Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

Escuela de alimentación
^

¿Gangas de Navidad? Trucos para evitar engaños

Hay que desconfiar de productos de alta gama a un precio de chollo, en especial al comprar por Internet, y nunca se deben dar datos personales ni bancarios

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 28 de diciembre de 2015
Imagen: olly18

Jamones ibéricos que resultan no serlo, bolsos de firma a precios muy bajos, un chollo de tableta.... ¡Cuidado! Las gangas falsas son el número uno de las estafas, en especial en Navidad. En esta época, en la que se hacen muchas compras, resulta más fácil ser víctima de un engaño, en especial si se adquieren los regalos por Internet. Pero por esa razón ¡no hay que dejar de hacerlo! Basta con seguir una serie de consejos para descubrir una posible estafa y evitar que las falsas "gangas" arruinen las fiestas de Navidad.

Cerca de once millones de españoles realizan sus compras por Internet, sobre todo en Navidad, según los especialistas en seguridad tecnológica del Cuerpo Nacional de Policía. No es de extrañar ya que las adquisiciones on line permiten comparar precios de un vistazo y evitar largas colas en las tiendas al tener que probarse algo o al pagar. Pero, en ocasiones, los comercios en la Red son un caladero de víctimas, pues los estafadores muestran gangas a las que es difícil resistirse y puede ocurrir que se acaben las Navidades ¡sin chollo y sin dinero! Para evitarlo, conviene seguir las siguientes pautas

1. Desconfiar de los "chollos"

Las gangas existen, pero son pocas. Sin embargo, cualquier persona está dispuesta a intentar cazarlas, y los estafadores lo saben. Por ello, ofrecen artículos de gama alta a precios bajos. Pero si un producto está muy por debajo del coste de mercado, se debe sospechar, como indica Ruth García, técnico de seguridad del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). Si se clica en alguno de los enlaces de estas ofertas, estos conducirán a páginas infectadas de malware o a falsas tiendas on line y, una vez en ellas, pueden robar los datos bancarios y personales durante la compra.

Imagen: Need A Haircut

2. Nunca proporcionar datos personales ¡ni bancarios!

¡Son las dos informaciones que más ansían tener los timadores! Encontrar unos zapatos increíbles o el móvil más completo del mercado a buen precio no deben hacer bajar la guardia. El objetivo es conseguir los datos bancarios y personales del cliente durante el proceso de compra por Internet. Así que no hay que rellenar campos en los que pidan datos bancarios innecesarios, ni el pin de las tarjetas, bajo ninguna circunstancia.

3. Al pagar: ni dinero por adelantado ni abonar con más de una tarjeta

Es un consejo archiconocido, pero hay quien sigue cayendo en este engaño. Si mientras la compra solicitan un adelanto del pago, ¡siempre hay que desconfiar! Y el consejo es válido tanto para comercios como para las transacciones realizadas entre particulares.

Además, si se adquieren los regalos en la Red, es mejor utilizar una sola tarjeta y unificar todas las compras en ella. Además de resultar más cómodo, es más sencillo seguir su pista en caso de que haya cualquier incidencia.

4. Pagar con seguridad mediante plataformas de pago

Las plataformas de pago, como la conocida PayPal, son intermediarios que comunican a la tienda on line con la entidad bancaria. Son uno de los métodos más seguros y eficaces para abonar un producto a través de Internet, ya que realizan un cifrado de la información del cliente y, además, garantizan que todo el proceso es legítimo.

5. No comprar en cualquier tienda on line

Antes de realizar una compra, hay que estar seguros de que la tienda donde se hará es de fiar. Es de la mayor relevancia leer los términos y condiciones legales y todo lo referente a gastos de envío, etc., como señalan desde G DATA, multinacional con una dilatada experiencia en el desarrollo de soluciones de seguridad informática. Si el comercio on line no es muy conocido y levanta sospechas, se debería averiguar algo acerca de su reputación digital y consultar qué opiniones hay en Internet de otros compradores y valorar si el sitio web proporciona la suficiente confianza.

6. Cerciorarse de que se está en una web segura

Siempre que se tenga la intención de llevar a cabo una compra a través de una página web, hay que asegurarse de que su URL tiene las letras https. La "s" final significa "Secure Sockets Layer" (protocolo criptográfico que proporciona comunicaciones seguras) y siempre que esté presente en el sitio web en el que se navegue, se puede estar seguro de que los datos que allí se introduzcan estarán en buenas manos.

Imagen: Ed Yourdon

7. No comprar por Internet desde una red wifi pública

La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) del Cuerpo Nacional de Policía señala que nunca se deben adquirir artículos por Internet en redes wifi públicas (un hotel, un cibercafé, en la calle...), ya que los datos viajan a través de una radiofrecuencia pública y cualquier persona con las herramientas y el conocimiento adecuados podría capturarlos.

8. Guardar los justificantes de pago

Como en cualquier compraventa, hay que guardar una copia de la confirmación de la compra y del justificante de pago. La técnico del INCIBE explica que si hubiese algún problema durante la operación, "esta información es necesaria para efectuar una reclamación".

Además, después de realizar una adquisición por Internet, "hay que revisar los últimos movimientos de la cuenta bancaria o de la tarjeta, para descartar posibles cobros indebidos".

9. Eliminar el spam sin abrirlo

Cada cierto tiempo se debe revisar la bandeja de spam del correo electrónico ¡y nunca abrir sus mensajes! Aunque parezcan gangas de una marca muy conocida, o un chollo imposible de encontrar que ha llegado a esa bandeja "por equivocación", no hay que ser incautos. Los mensajes de spam son una de las fuentes principales de estafas en la Red.

¡Cuidado con tu WhatsApp!

¿Quién no tiene WhatsApp hoy en día? Desde los quinceañeros a los jubilados, esta aplicación mantiene a todos pegados al teléfono y sus mensajes. Por esta afición, los delincuentes han encontrado en esta app un nuevo espacio para sus operaciones.

Y es que a través de los mensajes que por WhatsApp circulan también es posible ser víctima de una de estas estafas. En ocasiones, se reciben gangas y superofertas con descuentos espectaculares provenientes de mensajes que parecen ser enviados por una gran empresa. ¡Cuidado! Pueden venir cargados de regalos, sí, pero no los deseados, sino un malware para el dispositivo móvil.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en