Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Extraescolar

Tipos de contenidos: Educación

Navidad 2014
Λ

Practicar matemáticas en verano

Los estudiantes con dificultades en matemáticas pueden aprovechar los meses estivales para reforzar y repasar los contenidos básicos de la materia

  • Autor: Por MARTA VÁZQUEZ-REINA
  • Fecha de publicación: 15 de julio de 2011

Sumar, restar, multiplicar y dividir. Las operaciones matemáticas básicas pueden ser un divertido entretenimiento para algunos estudiantes, pero una tarea difícil, e incluso aburrida, para muchos otros, que al finalizar el curso han quedado rezagados en esta asignatura respecto a sus compañeros de clase. Pero no está todo perdido. Estos alumnos pueden aprovechar el tiempo disponible durante los meses de verano para ponerse al día en la materia a un ritmo más pausado y adaptado a sus necesidades.

Como ocurre con otras materias técnicas, el aprendizaje de las matemáticas es más una cuestión de práctica que de estudio. Por eso, las largas jornadas de los meses estivales son una buena ocasión para que los niños y jóvenes que han tenido dificultades con esta asignatura durante el curso académico repasen las principales técnicas y operaciones de cálculo.

Por una parte, los estudiantes están más descansados que durante el año académico y, por tanto, dedicar un pequeño periodo de tiempo diario a realizar ejercicios matemáticos no resulta tan tedioso. Por otra parte, los padres tienen en general más disponibilidad, de modo que les resultará más fácil ayudar a sus hijos con estas tareas y estar pendientes de que se llevan a cabo de forma efectiva.

Por dónde empezar

Antes de establecer las pautas y la planificación del trabajo diario que va a realizar el estudiante, es importante conocer cuáles son los contenidos curriculares de la materia que necesita reforzar o aprender. Hay que tener en cuenta que el aprendizaje de las matemáticas es progresivo y no se pueden abordar algunos ejercicios si antes no se dominan los cálculos y operaciones básicas que los sustentan. No se puede pretender que un alumno resuelva de modo eficaz multiplicaciones por dos cifras si no tiene bien aprendidas las tablas de multiplicar.

El tutor puede recomendar los materiales más adecuados para trabajar la asignatura en verano

Es recomendable consultar de forma previa con el tutor del alumno, para que proporcione orientaciones claras sobre los distintos aspectos de la materia que hay que trabajar y el orden que hay que seguir para practicarlos. El tutor es también la figura idónea para obtener recomendaciones sobre los materiales más adecuados que se pueden utilizar para trabajar la asignatura.

Una vez delimitados los contenidos esenciales que necesita reforzar el estudiante, es aconsejable marcar una pauta diaria de trabajo para que avance poco a poco en la materia. Se pueden combinar distintas estrategias y recursos, de modo que el aprendizaje resulte más motivador y menos aburrido para el alumno.

Cuadernillos de cálculo

Uno de los materiales más recomendados por los docentes para repasar y reforzar los contenidos matemáticos son los cuadernillos de cálculo. Estos recursos didácticos centran sus contenidos en la práctica lineal de una operación matemática determinada, como sumas con llevadas, multiplicaciones por dos cifras o divisiones por una cifra, entre otras. Las distintas editoriales de libros de texto publican cada año colecciones específicas de estos materiales que se pueden consultar en el catálogo digital de la Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto (ANELE).

Lo importante no es terminar rápido los ejercicios, sino resolverlos bien

El alumno puede dedicar entre 10 y 20 minutos diarios (en función de su edad y la dificultad de las operaciones) a completar los ejercicios, aunque debe ser consciente de que lo importante no es terminarlos rápido, sino resolverlos bien. Es esencial que, una vez ejecutados, un adulto repase los resultados y que el estudiante corrija las operaciones incorrectas para que no vuelva a cometer los mismos errores.

Cuadernillos digitales

Gracias a las nuevas tecnologías, también es posible generar a través de la Red cuadernillos de cálculo personalizados con las operaciones que el estudiante necesita reforzar. Estos son algunos de los portales de Internet destacados que ofrecen este recurso:

  • Matemáticas gratis: desde esta web se pueden descargar hojas de ejercicios, graduadas de forma secuencial por dificultad, que se generan de forma automática y siempre son diferentes. Incluye distintas operaciones de sumas, restas, multiplicaciones y divisiones.
  • Cuadernos de matemáticas: esta aplicación va más allá, puesto que permite que el mismo usuario seleccione los tipos de cálculo, los valores con los que quiere practicar y el número de páginas que desea generar para cada operación, de modo que se logre un cuaderno completo con todos los ejercicios que se necesitan trabajar.
  • The math works sheet: este portal ofrece la posibilidad de crear innumerables combinaciones de hojas de trabajo de las operaciones de cálculo básicas, pero también permite practicar otros conceptos matemáticos como las fracciones, las horas, las medidas o gráficos lineales.
  • Cuadernos digitales Vindel: una página web desde la que se pueden descargar, mediante combinaciones aleatorias marcadas por el usuario, cuadernillos de operaciones de matemáticas tanto para Primaria como para Secundaria, que incluyen los resultados.

Etiquetas:

ejercicios, estudiar, repaso


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto