintores y cómo se utilizan.

  • 4. Llamar al 112. Si el fuego se descontrola, lo más conveniente es salir de la habitación y dejarlo como está. Si es posible, hay que cerrar la puerta del cuarto en el que se ha iniciado el fuego para que tarde en pasar a otras habitaciones. De inmediato, hay que avisar a los bomberos.

  • 5. Cortar la corriente eléctrica y la entrada de gas.

  • 6. En lo posible, hay que retirar los productos combustibles o inflamables que estén próximos al fuego. Si el incendio se ha originado en la cocina, hay que salir rápidamente, ya que casi siempre es en ella donde se encuentran almacenados productos de limpieza, inflamables, etc.

  • 7. Si el fuego se descontrola, hay que abandonar el lugar cerrando las puertas al salir. Además, en caso de que haya humo, hay que salir gateando y, bajo ningún concepto, empujar a otros afectados ni entorpecer su salida.

    Hay que evitar los ascensores como vía de evacuación y no hay que detenerse hasta estar lejos del lugar del siniestro.

    Tampoco hay que subir a las últimas plantas, pues la tendencia del fuego es ir hacia arriba, las corrientes de aire expanden el fuego en esa dirección.

  • 8. Si la escalera está llena de humo, conviene mantenerse en casa y hacer lo siguiente:

    • Encerrarse en una habitación o salir a la terraza y cerrar las puertas, tapando las ranuras -mejor con trapos mojados- para que no entre humo.

    • Hacerse ver por la ventana.

Incendios en ropa y pelo

  • Ropa: si se incendia la ropa de uno mismo, no hay que correr, sino tirarse al suelo y, una vez tumbado, rodar sobre sí mismo. Si se le prende la ropa a otra persona, hay que tumbarla en el suelo y cubrirla con una manta, apretando hasta extinguir las llamas.

  • Pelo: si se incendia el pelo, hay que tapar la cabeza rápidamente con un trapo húmedo.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en