Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Extraescolar

Tipos de contenidos: Educación

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Clases particulares on line, ¿cómo son?

Las clases particulares a través de Internet se imparten mediante videoconferencia, con una pizarra virtual y en el horario que el alumno elige

Imagen: Rob Lee

El apoyo escolar es fundamental para algunos alumnos. Se requiere al inicio del curso, durante el mismo o de manera especial en época de exámenes para repasar los contenidos de los que habrá que evaluarse. En cuanto a las opciones, además de las tradicionales clases presenciales, es posible recibirlas a través de Internet. Esta última modalidad es cada vez más frecuente, pero todavía son muchas las personas que desconocen cómo funciona. Este artículo explica el modo en que se imparten las clases particulares on line, así como tres plataformas en las que contratarlas.

Cómo se imparte una clase particular on line

Las clases particulares on line son una alternativa a los desplazamientos y los horarios rígidos. Se caracterizan por estos y otros rasgos, comunes a las plataformas que las imparten. Sobre todo, resultan prácticas para momentos puntuales, como en periodo de exámenes, ya que es posible contratar una o varias clases, según las necesidades. ¿Pero cómo se imparte una clase de este tipo? ¿Son muy distintas a las clases presenciales tradicionales?

  • Se necesita tener conexión a Internet. Este es el elemento fundamental. Para recibir una clase particular on line, es necesario contar con conexión a la Red. Las clases se reciben mediante videoconferencia, por lo que son posibles desde cualquier lugar donde se disponga de conexión. Los alumnos reciben un enlace al que han de conectarse o bien tienen una contraseña para acceder a la plataforma desde donde se imparte la clase. El audio y el vídeo son los dos recursos principales de apoyo.

  • El equipo necesario no se ciñe a un ordenador. Para recibir una clase de apoyo a través de Internet se requiere contar con un ordenador o tableta, una webcam, auriculares con micrófono y, en ocasiones, un dispositivo que permita la escritura digital.

  • El alumno accede a un aula virtual. Igual que las clases no son físicas, las aulas tampoco. Se recurre a una pizarra virtual que los estudiantes ven directamente en su pantalla y donde el profesor resuelve las dudas y ejercicios. Esta pizarra se aprovecha para compartir documentos explicativos que el alumno puede descargar.

  • Las clases se graban para ver de nuevo su contenido. En general, las clases se graban y el estudiante dispone de los vídeos para acceder de nuevo al contenido en caso de que le surjan dudas. Estos vídeos resultan muy útiles para repasar el contenido de la clase.

  • Profesores y alumnos no tienen por qué compartir origen. Al impartirse las clases a través de la Red, docentes y estudiantes no comparten siempre la misma ubicación. Al contrario, es habitual que compartan aula alumnos y profesores que proceden de distintas provincias.

  • Las clases se imparten a un alumno o a varios. Es posible que un estudiante contrate a un profesor particular para él solo o que reserve los servicios de alguien que imparte clase a varios alumnos a la vez. En ocasiones, varios estudiantes de un mismo curso y aula optan por juntarse y recibir una clase particular para aclarar las dudas sobre una misma materia.

  • Hay flexibilidad horaria para recibir las clases. Esta es una de sus principales ventajas. Los alumnos deciden en qué momento reciben las clases. Contratan los días y horas que les conviene. Es posible que en algunos casos compartan aula con más personas, en función de los horarios.

  • El precio depende del número de clases contratadas, estudiantes por clase, nivel... Las clases particulares on line pretenden ser más baratas que las convencionales, al eliminar el coste del desplazamiento de los profesores. Cada sesión cuesta entre 6 y 20 euros, en función del número de alumnos, el nivel de enseñanza y la cantidad de clases que se contraten. Cuantas más clases se reserven -hay bonos disponibles-, más bajo será su precio.

Tres plataformas de clases particulares on line

Es habitual que la Red genere dudas por el hecho de no ver físicamente la academia ni al profesor que imparte la clase. Por este motivo, algunas plataformas proponen recibir una clase de prueba gratuita para conocer el servicio y decidir la contratación de más clases. Es el caso de las dos primeras propuestas señaladas a continuación:

  • Etueri. Esta plataforma educativa cuenta con tutores especializados que imparten clases en castellano o inglés. Se refuerzan las asignaturas de matemáticas, biología, química, física, inglés y español. Para acceder, hay que registrarse en la plataforma, seleccionar las materias, el nivel formativo, el profesor, las fechas y los horarios.

  • Educalive. Imparte clases particulares, cuya dinámica puede verse de antemano en vídeos explicativos, y distintos cursos de acceso a la universidad. Hay que registrarse en la página web, acceder al campus virtual y seleccionar las clases particulares. Un contador indica el número de clases que se contratan y marca las recibidas. Cinco minutos antes del comienzo de la sesión, se habilita para el estudiante un botón que da acceso al aula virtual.

  • Smart Academy. La particularidad de esta plataforma son las clases impartidas mediante un sistema de videoconferencia de alta definición, en HD. Se imparten clases de primaria, secundaria y bachillerato, para mayores que quieren pasar el examen de acceso a la universidad, estudiantes de ciclos formativos de Formación Profesional, clases de idiomas y de ingeniería y arquitectura. Al registrarse, el alumno recibe un enlace a través del correo electrónico y basta con clicarlo para acceder al aula virtual.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto