Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Extraescolar

Tipos de contenidos: Educación

^

Metas educativas Iberoamérica 2021

Los países iberoamericanos se plantean los objetivos educativos que quieren alcanzar dentro de doce años

Imagen: Jesús Sánchez

Bajo la premisa fundamental de que la educación es una herramienta primordial para el desarrollo, los países iberoamericanos han aprobado la propuesta "Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los bicentenarios". El objetivo es lograr que a lo largo de la próxima década estudien más alumnos, durante más tiempo, con una oferta de calidad reconocida, equitativa e inclusiva en la que participen la gran mayoría de las instituciones y sectores de la sociedad.

Con vistas al periodo comprendido entre el año 2009 y el 2021, en el que la gran mayoría de países iberoamericanos conmemorarán los doscientos años de su independencia, los ministros de Educación de los países iberoamericanos, entre los que se encuentra España, aprobaron el pasado mes de mayo en la XVIII Conferencia Iberoamericana la propuesta "Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los bicentenarios", en la que adquirieron el compromiso de elaborar entre todos un programa de actuación donde se establezcan los objetivos que la educación iberoamericana debe alcanzar en el 2021.

Esta propuesta no es banal, surge ante la evidencia formal del enorme retraso educativo de la población iberoamericana respecto a otras regiones, con algunos datos alarmantes como que casi el 10% de la población es analfabeta (34 millones de personas) o que el 40% de los jóvenes y adultos (110 millones de personas) no han terminado sus estudios de educación primaria. Por supuesto, existen diferencias muy significativas entre los distintos países que componen la región e incluso dentro de ellos; por ejemplo, mientras que en Uruguay la tasa de analfabetismo alcanza únicamente al 2,2% de la población, en Guatemala esta cifra supera el 25%. No obstante, las razones de este retraso son las mismas en todos los países, consecuencia de dos de las características más profundas de la región: la pobreza y la desigualdad.

Teniendo en cuenta este contexto, la propuesta recoge once metas educativas que conforman el núcleo central de la educación que se quiere alcanzar para las nuevas generaciones, y que constituyen la fórmula para lograr que la generación de los bicentenarios sea la más y mejor educada de la historia iberoamericana:

Comprometer a la sociedad con la educación: además de los agentes que normalmente intervienen en el funcionamiento del sistema educativo, para que el impulso a la educación sea generalizado se debe implicar a un mayor número de sectores de la sociedad en su desarrollo.

Educar en la diversidad: minorías étnicas, alumnos que se encuentran en condiciones sociales desfavorables o que presentan necesidades educativas especiales son algunos de los grupos que los sistemas educativos deben atender mediante el fortalecimiento de políticas compensadoras y atentas a la diversidad.

Extender la educación temprana: uno de los primeros pasos que se han de dar para conseguir el desarrollo educativo consiste en garantizar la educación infantil o inicial a todos los niños desde sus primeros años de vida, especialmente para aquellos que se desenvuelven en entornos sociales más desfavorables.

Universalizar la educación básica: siguiendo con el anterior paso, esta meta persigue asegurar que todos los niños iberoamericanos de forma equitativa estudien durante al menos 12 años; esto sólo será posible si se crean asimismo programas que insten a las familias a mantener a los hijos en la escuela o iniciativas para la mejora de la calidad de la enseñanza.

Asegurar que todos los alumnos alcancen las competencias básicas: no basta con lograr la generalización del acceso a la educación, también hay que procurar que el currículo educativo que se imparta esté dirigido a alcanzar aquellas competencias imprescindibles para incorporarse a la sociedad de forma activa o para proseguir con estudios superiores.

Incrementar el acceso de los jóvenes a la enseñanza postobligatoria: esta meta está dirigida a conseguir que el mayor número de alumnos posible continúe con sus estudios secundarios superiores o de formación profesional, de modo que el abandono del sistema educativo no se produzca una vez cumplida la etapa obligatoria.

Conectar educación y empleo a través de la educación técnica profesional: desarrollar una oferta de educación profesional innovadora que se base fundamentalmente en las competencias profesionales demandadas por la sociedad, de modo que se pueda incrementar gracias a ella la competitividad profesional de la población iberoamericana.

Educar a lo largo de toda la vida: centrarse no sólo en los más pequeños, sino atender también a las necesidades educativas de los jóvenes y adultos, universalizando la alfabetización y la educación básica y proporcionándoles las oportunidades suficientes para que se pueda extender el capital del conocimiento en Iberoamérica.

Cuidar el desarrollo profesional de los docentes: para mejorar la calidad de la educación es fundamental que el profesorado esté lo suficientemente preparado y motivado para ejercer su labor. Por eso, es necesario atender a su formación inicial y permanente y, por supuesto, a sus condiciones laborales, planteando a la vez estrategias y programas de innovación que faciliten la tarea docente.

Contribuir a la configuración del espacio iberoamericano del conocimiento y a la investigación científica: respecto a la educación superior, la meta fundamental es lograr el desarrollo del espacio iberoamericano del conocimiento, reforzando la creación de redes universitarias de posgrado, la movilidad de estudiantes e investigadores y la colaboración de estos últimos entre ellos.

Conseguir más recursos para la educación e invertir mejor: ninguna de estas metas se podrá alcanzar si no se dispone de los recursos económicos suficientes; en este sentido, es necesario realizar un estudio riguroso del coste económico que supondrá para cada país y conseguir una respuesta solidaria de los países que tengan mayor potencialidad económica.

Organización de Estados Iberoamericanos

Imagen: oei

Desde su nacimiento en 1949, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), organismo internacional de carácter gubernamental para la cooperación entre los países iberoamericanos en el campo de la educación, la ciencia, la tecnología y la cultura, trabaja para conseguir el mayor progreso educativo posible de los Estados miembros, fomentando el desarrollo de la educación, colaborando en la transmisión e intercambio de experiencias y contribuyendo a la difusión de la cultura iberoamericana entre otras actuaciones.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto