Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Economía

^

7 trucos para que nuestro bolsillo supere la vuelta al cole

Reaprovechar el material escolar, remendar los uniformes o tomar prestados los libros de texto ayuda a ahorrar

Imagen: White77

El inicio del curso escolar promete, un año más, traer consigo una factura difícil de asumir. En 2017, las familias españolas gastaron de media 400 euros en la vuelta al cole, según un análisis del portal Ofertia: 150 euros en libros de texto, 133 en ropa y uniformes y 117 en material escolar. No obstante, el coste difiere mucho en función de si los niños acuden a un colegio público o privado y de si se tiene que pagar matrícula, ir a actividades extraescolares o comer en el centro educativo. En tal escenario, el gasto puede aumentar por encima de los 700 euros. Por eso, cualquier consejo es bueno para intentar ahorrar. A continuación damos siete.

1. Heredar los libros de texto

La compra de los libros de texto se lleva gran parte del dinero destinado a la vuelta al cole, por ello, heredar no es una mala opción. Si utilizamos volúmenes de segunda mano de nuestros amigos o conocidos o, simplemente, vamos pasándolos de uno a otro de nuestros hijos a medida que vayan creciendo, disminuiremos mucho el gasto al inicio de curso.

Si tenemos intención de reutilizar los libros con otros hijos, podemos recomendarles que escriban en ellos siempre a lápiz; de este modo, al final del curso podremos borrar las anotaciones y dejarlos como nuevos. También podemos forrarlos antes de empezar a usarlos, así se conservarán mejor y será más fácil reutilizarlos.

2. Aprovechar el alquiler de libros digitales

Si no podemos comprarlos, ¿por qué no alquilarlos? Algunas plataformas de venta online permiten alquilar libros de texto, pero solo en formato digital, por lo que en función de la política del colegio puede no ser una opción válida. Google Play Libros también deja alquilar las versiones digitales de algunos ejemplares e, incluso, leerlos sin conexión a Internet y añadir marcadores, poner destacados o tomar notas.

3. Comparar antes de comprar

Si preferimos que nuestros hijos estrenen libros de texto, lo conveniente para poder ahorrar es comparar ofertas. Hay que recordar que no es obligatorio adquirirlos en el centro escolar, una opción que no siempre es la más barata. Los grandes establecimientos comerciales y las plataformas virtuales suelen resultar las alternativas más económicas, por delante de las librerías de barrio, pues muchas veces guardan ofertas muy atractivas.

En algunos casos, por ejemplo, regalan 10 euros por compras superiores a 90 euros en títulos de primaria y secundaria. En otros, no son euros sino porcentajes, como un 5 % de regalo al adquirir libros de texto antes de una determinada fecha.

4. Usar los descuentos de los bancos

Aunque muchos no lo sepan, es probable que el banco pueda ayudar a ahorrar en la compra de los libros de texto. ¿Cómo? Gracias a los descuentos que ofrece, sobre todo, al pagar con sus tarjetas. Algunas entidades suscriben convenios con grandes librerías para brindar descuentos atractivos a sus clientes en las adquisiciones de libros de texto.

5. Material escolar: aprovechar las marcas blancas

Para empezar, debemos tener claro que no es necesario que todo sea nuevo. Es habitual que año tras año acumulemos grandes cantidades de material a medio usar, como lápices de colores, estuches, bolígrafos o reglas. Si enseñamos a nuestros hijos a cuidarlo, podremos reaprovecharlo durante el siguiende curso. Lo mismo ocurre con la mochila: no es preciso adquirir una nueva en cada curso. En cualquier caso, si necesitamos comprar, lo mejor será comparar opciones y no descartar las marcas blancas, que pueden esconder verdaderas gangas.

Imagen: darkmoon1968

6. Uniforme escolar: comprar una talla más

Ya sea el uniforme o el chándal de educación física, un buen sistema para ahorrar es reaprovechar el de un hijo para el siguiente o el de algún amigo o conocido. También se pueden remendar las prendas maltrechas con las clásicas coderas o rodilleras para no tener que adquirir un nuevo uniforme de un curso a otro si el niño tiene la misma talla.

Otro truco es comprar una talla más, por ejemplo, de los pantalones: se les puede hacer un dobladillo para ajustarlos a la talla actual y, luego, descoserlo para que pueda aprovecharse cuando crezca.

7. Aprovechar las ayudas del Estado

El Ministerio de Educación otorga ayudas para la adquisición de libros de texto, material didáctico e informático a los alumnos de educación primaria y secundaria, centros españoles situados en el exterior y el Centro para la Innovación y el desarrollo de la Educación a Distancia. El Ministerio también concede ayudas para que los alumnos participen en actividades extraescolares.

También habría que mirar las ayudas propias de cada comunidad autónoma, como las becas de comedor o las ayudas para facilitar el desplazamiento de los alumnos a los centros de enseñanza.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos


HelpMyCash

Otros servicios


Buscar en