Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

^

Cómo hacer la lista de la compra semanal: 4 claves

Libretas, plantillas, aplicaciones para el móvil y hasta tatuajes temporales en la mano son las herramientas que se pueden utilizar para que la lista de la compra sea perfecta

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 29 de septiembre de 2016
Imagen: racorn

¡Tatuarse la lista de la compra en la mano! Y esta es solo una idea más (temporal), pues hay aplicaciones para móviles y completas hojas de excel imprimibles, sin olvidar la tradicional libreta que ayudan en la tarea de hacer la relación de productos más adecuada. Pero para que la lista de la compra sea perfecta y útil, como se apunta en este artículo, hay que planificarse, ajustarse al presupuesto, tener en cuenta qué menús se cocinarán durante la semana y, por supuesto, qué alimentos se incluirán en la cesta, dando especial importancia a los frescos y de temporada.

Cada mes los españoles gastan en supermercados y compras unos 268 euros, según datos del IV Estudio Fintonic de los gastos come-nóminas. Pero, ¿se podría gastar menos o seleccionar mejor? Sí, si se hace una buena planificación de la compra, lo que incluye una buena relación de los productos. Realizar una lista base ayuda a evitar olvidos, pérdidas de tiempo o acabar comprando alimentos innecesarios y poco saludables. ¿Cómo hacerla perfecta? A continuación se proponen algunas claves para tener el mejor y más efectivo listado de la compra.

1. Escoger el tipo de lista de la compra

  • Apps. Cada vez existen más aplicaciones para el móvil y otros dispositivos que pueden ayudar a hacer la lista de la compra. Algunas de las más completas son las siguientes:

    • myShopi es gratuita, disponible para Android y para iOS y con un completo catálogo de supermercados. De esta manera, no solo es posible hacer una lista de la compra en función de los productos que se necesitan, sino también tomando como referencia el establecimiento en el que se adquiera de forma habitual. Hacer la lista es muy sencillo y basta con pinchar en el icono correspondiente y escoger un súper. Aparece una variada gama de productos divididos por categorías, que para añadirlos solo hay que pinchar sobre ellos e indicar la cantidad.
    • LiShop permite elaborar la lista con sencillez, escogiendo los productos (clasificados por orden alfabético) e indicando la cantidad que se necesite. Cuando se termine, se puede enviarla a quien se quiera por correo o bien guardarla en Dropbox. Ya en el supermercado, solo se tendrá que marcar lo que se vaya añadiendo al carro hasta completar la tarea.
    • ListOn Free, disponible para Android, deja hacer varias listas de la compra a la vez. Tiene tres apartados (lista, despensa y compartir) y, al tachar los artículos, se van moviendo a la despensa (historial de compras), de modo que se pueden recuperar productos para una nueva lista. Una de las ventajas de esta aplicación es que se puede compartir la lista por WhatsApp o por correo electrónico, lo que facilita mandársela a otro miembro de la familia -o a quien haga la compra- para que la complete.
    • Out of Milk, además de hacer una lista muy completa, destaca porque ofrece la posibilidad de realizar un inventario de lo que se tiene en casa para evitar compras innecesarias.
    • Buy Me a Pie! tiene una función muy útil y visual que permite la asignación de colores a las distintas categorías (se puede marcar en rojo la carne, en azul los lácteos, en amarillo huevos, pasta y pan, etc). De este modo, elaborar la lista es muy sencillo y, al llegar al supermercado, la tarea de hacer la compra será más rápida.
  • En un tatuaje. Una original opción es llevar la lista en un tatuaje temporal. ¡Muy útil para no olvidar nada! Es el tradicional método de apuntarse en la mano lo que no se quiere olvidar, pero en versión actualizada.

  • Lista a mano tradicional. Hay quien prefiere la sencillez de escribir la lista a mano, sobre todo muchas personas mayores. A pesar de hacerlo así, y no con una plantilla, conviene tomarse cierto tiempo para redactarla con orden y separando por categorías. Así, se deberían colocar juntos los pescados, las carnes, los lácteos, los congelados, los dulces, los productos de higiene y limpieza... De este modo, es casi imposible tener olvidos y dejar en el estante del supermercado lo que más falta hace.

  • Pizarra imantada. A muchas personas les resulta muy práctico tener una pequeña pizarra imantada en la nevera para apuntar en el momento las cosas urgentes que vayan surgiendo mientras se cocina. Después se añadirá a la lista que se confeccione antes de realizar la próxima visita al súper.

  • En plantillas de Excel para imprimir. En Internet hay numerosas webs donde poder descargar e imprimir plantillas para hacer la compra. Para que esta sea perfecta incluyen diversos apartados, que luego el usuario rellenará: productos alimenticios, categoría a la que pertenece cada alimento, precio de cada unidad de producto, coste total de la compra e incluso notas de interés como descuentos y cupones que se pueden aplicar.

Imagen: 422737

2. Hacer la lista en función del menú

Es muy aconsejable que la lista esté basada en un menú o una programación de las comidas de la semana, teniendo en cuenta que debe ser variado y sano y equilibrando comidas y cenas. Para hacer la compra en función del menú escogido, hay que apuntar los menús semanales en una libreta para poder repetir las comidas o cenas de otras semanas o meses, si es que uno se queda sin ideas. Además, en la Red hay muchas webs que ayudan a preparar menús semanales para toda la familia, como Menuterraneus o Domiciliaria... ¡y a organizar la compra para poder prepararlos!

3. Lista de la compra: ajustarse al presupuesto

¿Cuánto gastar en comida? Hay quienes señalan que el desembolso destinado a comer debe ser el 10% de los ingresos mensuales, otros expertos aumentan al 20%... Según el asesor Diego Fernández, no importa tanto el porcentaje concreto -que varía según las necesidades concretas de cada persona y familia- como ajustarse al presupuesto doméstico.

Nunca se debe perder de vista cuánto se puede gastar en la compra y, sin olvidar que los menús deben ser sanos, adquirir en función de las posibilidades económicas de la familia. Las marcas blancas -de alta calidad y precio más bajo- son una buena opción para la cesta de la compra.

4. ¿Qué incluir en la lista de la compra?

¡Lo mejor para el final! Una vez que se sabe cómo hacer la lista, planificar menús antes de ir al súper y tener en cuenta qué cantidad de dinero es posible gastarse, ahora queda lo más importante: ¿qué productos incluir?

  • Productos frescos. Aunque el ritmo de vida actual impida ir a la compra todo lo que uno quisiera, conviene que frutas y verduras se adquieran a diario, o casi. Algunas carnes y pescados también es mejor que sean frescas, aunque los congelados son de gran calidad.
  • De temporada. Es importante consumir productos frescos, sí. ¡Pero es mejor aún que sean de temporada! El alimento se encuentra en su mejor momento, conserva y mantiene sus propiedades nutricionales intactas y es más sabroso.
  • Productos atemporales y con fechas de caducidad a muy largo plazo: conservas, café, galletas, legumbres, pasta, etc.
  • Imprescindibles: aceite de oliva, ajo y sal. Hay alimentos que siempre se necesitan en la cocina y, además, casi todos se conservan durante mucho tiempo. También son esenciales los productos de higiene. En estos casos se pueden aprovechar las ofertas y, si hay espacio en casa, comprar mayores cantidades cuando estén más baratos.

Además, en el caso de los alimentos, también es muy importante el orden de compra. En primer lugar hay que adquirir los productos que no necesitan frío (conservas, pasta, arroz, azúcar, sal, aceite, vinagre, galletas, leche, bebidas, etc.). En segundo lugar, se deben coger los alimentos perecederos: frutas, verduras y hortalizas. En tercer lugar, hay que hacerse con los que necesitan frío como carnes, pescados o yogures. Y, por último, colocar en la cesta los congelados.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto