Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Extraescolar

Tipos de contenidos: Educación

Educación
Λ

Bibliotecas escolares, cómo sacar partido a sus servicios

Las bibliotecas escolares, además de prestar libros, facilitan la conexión gratuita a Internet, la impresión de documentos o el acceso de las familias

Las bibliotecas escolares son un espacio para el aprendizaje. Además de contar con un volumen de libros que facilita a los alumnos la realización de trabajos académicos, disponen de una oferta de servicios muy interesante. Estudiantes, y en algunos casos sus familias, pueden llevar a casa libros de consulta, acceder de manera gratuita a Internet o imprimir documentos. Además, en ellas se organizan actividades de fomento de la lectura y otras que apoyan un mayor rendimiento en el aula. En este artículo se detallan las posibilidades que ofrecen las bibliotecas de los centros educativos y cómo sacarles partido.

Un estudio sobre bibliotecas escolares ha desvelado los principales beneficios de estas y todas las posibilidades que reportan tanto a los alumnos como a sus familias. El trabajo lo ha realizado la Subdirección General de Estadística y Estudios del Ministerio de Educación, perteneciente al Plan Estadístico Nacional, y ha analizado datos relativos al equipamiento, las instalaciones, actividades y recursos materiales, económicos y humanos. De este modo, a partir de los resultados, se han puesto de manifiesto los servicios a los que se puede sacar partido.

La relevancia de este trabajo, llevado a cabo durante el curso 2010-2011, es que hasta el momento se carecía de información similar, por lo que se recurrió a los centros docentes públicos y privados de Primaria, Secundaria, Bachillerato, Educación Especial, Formación Profesional y Programas de Cualificación Profesional Inicial para conocer la situación y, lo más importante, la evolución de estas instalaciones. En total, hasta 15.100 centros respondieron a las encuestas planteadas.

Aprovechar los servicios de las bibliotecas escolares

De los resultados del citado estudio, se han obtenido datos que afectan a los centros de todo el país. Su interés ha propiciado que se haya previsto realizar el estudio cada año. De momento, del actual, se han destacado los principales servicios que ofrecen las bibliotecas escolares.

  • Más de 2.000 ejemplares de consulta y préstamo.

    El 65,7% de las bibliotecas escolares, tres cuartas partes, cuenta con una amplia colección de fondos. En concreto, más de 2.000 ejemplares a disposición de los estudiantes. El resto tiene más de 5.000 títulos. A todos estos libros también pueden acceder sus familias y personas ajenas al centro, y en un 73,3% de los casos se permite el préstamo domiciliario. De este modo, en la era de Internet, es posible disfrutar aún de la consulta en papel. Los alumnos pueden disponer de manera individual de los títulos accesibles en la biblioteca. Ceuta, Melilla, La Rioja, Galicia y Asturias cuentan con el mayor número de bibliotecas con más de 5.000 volúmenes. Islas Baleares, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana y País Vasco destacan por tener más centros con menos de 2.000 ejemplares.

    Este material se completa con fondos audiovisuales y electrónicos, documentos específicos para alumnado con necesidades educativas especiales (adaptados), publicaciones periódicas impresas -incluidos los anuarios e informes- y, en ocasiones, las bibliotecas pueden tener juegos y juguetes didácticos para los más pequeños.

  • Acceso gratuito a Internet.

    El acceso, en ocasiones, está restringido a páginas de consulta, pero resulta muy práctico para los estudiantes, ya que pueden conocer si los ejemplares que necesitan están disponibles en la biblioteca o acceder a su versión digital. Seis de cada diez bibliotecas proporcionan a los usuarios acceso a la Red, sobre todo, los centros públicos.

  • Impresión de documentos.

    Si bien la mayoría de los estudiantes poseen una impresora en sus hogares, esto no tiene por qué ser siempre así. Para estos casos, el 62,2% de las bibliotecas ponen impresoras a disposición de los alumnos, para que puedan imprimir desde los ordenadores o bien fotocopiadoras para sacar copias de los libros de consulta. Este servicio no siempre es gratuito, aunque su coste apenas alcanza unos céntimos.

  • Fomento de la lectura.

    En las bibliotecas no solo es posible la consulta, sino que en algunas se reserva también espacio para la lectura o se organizan actividades para su fomento entre los estudiantes. De hecho, estas últimas son habituales: casi el 91% de los centros encuestados promueven este hábito entre los estudiantes, lo que les ayuda a familiarizarse con los libros y adquirir una costumbre de gran interés para su formación. Para ello, seis de diez centros cuentan con más de 25 puestos de lectura o consulta y casi dos de cada diez duplican esta cifra.

    Para los alumnos con necesidades educativas especiales, el 8,4% de las bibliotecas cuenta con puestos de lectura adaptados, mientras que el 14,6% ofrece hardware y el 11,5% software también adaptados.

  • Actividades de apoyo al currículo.

    Puesto que forman parte del centro, estos espacios se aprovechan para completar la formación de los alumnos. Se imparten seminarios y conferencias o se proyectan trabajos audiovisuales que ayudan a mejorar los conocimientos sobre un tema, como en el caso de documentales o películas históricas. Además, en el 43,4% de los centros, se desarrollan otras actividades relacionadas con el tratamiento de la información y la competencia digital.

  • Apertura 20 horas semanales o más.

    El 40% de las bibliotecas escolares abre sus puertas durante un tiempo considerable para facilitar que los estudiantes puedan acceder a sus instalaciones. Los horarios más amplios corresponden a los centros públicos de Secundaria y Formación Profesional, que coinciden con los estudios en los cuales los alumnos han de realizar un mayor número de trabajos o requieren más horas de estudio.

Bibliotecas escolares

Las bibliotecas escolares se localizan, como su propio nombre indica, en los centros docentes. En ellas se cuenta con cientos de volúmenes físicos, para que los estudiantes consulten el material necesario para la realización de trabajos escolares. Según sus dimensiones, pueden disponer tan solo de una sala de consulta o estar dotadas, además, de un espacio para la lectura y el desarrollo de otras actividades complementarias.

Algunos centros disponen de equipamiento y recursos adaptados para alumnado con necesidades educativas especiales

En general, solo está permitido el acceso a alumnos y profesores, pero algunas instalaciones admiten también a personas ajenas al centro. En estos casos, no siempre se contempla el préstamo domiciliario para estas, puesto que se da preferencia a los estudiantes para dejar siempre las colecciones a su disposición.

Algunos centros disponen, incluso, de equipamiento y recursos adaptados para alumnado con necesidades educativas especiales. Tienen puestos de lectura, hardware y software específicos.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto