Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

^

Árboles de Navidad baratos y ¡divertidos!

En Navidad es posible ahorrar en la confección de un árbol más divertido, entrañable y ecológico, si se utilizan materiales fáciles de tener en casa

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 16 de noviembre de 2015
Imagen: CorDesign

El árbol es uno de los símbolos indiscutibles de la Navidad. ¿Cómo hacerse con uno barato, original y sin poner en peligro el medio ambiente? ¡Hay alternativas que, además de ser económicas, respetan el entorno natural! Como se explica a continuación, si en el hogar se impone el ahorro, se pueden adquirir árboles de madera, cartón, metal... a partir de 15 euros y aprovecharlos de una Navidad a otra. Pero hay una opción aún más rentable, a la vez que entrañable y divertida: hacer en casa el árbol con libros, latas, rollos de papel, etc. ¡Las posibilidades son casi infinitas!

¿Ahorrar en Navidad? Con un árbol distinto y barato

Numerosas tiendas venden árboles cada Navidad, pero ya no son solo arbolitos de plástico que imitan a los naturales con mayor o menor fortuna. Los árboles de ahora se realizan en los más diversos materiales. Además, los hay casi de la estatura de un adulto o para poner sobre una mesa. Los precios parten desde nueve euros los más pequeños, y la media está en unos 25 euros por ejemplares de una altura de hasta un metro.

En los establecimientos comerciales o por Internet hay numerosas ofertas distintas y baratas para poder montar un árbol en casa por poco dinero. Pueden ser de hierro con ganchitos para colocar después adornos o de madera con listones, cajas de madera que se apilan formando un árbol y en cuyos estantes se ponen adornos navideños...

Existen también modelos de cartón con las piezas precortadas que se pueden armar como si del juguete de un huevo de chocolate se tratara. Los hay de color verde pino, dorados, plateados o blancos, para decorarlos después según el gusto personal. Este mismo diseño, un poco más caro, también está en madera. Las piezas vienen precortadas y se ensamblan. ¡Hasta un niño puede construirlos!

Otra opción barata son los vinilos decorativos. Por unos 30 euros se puede tener un árbol de Navidad de unos 80x60 cm colocado en la pared del comedor, la cocina, el cuarto de los niños o el pasillo. Tras las fiestas, se despega sin dejar huella y se guarda de nuevo en su embalaje, listo para el año siguiente.

Ocho árboles hechos a mano: los más baratos y divertidos

La alternativa más sostenible y barata es emplear materiales reciclados que es fácil tener en casa para crear la estructura del árbol y luego decorarlo. Los materiales y modelos son innumerables y es muy entretenido para pasar una tarde en familia. ¡Aquí van algunas propuetas!

  • Árboles hechos con libros, folios o periódicos. Para hacer un árbol con libros hay distintas opciones. Una de ellas es colocarlos abiertos por la mitad e ir haciendo una pirámide al poner uno sobre otro, para después rematar en lo alto una estrella y rodear la pirámide con una guirnalda de luces. También se pueden poner estantes en la pared (más largo en la base y menores los de arriba), ir ubicando libros y adornos navideños en ellos y, para finalizar, una estrella.

    Con folios o periódicos se harían plegando las hojas de manera triangular (como los primeros pasos de un avión de papel) y, después, colocarlas sobre una base cilíndrica (un tubo de cartón), para terminar con una estrella de cartulina o papel.

    Imagen: macinate
  • Con escaleras. Las escaleras de mano pueden dar mucho juego. Para crear un arbolito navideño se ponen abiertas y se pueden decorar con guirnaldas de luces, con cuerdas, tiras de tela... En el blog de decoración Ayuda a decorar, de Janire Montes, se pueden encontrar árboles hechos con escaleras, muy sencillos y sugerentes.

  • De cojines. Para hacer un árbol de Navidad con ellos basta con ir colocando cojines cuadrados unos sobre otros, dejando los extremos hacia afuera. Además, hay que procurar poner abajo los de mayor tamaño y encima los más pequeños. Si se tiene uno con forma de estrella para coronar el árbol, ¡mucho mejor!

  • Con dibujos de los niños o postales de amigos. Si hay pequeños en casa, pueden dibujar diferentes escenas o motivos navideños en cuartillas. Si no, se pueden utilizar las postales navideñas que se hayan recibido. Se pueden pegar en un papel de embalar o una cartulina o ubicarlas directamente en una puerta, cristal o pared. Se colocan haciendo una pirámide (siete postales abajo, cinco en la siguiente línea, cuatro más arriba, tres, dos y una arriba del todo). Si se quiere, se puede poner un ángel o una estrella arriba.

    También es posible emplear papel de embalar y que los niños dibujen la estructura de un árbol que luego irán pintando y decorando con motivos navideños y guirnaldas o espumillón.

  • Con cartón, cajas de frutas o listones de madera. Uno de los árboles más sencillos de hacer es coger un cartón (bastante duro y grande) y cortarlo en forma de triángulo. Después, se hacen agujeritos en el cartón y en ellos se meterán las luces de una guirnalda.

    El árbol de cajas de fruta (tan de moda ahora) es sencillo, pues consiste en colocarlas formando una estructura piramidal y, después, decorarlo (pintando las cajas o no) como más guste.

    Lo mismo ocurre con los listones de madera o las ramas de árbol... Cuanto más sencillos se hagan, más lucen los adornos y quedan más bonitos.

  • Con maletas, perchas. Se deben ir colgando unas perchas en otras para formar una estructura triangular y, después, decorarla con cintas de tercopelo, lana, guirnaldas finas de lucecitas...

    En el caso de las maletas, hay que colocar unas sobre otras formando una pirámide (de mayor a menor), para después rematar con una estrella arriba del todo. Si se desea, se pueden añadir guirnaldas o adornos en los espacios que quedan.

  • Con botellas o latas. Las latas y botellas de plástico pueden crear árboles muy originales y vistosos. Hay distintos tutoriales donde se enseña cómo hacerlos, como el siguiente:

  • Con washi tape. El washi tape es una cinta japonesa decorativa perfecta para manualidades y con unos cuantos rollos se pueden hacer árboles de Navidad muy sencillos y alegres. No hay más que pegar la cinta sobre una superficie haciendo la silueta de un árbol. Después, para decorarlo, se pueden utilizar estas mismas cintas de distintos colores y estampados, que pueden recortarse además para hacer círculos, estrellas, etc.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto