Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Tipos de contenidos: Educación

^

Investigadores de EE.UU. descubren una proteína clave para comprender el complejo funcionamiento del oído humano

Este hallazgo puede dar lugar a nuevos tratamientos contra la sordera

  • Fecha de publicación: 14 de octubre de 2004

Un grupo de investigadores estadounidenses, pertenecientes a la Universidad de Virginia, la Escuela de Medicina de Harvard y el Instituto Médico Howard Hughes, entre otras instituciones, aseguran en la revista "Nature" haber identificado una función y un componente hasta ahora desconocido en las microscópicas estructuras sensoriales del oído interno. En su opinión, este hallazgo es clave para comprender el funcionamiento del oído humano y explicar la forma en que tiene lugar el complejo proceso de la audición en los vertebrados.

Se trata de un "canal molecular", una proteína, la TRPA1, que es capaz de convertir las ondas sonoras procedentes del exterior en señales eléctricas, que después son transmitidas al cerebro. Se trataría, pues, de una de las fases iniciales en el proceso de la audición, aquella que consigue "traducir" en impulsos cerebrales los diferentes sonidos y "transmitirlos" después para que podamos comprenderlos y extraer de ellos información útil.

Los científicos creen que el proceso implica la existencia de una suerte de circuito microscópico, con poros que se "abren" y se "cierran" para permitir que las cargas eléctricas lleguen a las células que recubren estas diminutas estructuras capilares.

Tratamientos contra la sordera

La identificación de dicha proteína y del gen que codifica la misma podría permitir en el futuro el desarrollo de nuevos tratamientos contra la sordera. La TRPA1 funciona formando un canal, parecido a una caracola, en la membrana celular de los capilares que recubren el oído interno. En ausencia de sonido, el agujero permanece cerrado, pero cuando algún sonido llega hasta la proteína, todo el agujero se abre como si se tratara de una trampilla, permitiendo que los iones de potasio y de calcio fluyan dentro de las células. Dado que estos elementos portan una carga positiva, se genera una señal eléctrica que es interpretada por el cerebro.

La TRPA1 se concentra en las estructuras capilares del oído interno y los científicos, en experimentos con ratones y peces cebra, han comprobado que si se inhibe su producción en el oído interno, las células auditivas no son capaces de hacer bien su trabajo.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto