Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

Economía doméstica
Λ

Secar la ropa en el congelador y otras superideas

Con dos horas dentro del congelador, la prenda mojada se secará y los vaqueros se lavarán sin agua y quedarán como nuevos

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 19 de octubre de 2016
Imagen: konradbak

¿Sabe que puede secar su ropa en el congelador con una técnica utilizada por los exploradores polares? ¿O estirar unos zapatos que le queden un poco justos? Aunque no son cualidades muy conocidas, el congelador no solo es útil para mantener los alimentos frescos durante el mayor tiempo posible, sino que tiene algunos talentos ocultos. Entre ellos, como se aborda en este artículo, además de secar la ropa húmeda, ofrece la posibilidad de limpiar sin agua los vaqueros o de devolver la forma y la elasticidad a unas medias usadas.

¿Secar la ropa en el congelador? ¡Sí, se puede!

Si hace malo, llueve sin parar y no es posible tender la ropa al sol; si se está en los meses más fríos del invierno y el tiempo de secado es demasiado largo; o cuando se tenga prisa por secar una prenda... ¡se puede meter en el congelador! Allí se secará y en unas dos horas estará lista: seca por completo y sin una sola arruga. Eso sí, conviene pasarle la plancha antes de ponérsela para no quedarse helado.

¿Se puede aplicar este consejo? Sí, pero con cuidado. Esta es una técnica de secado que inventaron los exploradores polares. "Si estamos en el polo a -20 ºC sí funciona, debido al principio físico que congela el agua a 0 ºC", explica la plataforma de divulgación científica Naukas. Sin embargo, en casa hay que tomar precauciones añadidas, pues "solo tiene sentido si se puede retirar el hielo lo suficientemente rápido". En caso contrario, si por ejemplo se está a 25 ºC, parte del hielo se derretirá antes de que se pueda quitar la mayor parte del hielo y, entonces, otra vez la ropa estará mojada.

¿Cómo proceder para poder aplicar este truco? ¡Fácil! En concreto, hay que actuar siguiendo estos pasos:

  • Habrá que doblar con cuidado la prenda mojada.

  • Meterla en una bolsa de plástico con cierre hermético.

  • Colocar la bolsa en el congelador.

  • Dejarla allí unas dos horas aproximadamente. No importa que pase más tiempo, si se quiere se puede dejar en el congelador incluso toda una noche.

  • Al sacarla, retirar el hielo de la bolsa.

  • Antes de ponerse la ropa, conviene planchar la prenda para quitarle el frío.

Imagen: Madeinitaly

Otras cualidades secretas del congelador

Además de resultar muy útil para secar la ropa en momentos de apuro, el congelador guarda otros talentos:

  • Lavar los vaqueros. Congelar los pantalones vaqueros para quitarles la suciedad y mal olor en lugar de lavarlos se impone como una alternativa a su lavado y al gasto excesivo de agua. Y lo recomiendan incluso marcas reconocidas de tejanos, como el CEO de Levi Strauss & Co, Chip Bergh. Los pantalones, bien doblados, deben colocarse en una bolsa y después meterlos unas horas en el congelador. ¡Quedarán como nuevos! Limpios, sin olores y más firmes.

  • Evitar las bolas de los jerséis. ¿Los jerséis se llenan de bolas? ¿Pican? Para evitar estos problemas se puede recurrir a poner el suéter dentro de una bolsa bien cerrada en el congelador durante un día. Con este truco no se formarán pelusas y, al estar la lana más suave, no producirá los molestos picores.

    Además, si se quiere mantener el jersey sin que se salga ningún punto, de nuevo el congelador es el mejor aliado, pues bastan unas horas para que la temperatura fría tense las fibras del suéter y mantenga los hilos unidos.

    ¡Y una idea más! Meter el jersey en el congelador también resulta de utilidad cuando se le ha caído un líquido encima. En este caso, se debe poner en el congelador durante una noche y, después, ya se podrá quitar la mancha con facilidad.

  • Estirar los zapatos sin estropearlos. Hay que meter en cada zapato una bolsa de congelación (asegurándose de cerrarla muy bien) llena de agua hasta la mitad -o un poco menos, en función de lo que se necesite estirar el calzado-. Después, se introducen los zapatos en otra bolsa bien cerrada y se coloca en el congelador durante 24 horas.

    Pasado este tiempo, el agua de las bolsas se habrá congelado y al solidificarse habrá estirado la piel del zapato. Así será posible ponérselos sin dolor y utilizarlos cuanto se quiera. En el siguiente vídeo se muestra cómo hacerlo:

  • Devolver la firmeza a las medias. El frío tensa las fibras y devuelve la firmeza a las medias. Para restaurar los pantis, hay que meterlos secos en una bolsa hermética y esperar a que se congelen. Después, al sacarlos, se podrá comprobar que las medias están tensas de nuevo.

  • Despegar chicles de la ropa o los zapatos. Un truco conocido para despegar chicles de las prendas o el calzado es recurrir a poner frío en la zona. Lo mejor es meterlos en el congelador (en una bolsa), ya que, al congelarse, el chicle se solidificará y se podrá desprender con más facilidad.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto