Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

Mercadillos de Navidad, ¿cómo devolver una compra y reclamar?

Al adquirir un artículo o producto en un mercado navideño se tienen los mismos derechos que si se hiciera en cualquier otro establecimiento

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 25 de diciembre de 2017
Imagen: gpointstudio

¿Ha comprado un bolso, unos pendientes o una vela artesanal en un mercadillo navideño y quiere hacer una devolución o reclamar? Puede hacerlo. También es posible reclamar si lo adquirido no está en buenas condiciones. Así lo dice la ley. Pero para contar con estas garantías hay que tener el tique de compra, como ocurre en las tiendas convencionales, y, por supuesto, adquirir en mercados que tengan licencia, y nunca en puestos ilegales. En este artículo se explican todos los consejos para devolver una compra y reclamar en un mercadillo de Navidad.

Mercadillos navideños, con todas las de la ley

La Navidad es la época de mercadillos por excelencia. Las plazas y calles principales de casi todas las localidades de España se llenan en estas fechas de vistosos puestos donde se pone a la venta artesanía, ropa, juguetes o alimentos. Y cientos de ciudadanos se lanzan a comprar en ellos, a la búsqueda de un capricho o del mejor regalo para estas fiestas. Pero ¿sabía que los mercados de Navidad deben seguir unas normas? ¿Y conocía que se puede reclamar o devolver una compra?

Los mercadillos de Navidad se consideran venta ambulante y existe una regulación para que estas ventas se produzcan en las mismas condiciones que en una tienda cualquiera. La normativa que rige la venta ambulante es el Real Decreto 199/2010, de 26 de febrero por el que se regula el ejercicio de la venta ambulante o no sedentaria. Además, las comunidades autónomas y los ayuntamientos tienen su propia normativa al respecto. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, la venta ambulante y, por ende, los mercados de Navidad están regulados en la Ley 1/1997, de 8 de enero, y su decreto de desarrollo 17/1998, de 5 de febrero.

Imagen: Gellinger

Mercados de Navidad: derecho a devolver y reclamar

En los mercados navideños es posible encontrar productos que no se hallan en otro tipo de tiendas, pues muchos son artesanales y no se distribuyen a establecimientos convencionales. Además, cuentan con artículos específicos para la Navidad que solo se localizan en estos puestos. Por todo ello, ¡merece la pena visitarlos! Pero, eso sí, no hay que olvidarse de los derechos que en ellos se tienen como consumidores, que son "los mismos que al comprar en otro establecimiento", como recuerda Ana María Sánchez, experta en consumo y trabajadora de una oficina municipal de información al consumidor.

Si lo que se ha adquirido no está en buenas condiciones o es defectuoso, se tiene derecho a devolverlo en un plazo de tiempo determinado. Hay que ser precavido a este respecto, ya que, aunque algunos de estos mercados se instalan durante toda la Navidad, otros solo están unos días... Por eso, para evitar disgustos, es importante comprobar cuanto antes que todo está en buen estado.

Además, los puestos de estos mercadillos de Navidad tienen que tener hoja de reclamaciones. No se debe dudar en pedirla, si se tiene algún problema con el artículo o con el trato recibido durante la compraventa. El vendedor tiene la obligación de entregarla y en el caso de que no lo haga, se debe llamar a la policía local para que acuda de inmediato. Tras rellenar la hoja de reclamaciones hay que llevarla a la oficina del consumidor.

Y no hay que perder de vista tampoco que los productos de los mercados de Navidad deben cumplir las normas de etiquetado, envasado, presentación... y tienen garantía.

Mercado de Navidad: ¡no olvide pedir el tique!

Una pulsera, un pañuelo, magdalenas, un cuenco de barro... sea lo que sea lo que se compre en un mercadillo de Navidad, los vendedores tienen que dar un tique de compra, un justificante de la transacción. ¡Es muy importante! ¿Por qué? Porque ese pedazo de papel "es lo único que nos servirá en caso de tener que poner una reclamación", asegura Ernesto Fernández, vigilante de un mercadillo municipal. Si se necesita o se quiere factura, también se tiene derecho a solicitar que la emitan sin poner objeción alguna.

Para aumentar la seguridad como consumidores, el vigilante señala que no está de más hacer fotos al tique y guardarlas bien, como también a la autorización del puesto navideño, por si hubiera que hacer una reclamación.

¡Cuidado con los puestos ilegales!

Al comprar en un mercadillo de Navidad se tienen casi los mismos derechos que si se hiciera en un establecimiento al uso. Pero ¡cuidado! Para poder hacer devoluciones y reclamar, hay que adquirir los artículos y productos en mercados y puestos legales, que cuenten con licencia. Si se opta por comprar objetos en los puestos navideños ilegales, no se tiene derecho alguno como consumidor.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en