Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

^

Procuradores

Su actuación en un juicio es imprescindible para representar a las partes

No se puede desarrollar un procedimiento judicial sin la figura del procurador que, encargado de representar a las partes, actúa también de interlocutor entre el juez, el abogado y el cliente, al mismo tiempo que informa a estos dos últimos del ritmo y los pormenores del proceso. Libera del papeleo, la realización de trámites y la recepción de citaciones o notificaciones al abogado, a quien comunica el contenido de todos los documentos que llegan a su poder. Sus tarifas, denominadas aranceles, están fijadas por el Ministerio de Justicia, aunque se permite aumentarlas hasta un 12% o disminuirlas en la misma medida para favorecer la libre competencia. No obstante, sus servicios pueden resultar gratuitos si el cliente acredita que no dispone de los recursos económicos necesarios.

Funciones

La figura del procurador nació con el Derecho Romano, cuando el denominado "Procurador ad litem" se encargaba de representar a las partes en el juicio. Hoy en día, el procurador continúa encargado de esta tarea, aunque a la lista se han sumado otras muchas responsabilidades. Considerados profesionales liberales e independientes, los procuradores son licenciados en Derecho con dos facetas: una pública, que desempeñan ante los órganos jurisdiccionales, y otra privada por la que, como representantes de las partes, hacen frente a todos los trámites y papeleos que acarrea un pleito.

Su trabajo se desarrolla en estrecha colaboración con el abogado, quien se encarga de la defensa, mientras que el procurador lo hace de la representación o procura. "Lo que persigue el legislador es que la representación sea ejercida por un interlocutor fiable y con una vinculación específica al órgano judicial", explican desde el Colegio de Procuradores de los Tribunales de Cataluña.

El procurador es, por lo tanto, el encargado de recibir y firmar los emplazamientos, citaciones y notificaciones de un pleito, hacer frente a los costes que se producen -de los que debe presentar documentos que los justifiquen-, conocer los autos y participar en todos los actos y diligencias, ya que cuenta con la confianza del abogado para encargarse de las actividades procesales durante el tiempo que dure el pleito. "Los letrados depositan en la confianza del procurador todos los trámites", confirma el Colegio catalán.

Por las tareas que le han sido asignadas, está pendiente de todos los pasos que se siguen en el proceso, de manera que conoce cada detalle del mismo y está capacitado para informar al abogado de todas las resoluciones, quien a su vez dará cuenta al cliente. Él es el enlace entre el Tribunal y su representado, cuyos intereses está obligado a defender, y un estrecho colaborador de los órganos jurisdiccionales para intentar agilizar el proceso.

Por último, para contactar con un procurador que nos represente, existen tres vías de comunicación:

  • En el colegio correspondiente previa petición y selección por parte del interesado.
  • Según las recomendaciones del propio abogado.
  • Por turno de oficio, a requerimiento del Juzgado.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Derechos y deberes »

Etiquetas:

juicios, oficio, procuradores


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en