Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Trabajo

Tipos de contenidos: Economía

Λ

Trabajar en días festivos

Si se trabaja en festivos sin estar recogido en el contrato laboral, las horas se remuneran como extraordinarias

  • Autor: Por MARTA BURGUÉS
  • Fecha de publicación: 31 de diciembre de 2008
Imagen: Kecko

Mientras todos se divierten, hay personas que deben trabajar los domingos, en Nochebuena o el día de fin de año... Aunque casi todo el mundo prefiere pasar los días festivos en familia, ir al cine, pasear o relajarse, trabajar en fiesta es, cada vez, más común. Incluso en aquellos trabajos que, en principio, tienen establecida una jornada laboral diurna de lunes a viernes.

Para determinar el coste que tienen las horas trabajadas en días festivos, sea por una punta excesiva de trabajo, por asistir a una feria o congreso o porque el tipo de trabajo lo requiere, hay que dirigirse al convenio laboral o, de forma específica, a cada uno de los contratos laborales. Muchas veces el horario y el pago de los días de fiesta se acuerda directamente con la empresa (en este caso, depende de la política de cada compañía), pero la norma general es que si en la distribución de las jornadas de trabajo se han incluido días festivos, éstos serán remunerados como horas normales de trabajo, según señalan desde Consulta tu derecho. En el caso de que se trabaje en días festivos sin estar recogido en el contrato de trabajo o en el convenio laboral, sin embargo, las horas trabajadas se remuneran como extraordinarias.

En las jornadas de trabajo se establecen tres clases de descanso:

  • Intrajornada
  • Descanso diario entre las jornadas sucesivas
  • Descanso semanal, que no tiene por qué coincidir con días festivos, y al que se añaden también éstos, salvo que por convenio o contrato se trabaje en los mismos como jornada ordinaria y se traslade el descanso de éstos a otros días.

¿Cuándo descansan los trabajadores que realizan su tarea en días de fiesta? Al trabajar en festivo, la ley establece un descanso entre semana. La Directiva 93/401 señala que los trabajadores disfrutarán de un descanso mínimo semanal ininterrumpido de 24 horas, que no absorbe, sin embargo, el periodo de descanso diario, lo que significa que éste se le debe añadir. El trabajador, por tanto, tiene derecho a un descanso de 35 horas ininterrumpidas por cada periodo de siete días. Para dar cumplimiento a lo dispuesto sobre el descanso semanal, los estados miembros de la Unión Europea pueden fijar un periodo de referencia de hasta 14 días.

Este ritmo de trabajo, sin duda, afecta a las relaciones personales y de familia, una de las mayores desventajas de realizar la jornada laboral "a pie cambiado". Este tipo de jornadas no fijas afecta, especialmente, a las personas con hijos pequeños, por lo que no resulta extraño comprobar en las estadísticas que gran parte de los trabajadores que realizan tareas en festivo son estudiantes, "singles", o personas sin cargas familiares.

De noche, o por turnos

Imagen: Bob Jagendorf

Hay trabajos que exigen trabajar en sábados, domingos o en festivo. Así lo hacen, por ejemplo, camareros, jefes de sala de restaurantes o bares, médicos, teleoperadores o trabajadores de una fábrica que está en constante ritmo... En algunos casos, además, se debe trabajar por las noches, o bien hacerlo por turnos.

Según el Estatuto de los Trabajadores, se considera trabajo nocturno el realizado entre las 10 de la noche y las seis de la mañana. La jornada de trabajo durante la noche no puede exceder de 8 horas diarias de promedio, en un periodo de referencia de 15 días, y, además, no está permitido realizar horas extraordinarias. Se considera que un trabajador es nocturno cuando realiza normalmente en este periodo una parte no inferior a tres horas de su jornada diaria de trabajo. También cuando se prevea que puede realizar durante la noche una parte no inferior a un tercio de su jornada de trabajo anual.

Trabajar de noche tiene una retribución específica y una protección adaptada a la naturaleza de la labor

Las personas que realizan su trabajo durante la noche deben gozar de un nivel de protección en materia de salud y seguridad adaptado a la naturaleza de su trabajo, incluyendo servicios de protección y prevención apropiados, y equivalentes a los de los restantes trabajadores. La retribución de este tipo de labor es específica, y se determina en la negociación colectiva, salvo que el salario se haya establecido atendiendo a que el trabajo sea nocturno por su propia naturaleza o se haya acordado la compensación de este trabajo por descansos.

El trabajo por turnos es la ocupación sucesiva de los mismos puestos de trabajo por distintos trabajadores con un propósito de saturación de las instalaciones o de atención permanente al público. Es un modo de trabajo que, además, exige al trabajador rotaciones o cambios de horarios según periodos determinados de días o semanas. Según los expertos, ambas distinciones del trabajo a turnos han de darse "conjuntamente", y no puede hablarse de trabajo por turnos si sólo hay una ocupación sucesiva de los mismos puestos sin rotación de horario (por ejemplo, cuando existe una jornada de mañana y una jornada de tarde para la ocupación de los mismos puestos, pero no varía la adscripción de trabajadores a una u otra). Tampoco es un trabajo por turnos aquél en el que se producen cambios horarios para un mismo trabajador, incluso por periodos por la ocupación sucesiva de los mismos puestos de trabajo para saturación de instalaciones o atención permanente al público, sino por otras necesidades o convenientes del servicio.

TELEOPERADORES

Los teleoperadores realizan un servicio permanente, razón por la que los días festivos se convierten en días laborables. La mayoría de estos trabajadores están sometidos a una jornada laboral continuada que, en ocasiones, se prolonga; por ello, en esta labor se impone la flexibilidad, y el teleoperador realiza un cómputo semanal o mensual de horas de trabajo acordado de antemano con la empresa.

Trabajar como teleoperador permite, en principio, disponer de una gran libertad en cuanto a las franjas horarias, motivo por el que este trabajo atrae a muchos estudiantes, que pueden compatibilizar su asistencia a clase con una actividad que les proporciona unos ingresos extra. La realidad, sin embargo, es que en la mayoría de los casos los horarios y el tiempo de trabajo están condicionados por la máxima y la mínima afluencia de llamadas.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto