Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

¿Cómo hacer un aire acondicionado casero?

Fabricar un aire acondicionado en casa es sencillo y gratis, porque solo se necesita para ello ventiladores, cajas de plástico y unos hielos

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 10 de agosto de 2016
Imagen: klimkin

¿Cómo hacer un aire acondicionado casero sin gastar dinero y que mantenga fresca una habitación? Las opciones son muchas: desde usar cajas de plástico refrigeradas y botellas vacías, hasta aprovechar el aire de un ventilador con bloques de hielo cerca. A continuación se explican con detalle cuatro formas caseras de construir aire acondicionado sin gastar dinero y sin ninguna complicación. ¡Adiós al calor del verano!

España es un gran consumidor de aparatos de aire acondicionado. Al menos así lo aseguraba un informe de la Comisión Europea sobre las tendencias de consumo de electricidad en la UE. Señalaba que un 37% de estos sistemas de refrigeración están en nuestro país, muy por delante de Italia, Grecia o Francia. El uso del aire supone un enorme gasto energético, que se traduce también en dinero. Para ayudar tanto al bolsillo como al medio ambiente, se puede intentar fabricar alguno de los sencillos aparatos que se proponen a continuación.

1. Hacer un aire acondicionado casero con una caja y un ventilador

Un codo de tubería de PVC, un miniventilador y una nevera portátil (o una simple caja de cartón o plástico). Con estos elementos se puede hacer un aire acondicionado casero bastante eficiente.

Con un cuchillo fuerte -o una sierra en el caso de la nevera campera- se cortan dos agujeros: uno del tamaño del ventilador en un lado y otro del tamaño del tubo en la tapa. Deben encajar a la perfección, por lo que se debe ser preciso y que los agujeros no sean más grandes, sino del tamaño justo. Tras hacer los agujeros, se coloca el ventilador y el tubo en ellos. El ventilador debe ir orientado hacia dentro para que coja el aire de la habitación y lo empuje dentro de la caja o nevera, a fin de que se enfríe. Una vez puestos los tubos, se mete dentro de la caja (forrada de aluminio, si es de cartón, o tal cual, si es de plástico) lo que actuará como enfriante: planchas de hielo, botellas de agua congeladas, dos o tres bolsas de cierre hermético con cubos de hielo, etc.

Para aumentar su eficacia, una buena idea es situar la caja a cierta altura, por ejemplo encima de una estantería. Eso sí, el efecto no es demasiado prolongado. ¡Dura hasta que se derrite el hielo!

El mismo sistema, pero más sencillo aún -más casero y de uso casi individual- se hace con una botella de plástico, un extractor y acumuladores de frío. La botella se corta por la mitad y se hacen agujeros en el cuerpo de la misma. Dentro se introducen acumuladores de frío o una bolsa con cubos de hielo y, después, se coloca a modo de tapa el extractor de aire. Cuando el extractor se mueva, el frío de los acumuladores saldrá hacia fuera de la botella por los orificios que se habían hecho.

2. Hacer un aire acondicionado casero con botellas y un tablero

Inventado por ingenieros en Bangladesh (donde se alcanzan temperaturas de 45 ºC), el siguiente que se describe es un aire acondicionado casero 100% ecológico que no necesita electricidad para funcionar y ¡refresca la vivienda bajando la temperatura unos 5 ºC! Para entender su funcionamiento y en qué se basa se puede hacer una prueba: si se sopla en la mano con la boca abierta, se siente aire caliente, pero si se hace con la boca cerrada, se siente frío. Basándose en este sistema de diferencia de presión, se construye el aire que se detalla a continuación. Es muy económico y sencillo pues solo se necesita tener botellas de plástico vacías, un panel ligero del tamaño de una ventana, tijeras y un taladro.

Lo primero que se tienen que hacer son agujeros en el panel del tamaño de los tapones de las botellas. Después, hay que cortar las botellas a la mitad con las tijeras y colocar la parte superior en el tablero, con el cuello encajando en los agujeros que se hicieron. Luego, se pone el tablero en una ventana, con los cuellos de botella mirando hacia dentro de la casa, que se refresca de modo natural.

Imagen: StockSnap

3. Hacer un aire acondicionado casero con hielo y un ventilador

Una idea tan sencilla como colocar recipientes con hielo delante de un ventilador es muy efectiva para refrescar una habitación. Si es posible, se deben poner dos ventiladores en cada estancia o zona que se quiera enfriar, para que la circulación del aire sea idónea: uno debe estar situado de tal modo que el aire se dirija hacia dentro y el otro debería expulsarlo hacia fuera. Si solo se puede poner uno, conviene situarlo dirigido hacia el interior de la habitación.

Para que el aire acondicionado casero funcione, basta con colocar el hielo delante de los ventiladores, sin olvidar poner una toalla bajo los recipientes para absorber la condensación. Tras esto, hay que poner en marcha el ventilador y controlar el hielo para que, cuando esté medio derretido, se pueda cambiar el recipiente por otro recién sacado del congelador. Una buena idea es reutilizar el que se retira y meterlo de nuevo al congelador. Así se ahorrará agua y se necesitará menos tiempo para que se congele, pues está ya fría.

4. Fabricar un aire acondicionado casero para mañosos

Aprovechando piezas usadas de ordenadores (como disipadores de calor, ventiladores para PC y una fuente de alimentación), placas termoeléctricas, un tablero de madera y diversas herramientas se puede fabricar un aire acondicionado que funciona constantemente conectado a la red, como si fuera un aparato de los que venden en el mercado.

Hay que ser un manitas, pues es más complicado de realizar que los anteriores, pero siguiendo este vídeo paso a paso no es difícil y sí muy efectivo.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto