Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Escolar

Tipos de contenidos: Educación

^

Trucos para ahorrar en los gastos escolares

Iniciado el curso, los gastos en material escolar y otros recursos aumentan, pero hay varios trucos para conseguir que las facturas no se disparen

Imagen: angelocesare

Compartir libros de texto, intercambiar material escolar, estudiar idiomas gratis o contratar un plan especial de Internet en casa son algunas opciones para ahorrar unos euros una vez iniciado el curso escolar. En este artículo se detalla cómo poner en práctica estas medidas, con motivo de la celebración del Día Mundial del Ahorro.

Intercambiar libros de texto y de lectura

Ahorrar en la compra de libros de texto es el principal objetivo de las familias, ya que supone el mayor desembolso al inicio del curso escolar. Pero el gasto no termina ahí. A lo largo del periodo lectivo, es frecuente que los estudiantes deban adquirir libros de lectura o textos de consulta, que encarecen la factura inicial en esta partida. Para estos casos, se puede recurrir al préstamo en bibliotecas, entre personas conocidas o en redes de intercambio como las siguientes:

  • Llibrey. Esta es una red social creada por S.O.S. Escolar y la Generalitat valenciana para las familias de la comunidad. Estas ofrecen los libros de texto que ya no necesitan y solicitan los del nuevo curso escolar. El intercambio es gratuito y "no es necesario ofrecer libros para poder recibir", aunque se pide cuidarlos bien para que sean válidos de cara al siguiente curso.

  • Donaz. A través de un buscador de libros, es posible localizar los ejemplares que se necesitan y realizar el proceso de intercambio. Previamente, hay que registrarse y rellenar un formulario con los libros que se está dispuesto a donar.

  • Libros Compartidos. Consiste en una red de intercambio gratuito de libros de papel. El proceso de registro coincide con el anterior: hay que crear una cuenta, detallar los libros que se quieren intercambiar y solicitar los que interesan. El único coste es el de envío y recepción de los libros (5,17 euros, solo para la península). En la actualidad, hay casi 19.000 títulos disponibles.

Ahorrar en material escolar

El material escolar es la segunda partida más importante de gasto, de ahí que también se hayan creado varias redes de intercambio y venta económica:

  • Truequebook. "Los uniformes, los patines, los maillot de gimnasia rítmica, los kimonos de karate o las raquetas de pádel" son los objetos susceptibles de intercambio en Truequebook. Las personas interesadas pueden registrar e intercambiar el material utilizado durante el curso escolar y que está en buenas condiciones para que lo usen otros estudiantes. Es posible asociar el objeto con el colegio donde cursan los alumnos que lo emplearon.

  • Adquirir material a precios rebajados. Otra opción pasa por adquirir el material en páginas web que rebajan el precio original de venta, ya que los productos no siempre corresponden a la temporada actual. Es el caso de Amazon y otros portales, donde mochilas, estuches, libretas o pinturas tienen un coste inferior. En general, se proponen varias ofertas para cada producto.

En cualquier caso, conviene estar pendiente de las ofertas de muchos comercios al comienzo del curso y optar por la compra de material en grupos, ya que en ocasiones es posible obtener descuentos si se adquiere material para varios estudiantes a la vez.

Aprender idiomas gratis

Los centros de autoaprendizaje están equipados con material didáctico y recursos audiovisuales para que todas las personas interesadas practiquen otras lenguas. Son habituales en bibliotecas, escuelas de idiomas, mediatecas o universidades, por lo que todas las personas tienen acceso a ellos. Los recursos varían en función del lugar donde se ubiquen, para adaptarse a los intereses de las personas que atienden: hay material infantil, películas para los estudiantes adultos y, en general, libros para todas las edades. Si se prefiere, es posible estudiar idiomas a través de aplicaciones de móvil o Internet, ya que diversas páginas web y otras herramientas fomentan el aprendizaje on line. Incluso es posible mejorar la pronunciación.

  • Subinglés. Aprender inglés escuchando canciones es un modo ameno de practicar esta lengua. Subingles.com propone vídeos musicales subtitulados, combinados con ejercicios que recogen las letras de los temas con espacios en blanco, eliminados para que los oyentes los rellenen a la vez que los escuchan. Al final de la canción se puede comprobar el número de aciertos.

  • Forvo. Esta página web cuenta con clips de audio pronunciados por los mismos usuarios. Se puede elegir el idioma y la categoría que interesa. Hay más de dos millones de pronunciaciones registradas en más de 300 lenguas e, incluso, según acentos regionales. Las personas registradas graban sus pronunciaciones y todos los interesados pueden acceder a ellas.

Contratar el servicio de Internet doméstico más barato

Contratar un servicio de Internet en casa es casi una cuestión básica para los estudiantes. La Red es una gran base de datos donde se documentan, acceden a información para realizar trabajos, páginas web para practicar idiomas, recursos educativos, etc.

La web Comparaiso.es analiza las distintas ofertas de las compañías para encontrar el mejor precio. Así ha elaborado una lista con las mejores ofertas de ADSL para estudiantes. Algunas promociones se contratan solo durante el curso y se pueden dar de baja al finalizar este (sin permanencia), otras proponen ofertas combinadas de ADSL y móvil o admiten darse de alta sin necesidad de instalar una línea de teléfono.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto