Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

^

Hacer la compra por Internet en 5 pasos

Adquirir alimentos en la Red es muy fácil, y no se debe temer por la selección de productos ni la seguridad de los datos personales en supermercados de trayectoria reconocida

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 13 de octubre de 2016
Imagen: puhhha

Hacer la compra por Internet es muy sencillo: en solo unos minutos el consumidor puede registrarse en el sitio web del súper, escoger la hora de entrega, seleccionar los productos y pagar todo lo adquirido. Además, resulta muy cómodo pues es posible hacer la compra desde cualquier lugar, a cualquier hora... ¡y sin cargar con el peso de las bolsas! La única pega para algunos usuarios es el miedo a realizarla online. ¡Y no hay por qué tenerlo! Los productos llegarán en buen estado, en el horario elegido y la compra será segura y cómoda, si se opta por supermercados con una trayectoria reconocida, que serán cuidadosos con los datos personales. El artículo incide en estas ideas en los cinco pasos que recomienda para hacer la compra en la Red.

El gasto en alimentación en España en 2015 ascendió a 99.037 millones de euros, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Aunque la adquisición de alimentos por Internet aún no es demasiado significativa, es el futuro y comienza a extenderse la tendencia de utilizar el supermercado online para realizarla. Hasta el momento, son las mujeres las que más hacen la compra en la Red (un 19,6% frente al 7,1% de los hombres), sobre todo aquellas cuya edad oscila entre los 50 y los 64 años, según la agencia de marketing Increnta.

¿Y cómo se puede hacer la compra online? Es muy sencillo. En solo cinco pasos básicos se tendrá en casa cuanto se necesite, sin perder tiempo ni hacer largas colas para pagar.

Imagen: StockSnap

1. Registrarse en la web del supermercado

Para hacer la compra por Internet primero hay que registrarse en la web del supermercado que se escoja, es decir, crear una cuenta de usuario. Para ello, es imprescindible dar los datos personales, dirección, teléfono y correo electrónico.

Tener que facilitar este tipo de datos es uno de los aspectos que frena a muchas personas a hacer la compra en supermercados online. ¡Pero no hay que tener miedo! Lo que sí hay que asegurarse es de realizarla en empresas o marcas reconocidas con las que esa información estará segura y no habrá problemas.

2. Elegir el horario y modo de entrega de la compra online

Además de la comodidad, la disponibilidad del súper online es una de sus cualidades más valoradas. Están abiertos 24 horas los 365 días del año. Sin embargo, no sucede lo mismo para la entrega de los pedidos, que tienen distintas franjas de reparto a lo largo del día.

En casi todos los sitios web dan la opción de escoger en qué día y franja horaria se quiere tener en casa lo adquirido. También cabe la posibilidad de hacer un pedido por Internet y recogerlo en una tienda física, lo que se debe señalar si es la opción favorita.

Imagen: ijmaki

3. Hacer la compra por Internet

La acción de escoger los productos no se diferencia mucho si se realiza por la Red de si se va al súper en persona. Los productos están divididos por categorías para facilitar la compra -como los pasillos de un súper- y cuando se encuentra lo que se quiere, basta con añadirlo a la cesta de la compra. A veces puede pasar que no se halle un artículo o que no se sepa en qué categoría exacta está; en estos casos, es posible poner en el buscador el nombre del artículo en cuestión y este dará con él.

Según el informe 'Comercio Conectado' de la consultora Nielsen, no controlar el proceso de selección de productos es lo que más preocupa a quienes hacen la compra online, en concreto a un 63%. Además de temer por la elección de los productos frescos, muchos recelan que, en el caso de los congelados, quepa la posibilidad de que se rompa la cadena de frío. Pero la solución, de nuevo, consiste en apostar por marcas y supermercados conocidos, de los que se sabe su buen hacer y que no arriesgarán su nombre y trayectoria dando un mal servicio.

Imagen: 422737

4. Revisar la cesta y verificar la dirección de entrega de la compra

Nunca hay que dar por terminada la compra sin revisar la cesta pues, aunque el usuario se haya guiado por una lista, puede ocurrir que se haya saltado algún producto, no se haya clicado en el mismo... ¡o haberlo añadido a la cesta dos o tres veces por confusión!

Además, se debe indicar la dirección en que se desea que hagan la entrega. Si ya se es cliente, se habrá rellenado en otra ocasión y no se tendrá que hacer de nuevo. Si se tiene más de una dirección, como una casa de vacaciones, habría que poner las dos y escoger en cada caso la que corresponda.

5. Confirmar y pagar la compra online

Tras comprobar la cesta y verificar la dirección de envío y de facturación, se deben leer y aceptar las condiciones generales de venta y confirmar el pedido. Después de esto, se abrirá una pasarela segura de pago.

Una vez ya en esa página, se podrá abonar la compra escogiendo la opción de pago, que por lo general se realiza con tarjeta. Aunque esta es la forma habitual, a veces se permite pagar contra reembolso cuando se lleve o se recoja el pedido.

Personal shoppers que hacen la compra por ti

Plataformas como Deliberry, LolaMarket o DelSúper permiten hacer la compra online en la tienda o supermercado que se escoja y que la lleven a casa. El usuario elige los productos y hace la lista, pero el plus de estos servicios es que un personal shopper experto en compra de productos frescos, etc. los adquirirá por el consumidor, no escoge el personal de la tienda. Después, entregarán la compra en franjas de una hora cuando se haya decidido: o de inmediato o en un horario programado.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto