Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

^

Este es el mejor truco (y más sencillo) para ahorrar energía en casa: ¡ventilar!

Con una buena aireación de la vivienda podrá mantenerla más fresca en verano y más caliente en invierno, sin gastar dinero

Imagen: Pixabay

La mayoría de las viviendas españolas son una ruina en climatización. Los edificios consumen más energía (el 41 % del total) que el sector del transporte (33 %) o de la industria (26 %), según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE). Además, son responsables del 35 % del dióxido de carbono (CO2) que emitimos a la atmósfera. Y lo ha adivinado: los reyes del gasto energético del hogar son las calefacciones y los aparatos de aire acondicionado, ya que suponen dos tercios del consumo total de energía de un inmueble. Pero existe un truco sencillo -y también el más eficaz- para ahorrar en casa: ventilar. ¿Como hacerlo bien? En este artículo damos las claves para aprender a ventilar.

Ventilar de golpe toda la casa, con puertas y ventanas abiertas, durante unos minutos es la forma más eficaz y barata de ahorrar energía en casa, tanto en verano como en invierno

La energía en una vivienda se pierde por donde no lo vemos, en especial por el tejado y las paredes, por lo que lograr una temperatura perfecta dentro de casa sin pagar mucho dinero a la compañía de la luz, o del gas, es un verdadero quebradero de cabeza. Y es que estar calientes en invierno o frescos en verano puede suponer grandes facturas, en muchos casos, por culpa del mismo hogar. Pero existe un gesto sencillo que mejora la eficiencia energética y reduce el consumo: aprender a ventilar.

La tarea más simple -y sorprendente- que puede hacer ahorrar más energía en casa es aprender a ventilar la vivienda, tal y como recoge un extenso estudio realizado por el departamento ambiental de la Unión Europea. "Por asombroso que pueda parecer, ventilar con la técnica adecuada permite ahorrar mucha energía, tanto en verano como en invierno, mientras que garantiza una buena renovación del aire", afirma Paco Heras, biólogo y educador ambiental del Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM).

Así se ventila bien una casa

La técnica para ventilar la casa como un profesional y ahorrar dinero, dicen los expertos, es sencilla: ventile toda la vivienda de una vez. Para ello, abra bien todas las ventanas y puertas de las habitaciones. Y si tiene ventanas en distintas orientaciones, la eficacia de la ventilación se multiplica: si abre ventanas opuestas, apunta Heras, la aireación será máxima y le bastarán entre dos y tres minutos para tener su casa bien aireada.

Sin embargo, si realiza una ventilación intermitente, habitación por habitación, y dejando las ventanas solo entreabiertas, entonces necesitará más tiempo para renovar el aire. De esta manera, las pérdidas de energía, en forma de calor en invierno o de frío en verano, se multiplican.

Aprender a ventilar, señalan los expertos, también es modo más barato -y con menor consumo energético- para refrescar la vivienda en verano. Si combina este método tan sencillo con otras medidas de aislamiento que impidan la entrada de calor, destaca Heras, "los ahorros se multiplican".

Imagen: Unsplash

Airear también es bueno para la salud

La ventilación también es la mejor forma de disfrutar de un aire de calidad en el interior de casa. Una cuestión importante, si se tiene en cuenta que pasamos el 80 % de nuestra vida en ambientes interiores.

El aire que respiramos en el interior de los edificios concentra gases que son potencialmente tóxicos, como el monóxido de carbono (CO), el radón, el ozono y compuestos orgánicos volátiles procedentes de lugares no siempre conocidos. Nos pasamos la vida encerrados entre cuatro paredes, ya sean las de nuestras casas o las de la oficina, sobre todo los últimos años, por lo que cuidar la calidad del aire en estos espacios es esencial para prevenir problemas típicos relacionados con la falta de calidad del aire interior, como las afecciones respiratorias o alergias e incluso la fatiga mental.

La ventilación natural es la aireación más económica y la mejor forma de respirar un aire limpio en casa. En cuestión de pocos minutos se habrá librado de los gases y compuestos tóxicos, así como del exceso de humedad. Pero, recuerde: mejor abrir todas las ventanas y puertas "de golpe", que hacerlo poco a poco.

Plantas para respirar salud

En combinación con una buena ventilación, también colocar las plantas apropiadas en lugares estratégicos ayuda de forma eficiente a mejorar el aire que respiramos en casa, según una reciente investigación internacional publicada en Trends in Plant Science.

Los vegetales mejoran la calidad del aire por distintos motivos. Primero, porque absorben el dióxido de carbono y liberan, a cambio, oxígeno a través del proceso de la fotosíntesis. Pero, además, los vegetales aumentan la humedad del aire interior, a través de la llamada evapotranspiración realizada por los poros de sus hojas; y, de forma directa, absorben los microcontaminantes del aire, dicen los científicos, a través de la superficie externa de las hojas y también por las raíces.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en