Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

^

Los efectos de la crisis continúan

La situación económica provoca el encarecimiento de las hipotecas o el aumento del paro, pero también se puede sacar provecho de algunas oportunidades

Impacto negativo

Imagen: Amir Darafsheh

La crisis que afronta el sistema financiero mundial tiene repercusiones sobre la economía doméstica y las finanzas personales de muchos españoles. Para el ciudadano común, el impacto se siente en los intereses más altos, un descenso en la concesión de créditos -particularmente en el sector de las hipotecas-, y posibles pérdidas en los planes de pensiones y fondos de inversión. Los peor parados de la mencionada crisis son los pequeños y medianos inversores que han visto perder sus ahorros en torno al 50% durante este ejercicio. Sin embargo, del terremoto financiero también se derivan aspectos positivos, sobre todo para quienes buscan una segunda vivienda o quieren dar refugio a su capital a través de depósitos bancarios.

Los sectores más afectados

La crisis afecta a todos los aspectos de la economía familiar y provoca desde limitaciones para obtener un crédito, a la pérdida del valor del piso. Los principales efectos negativos de la misma son:

  • Aumento del paro: el problema de mayor envergadura es el paro . En octubre pasado los Servicios de Empleo registraron 192.658 parados más, lo que supone un incremento del 7,3% con respecto al mes anterior. Tras este aumento, la cifra total de parados se eleva a 2.818.026, la más alta desde abril de 1996.

    Los pequeños y medianos inversores han visto bajar sus ahorros en torno al 50% durante este ejercicio

  • Menos hipotecas concedidas: las entidades financieras están limitando a las familias la concesión de financiación. Además, en algunos casos ya no bastan avales y una nómina como hasta ahora, sino que se exige el respaldo de una propiedad, o que el cliente disponga de una nómina mensual superior a los 2.500 ó 3.000 euros.
  • Créditos más caros: los ciudadanos podrán comenzar a notar un aumento en las tasas de interés de sus préstamos debido a la falta de liquidez de las entidades financieras.
  • Minusvalías en Bolsa: los inversores llevan perdido en este ejercicio cerca de un 50% de sus ahorros, que es el porcentaje que se ha dejado el Ibex-35 en el mismo, pero hay empresas que sufren caídas superiores, por encima del 60%, e incluso algunas llegan a rebasar el 100%. Quien haya invertido en la renta variable española durante este año se habrá dejado casi la mitad de su capital por el camino. También muchos de los suscriptores de fondos de inversión habrán visto descender su capital de forma importante, en especial los de contenido más agresivo.
  • Pérdida de valor de los inmuebles: los propietarios de pisos ven descender su riqueza como consecuencia de la bajada en el precio real de la vivienda. En lo referente a segunda vivienda, y según diferentes fuentes, el precio durante el último semestre ha bajado entre el 4,9% y 5,3%. De esta forma el propietario de una vivienda que hace un año estaba valorada en 260.000 euros se encontrará, después de este descenso, con que ahora vale 247.000 euros, 13.000 euros menos que hace medio año.
  • Endeudamiento de las familias: el endeudamiento de las familias españolas alcanzará este año su límite más alto y después se reducirá muy lentamente, según el último informe semestral de Caixa Catalunya. El techo de 2008 será el 143% de la Renta Bruta Disponible de las Familias (RBDF), aunque según asegura el informe, su disminución será tan lenta que "hasta 2016 podría mantenerse por encima del 120% de la RBDF".
  • Incremento de la morosidad empresarial: los impagos empresariales aumentaron un 130,5% en los nueve primeros meses del año en comparación con el mismo período de 2007, según el último índice de incumplimiento de Crédito y Caución. Este índice, que compara los niveles de impago de las operaciones comerciales a crédito entre las empresas españolas es uno de los indicativos que mide la morosidad.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto