Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

Al horno, hervido o a la plancha: ¿qué me sale más barato?

No todas las técnicas de cocción cuestan el mismo dinero, ya que el tiempo, la energía y la cantidad de alimentos marcan las diferencias entre unas y otras

La temperatura y el tiempo de cocinado, unidos al precio de la energía utilizada, son la clave para gastar más o menos al preparar pollo, pescado o verduras al horno, a la plancha o hervidos. ¿Cuál sale más económico? Si los hacemos al horno, serán siempre más caros; en cambio, costarán menos las recetas hervidas o a la plancha. ¿La razón? Como se ve a continuación, estos últimos modos de cocinado precisan menos tiempo y temperatura, por lo que consumen menos energía... ¡y menos dinero!

El precio del gas y la electricidad determinan el gasto al cocinar

¿Cuánto cuesta cocinar platos a la plancha, hervidos o al horno, y qué es más barato? El importe depende, en gran medida, del precio de la energía (gas y electricidad) utilizadas para elaborarlos. Pero también la temperatura a la que debamos preparar los platos y el tiempo de cocinado determinarán el coste.

En la Unión Europea el precio depende de varios factores relativos a la oferta y la demanda, "incluida la situación geopolítica, la combinación energética nacional, la diversificación de las importaciones, los costes de red, los costes de la protección medioambiental, las condiciones meteorológicas adversas o los niveles impositivos y fiscales", según se indica en Statistics Explained, la web de estadísticas oficial de Eurostat. A día de hoy, el importe del gas natural en España es de 0,05 euros por kWh, mientras que el de la electricidad llega a los 0,12 euros el kWh, lo que influirá en el precio de cocinar al horno, a la plancha o platos hervidos, como explicamos en las siguientes líneas.

Imagen: m01229

El precio de preparar platos al horno

Cocinar recetas al horno es la opción más cara, ya que consume más energía que si las hacemos a la plancha o realizamos platos hervidos. El horno es un electrodoméstico que consume mucho: supone un 8,3 % del gasto energético de un hogar, según la 'Guía de Energía de Rankia', y, funcionando a 180 ºC, un horno de eficiencia energética tipo A tiene un consumo de unos 0,85 kWh. El precio del kWh, a 1 de junio de 2018, es de aproximadamente 0,12 euros, por lo que, de media, en una hora consumirá 0,102 euros (0,85 x 0,12 = 0,102). El gasto aumentará si hay que preparar algún alimento que precise temperaturas más altas, de entre 230 y 200 ºC, pues el consumo eléctrico será mayor que el anterior.

Cocinar con horno de gas es más económico, pues el gas es más barato que la luz y necesita menos tiempo de cocinado

Este precio cambia si se utiliza horno a gas en lugar de horno eléctrico, ya que el gas es más barato y se necesita menos tiempo para cocinar. Este tipo de energía "es una de las más demandadas a nivel doméstico, debido al bajo coste por kWh, unido a su alto poder calorífico", indica Gonzalo Lahera, codirector de Selectra, un comparador de electricidad y gas. En el caso del horno, saldrá más caro comprar uno de gas, pero a la larga resulta mucho más económico cocinar con él, por varias razones: "con la llama de gas el calor es casi instantáneo", mientras que el horno eléctrico requiere precalentar (proceso más lento) y el coste del gas es menor que el de la luz.

Cocinar a la plancha, ¿cuánto cuesta?

Hacer platos a la plancha es un método muy económico, ya sea con gas o utilizando electricidad, ya que se necesita poco tiempo para preparar el alimento. Para cocinar a la plancha, hay que precalentarla durante unos tres minutos antes y, después, casi todos los alimentos no precisan más de 4 o 5 minutos por cada lado para estar en su punto, por lo que en unos 13 minutos ya está la comida. Así, el gasto ascendería en este caso a 0,039 euros, si empleamos electricidad, y de 0,016 euros, si usamos gas.

Imagen: DanaTentis

Hervir no es solo para enfermos... ¡y se ahorra!

Las recetas de verduras, pollo o pescado hervidos tienen fama de "comida de enfermo", al ser una dieta blanda. Sin embargo, son muy sabrosas, además de sencillas de cocinar y baratas. ¿Por cuánto salen?

Las recetas hervidas son sanas, sabrosas y baratas, pues necesitan poco tiempo de cocción

Para que el agua hierva "debe llegar al punto de cocción, y eso tarda unos 15 minutos", aseguran desde la web de ciencia Xataka. Una vez en ese punto, según el alimento que queramos cocinar, debemos dejarlo más o menos tiempo (un mínimo de cinco minutos) al fuego. Si esto es así, teniendo en cuenta que el gasto del fuego de la vitrocerámica es de 1,5 kWh, gastaremos 0,5 kWh en 20 minutos. Como cada kWh de luz cuesta cuesta 0,12 euros, para hervir un plato habremos desembolsado 0,06 euros. Si preparamos la receta con gas (0,05 euros kWh), el gasto será de 0,025 euros.

Hay que tener en cuenta que cada alimento necesita después un tiempo de cocción diferente. El huevo (10/12 minutos), por ejemplo, se hierve más rápido que el pollo (unos 20 minutos) o las patatas (35 minutos); esto condicionará el coste final.

Etiquetas:

ahorro, cocina, electricidad, gas


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en