Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

^

¿Para qué necesito un notario?

El asesoramiento de estos funcionarios públicos que ofrecen seguridad jurídica es esencial, ya sea para firmar una compraventa como para disolver una sociedad matrimonial o redactar testamento

Imagen: gettep

Para firmar la compra de una vivienda, hacer testamento, constituir una sociedad... e incluso para casarse y divorciarse. Para todas estas situaciones, y muchas más, es necesario contar con un notario, que da fe y ofrece seguridad jurídica extrajudicial. Estos funcionarios públicos resultan muy útiles y asesoran sin tener que gastar demasiado dinero. Y si por circunstancias excepcionales o de urgencia manifiesta no se puede acudir a una notaría en su horario habitual, hay también notarías de guardia. En este artículo veremos qué es un notario, sus funciones, precios y cómo acudir a uno.

Cuáles son las funciones de un notario

Son numerosas las situaciones en las que necesitamos un notario, pero es fácil que no sepamos qué es en concreto. Este profesional es un funcionario público y, como tal, está al servicio de los ciudadanos. Su función, regulada desde 1862 en la Ley del Notariado, es dar fe pública; es decir, constatar que los documentos que se firman están conformes a la ley y que los acuerdos que presencian se hacen de manera libre y consciente. Además, un notario proporciona a los ciudadanos seguridad jurídica preventiva, que consiste en prevenir el daño antes de que surja. El notario "estudia cada caso sin coste alguno y aconseja al ciudadano sobre la forma más conveniente de tratarlo, indicándole las ventajas e inconvenientes de cada opción, así como su coste final, incluyendo el de los impuestos que pueda tener que pagar", explica Raimundo Fortuñy, Decano del Colegio Notarial de las Islas Baleares y Miembro de la Comisión Permanente del Consejo General del Notariado.

Imagen: stux

Aunque quizás solo asociemos la palabra notario con la firma de hipotecas o la redacción de un testamento, su ámbito de actuación abarca mucho más. Así, intervienen en múltiples situaciones: en arrendamientos, compraventas, en las comunicaciones al ayuntamiento de las nuevas fincas transmitidas o creadas, en la constitución de usufructos y rentas o la formación del catastro inmobiliario de fincas.

Respecto a las herencias, es necesario para hacer un testamento, pero también para una declaración de herederos abintestato, el envío de fichas al registro de últimas voluntades, informar a sus beneficiarios de legados o herencias que desconocen, participan en el pago de impuestos sucesorios o la partición de una herencia, etc.

También podemos acudir al notario para disolver una sociedad conyugal, para el reconocimiento o para la emancipación de un hijo, en medidas de protección de familiares con discapacidad y medidas en caso de uniones de hecho, si queremos modificar el régimen matrimonial... y, además, también es posible casarse o divorciarse ante un notario, pues la Ley de la Jurisdicción Voluntaria les permite hacerlo desde 2015.

Y hay más, pues un notario puede estar presente en casi todas las esferas de la vida, incluso las más cotidianas y en las que quizás no imaginábamos. ¿Que en casa hay una humedad ajena a nuestra responsabilidad y queremos demostrarlo con una foto? Podemos ir al notario para que lo certifique, con lo que así nos aseguramos la validez legal de la imagen en caso de que tener que utilizarla. Y es que "todas las actuaciones de un notario están encaminadas a no tener que pasar por el juzgado", pues dota de seguridad jurídica a las personas antes de acudir a los pleitos.

Realizar trámites ante notario: sencillo y no tan caro como se piensa

Si necesitamos acudir a un notario, podemos elegir el que queramos. En España hay cerca de 3.000 fedatarios públicos, repartidos en las 17 comunidades autónomas. Una recomendación: antes de firmar definitivamente, conviene consultar con este experto cualquier detalle o duda.

Imagen: Free-Photos

¿Y costarán mucho los trámites ante notario? En general, existe la idea de que estos profesionales cobran honorarios muy elevados. En realidad, como explica Fortuñy, la retribución de un notario es "por arancel determinado por real decreto". Los notarios aplican un arancel fijo establecido por el Gobierno en 1989.

Sin embargo, la factura que pase el notario puede ser más abultada. ¿Por qué? Este recibo -que debe estar bien detallado- incluye otros muchos conceptos: el sueldo de su equipo profesional, el seguro de responsabilidad civil o la encuadernación y conservación de las escrituras, entre otras. Los usuarios muchas veces sólo asisten a la firma del acuerdo o contrato, pero este "es el resultado final de un trabajo largo, complejo, minucioso y delicado", apunta el decano del Colegio Notarial de las Islas Baleares, quien añade que está demostrado que "el coste del arancel notarial es muy inferior a los costes y daños sociales y económicos que se evitan por la intervención del notario".

Notarios de guardia, un servicio añadido

Hay casos extremos en los que se necesita acudir a un notario fuera de su horario de apertura. ¿Es posible hacerlo? Sí, pues existen notarías de guardia, que se ocupan de las urgencias. Se ocupan de las personas que, por circunstancias especiales, no pueden ser atendidas dentro del horario normal de funcionamiento de los despachos notariales. Estos casos siempre deben ser de urgencia manifiesta, imprevistos o inaplazables y serán valorados por un notario.

Etiquetas:

notario


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en