Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

^

Guía para reclamar a la Administración Pública

La Administración debe responder por los daños y perjuicios que ocasionen a los ciudadanos por el funcionamiento de los servicios públicos

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Última actualización: 29 de febrero de 2016

Un accidente ocurrido en plena calle como consecuencia de una mala conservación del pavimento, un error producido en un centro de salud... Todo ciudadano tiene derecho a reclamar ante la Administración y también a que esta le indemnice, si le causa un perjuicio. Pero en muchas ocasiones esto no es fácil y, al final, hay que acudir a la Justicia. En las siguientes líneas se explica cuándo y cómo reclamar o ir a los tribunales para interponer un recurso contra la Administración Pública.

1. ¿Puedo reclamar ante cualquier administración pública?

Sí. Los ciudadanos, como indica la Constitución española en su artículo 106.2, tienen derecho a reclamar y ser indemnizados por el daño que sufran (en bienes o derechos) por el funcionamiento de los servicios públicos. Y la obligación recae sobre cualquier tipo de administración pública, ya sea Administración General del Estado, comunidades autónomas, diputaciones, ayuntamientos y cualquier entidad vinculada o dependiente de otras administraciones públicas.

2. ¿Cuándo puedo reclamar?

Si una persona se lesiona en la calle o en un edificio público como consecuencia de su mal estado de conservación, puede reclamar. También debe emitir su queja, si sufre algún daño como consecuencia de la ejecución de obras públicas, etc. Los perjuicios que puede causar la Administración son de muy diversa índole y tienen la consideración de un "funcionamiento anormal" de un servicio público. Cuando se produce y la acción o la inactividad de la Administración Pública afecta a bienes materiales de la persona, sus derechos o su integridad física, el ciudadano debe reclamar y, además, hasta puede llegar a recibir una indemnización.

Los ciudadanos deben dirigir la reclamación contra el órgano administrativo que les haya perjudicado, ya sea el ayuntamiento, la diputación, etc.

3. ¿Qué pasos debo dar para reclamar?

  • Lo primero que se tiene que hacer es presentar una reclamación de responsabilidad patrimonial ante el organismo administrativo que se crea que es responsable del daño. Solo si este deniega la indemnización, se podrá pasar a solicitarla ante la Justicia.
  • El plazo para presentar la reclamación es de un año desde que se produce el hecho. Si hay un daño físico o psíquico, este periodo empieza a contarse desde la curación o desde el momento en que se determine el alcance que tienen las secuelas del daño.
  • En la reclamación se debe identificar con claridad a la persona que sufrió la lesión y especificar cuál fue el daño o lesión concretos que padeció. Junto a la reclamación hay que adjuntar todas las pruebas de las que se disponga, según el tipo de daño que haya causado la Administración. Si, por ejemplo, alguien se rompió una pierna al caer porque la acera estaba en mal estado, debe incluir fotografías, el parte médico de urgencias, la declaración de algunos testigos presenciales... es decir, todas las pruebas posibles que demuestren las malas condiciones de la calzada.
  • La Administración tiene que resolver el expediente en el plazo máximo de seis meses desde que el escrito de la reclamación entra en el registro. Es muy importante tener en cuenta que si la Administración no resuelve el expediente en este plazo, se debe entender que la pretensión de la persona ha sido desestimada, por lo que se denomina silencio administrativo (es decir, no hay contestación de la Administración).
  • Si desde la Administración se deniega la indemnización, se puede interponer un recurso ante los juzgados y tribunales de la jurisdicción contencioso-administrativa. Esta interposición requiere que el interesado esté representado y asistido técnicamente por un abogado. El plazo para hacerla será de dos meses desde que se produjo la notificación de la resolución.

4. ¿Dónde presento la reclamación?

Se puede presentar una reclamación contra la Administración Pública en los registros de cualquier órgano administrativo de la Administración General del Estado. También en los de cualquier administración de las comunidades autónomas o de una entidad integrante de la Administración local (si han suscrito un convenio con la Administración del Estado). Además es posible presentar la reclamación en las oficinas de Correos y, desde fuera de España, en las representaciones diplomáticas o en las oficinas consulares en el extranjero.

5. Requisitos para reclamar a la Administración

  • El daño o perjuicio sufrido por un ciudadano tiene que ser evaluable económicamente e individualizado en una persona o grupo de personas. Debe producirse un daño en el patrimonio, en los derechos o la integridad física del ciudadano, incluyendo los daños morales. Y es necesario que se pueda valorar y cuantificar para poder indemnizar al afectado.
  • Debe proceder directamente de una actuación negligente de la Administración Pública.
  • Para tener derecho a una indemnización, siempre se tiene que probar la relación de causalidad entre el daño y la Administración Pública. Esto conlleva presentar partes médicos, fotografías, testigos... toda clase de documentos que puedan probar la conexión entre el daño y el funcionamiento de la Administración.

¿Cómo reclamar una deuda a la Administración?

La crisis ha provocado un incremento de la morosidad y de los impagos entre las empresas, pero también entre las empresas y la administración pública. La pregunta es, ¿cómo podemos reclamar una deuda cuando la administración nos debe dinero?

  • Las administraciones deben pagar en un plazo máximo de 30 días, y pasado el mismo se produce formalmente el impago de la administración
  • Debemos reclamar por escrito a la administración deudora para que pague, incluyendo los intereses de demora.
  • La administración en cuestión debe contestar en el plazo de un mes. Si contestase en ese plazo, finaliza el procedimiento.
  • Si la Administración no contesta en un mes, se entiende reconocido el vencimiento del plazo de pago y se puede formular un recurso contencioso-administrativo contra la inactividad de la administración.
  • Podemos solicitar como medida cautelar el pago inmediato de la deuda, medida que el juez adopta casi siempre. No lo hará si la administración acredita que no concurren las circunstancias que justifican el pago o que la cuantía reclamada no corresponde a la que es exigible.
  • Si el recurso llega a su final y la sentencia es favorable al acreedor, la administración demandada deberá pagar las costas del proceso.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en