Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Otras formaciones

Tipos de contenidos: Educación

^

Juan Manuel Elizalde, Presidente de la Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero

"La mejor edad para estudiar un idioma en el extranjero está entre los diez y los once años"

 

Juan Manuel Elizalde, economista de 46 años, preside desde hace nueve años la Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjeros (ASEPROCE), cuyo objetivo es promover la calidad y profesionalidad de las empresas del sector y defender los intereses de los estudiantes. Creada hace 20 años, ASEPROCE cuenta ya con más de 70 empresas asociadas, que prestan sus servicios anualmente a cerca de 100.000 alumnos. La pertenencia a esta asociación obliga a las empresas a cumplir un código ético que asegure a los usuarios la calidad y la garantía de los programas que ofrecen, prestando sus servicios de forma profesional y competente. Elizalde es asimismo vicepresidente para Europa de la Federación Internacional de Asociaciones de empresas promotoras de cursos en el extranjero (FELCA) y ha sido responsable del Grupo de Trabajo español en la elaboración de una norma de calidad europea del sector de cursos de idiomas en el extranjero.

¿Cuáles son los criterios que tendría que considerar una familia a la hora de decidir la empresa con la que contratar un curso en el extranjero?

Lo más importante es que contraten el curso con una organización que les dé garantías, que tenga capacidad de respuesta y experiencia. En definitiva, dirigirse a profesionales del sector cuya actividad se centre en estos programas, que tengan una oferta amplia, de manera que se pueda encontrar el curso que mejor se adapte a las necesidades específicas de cada alumno y de cada familia.

¿Qué recomendaciones daría a los padres antes de contratar un curso en el extranjero para sus hijos?

Además de lo dicho anteriormente, es recomendable que las familias valoren diversas ofertas, que se fijen detenidamente en los conceptos que están incluidos en el programa, y que se aseguren de que esta información esté claramente contenida en un contrato o en las condiciones generales del programa.

¿Cuál es la edad idónea para enviar a un niño a realizar un curso de idiomas en el extranjero?

Si tienen un conocimiento previo de la lengua, entre los diez y los once años es una buena edad para empezar a salir al extranjero. A estas edades los niños tienen mucha capacidad de absorción y cierta madurez ya adquirida, además tienen la ventaja de no tener la "vergüenza" de integrarse en otros ambientes que pueden tener los jóvenes cuando son un poco más mayores.

¿Y para realizar un curso escolar?

Los niños que realizan un curso completo en el extranjero suelen ser un poco más mayores, entre doce y catorce años. Normalmente son menores que previamente han realizado una estancia en el extranjero durante el verano y ya tienen experiencia en este campo.

¿Qué tipo de alojamiento es más idóneo en las distintas edades?

Los más pequeños se adaptan muy bien a los campamentos y a las residencias, al estar rodeados de más niños y realizar otras actividades aparte de las clases, pero también en las familias logran una inmersión más profunda en los idiomas. En el caso de jóvenes y ejecutivos pueden optar también por apartamentos, que les dan una mayor independencia, aunque, siempre que se respeten unas normas de convivencia, también puede ser recomendable para los adultos alojarse con una familia.

¿Cuál es el tiempo mínimo y las horas de clase necesarias para que un curso de idiomas en el extranjero resulte efectivo?

Es recomendable un programa de al menos tres o cuatro semanas

En el caso de los más jóvenes es recomendable un programa de al menos tres o cuatro semanas con una media de 15 horas de clase semanales, casi el equivalente a las horas dedicadas al aprendizaje de idiomas en un curso académico normal.

¿Contemplan ofertas de programas para familias completas?

Sí, ésta es una opción que eligen actualmente algunas familias. En estos programas los adultos asisten a clases al igual que los niños, y residen en un apartamento o conviven con otra familia.

¿Cómo se previene la atención médica de los estudiantes en caso de enfermedad durante un curso en el extranjero?

Se recomienda contratar un seguro de viaje que dé una respuesta inmediata

En el caso de los países de la Unión Europea normalmente existe un convenio con la Seguridad Social para recibir atención médica, pero es recomendable que, tanto para Europa como para el resto de países, se contrate un seguro de viaje previo que dé una respuesta inmediata, por ejemplo en casos de repatriación por enfermedad, necesidad de desplazamiento de los padres... Normalmente este seguro suelen incluirlo las agencias en sus programas y es importante verificarlo antes de contratar el curso.

¿Qué tipo de programa recomendaría a un ejecutivo que cuenta con dos semanas para realizar un curso en el extranjero?

Para que aproveche al máximo el tiempo lo más recomendable es realizar un curso lo más intensivo posible, de unas ocho horas diarias de clases. Hay programas de convivencia con el profesor, viviendo incluso en su propia casa, que resultan muy efectivos. En estos casos, normalmente el alumno pacta con el profesor los objetivos que busca, ya sea prepararse para un viaje, una reunión o una presentación, y de acuerdo a estos objetivos el profesor prepara el programa que se seguirá durante el curso.

¿El inglés sigue siendo el idioma "rey" en estos programas?

El 90% de la demanda es para el aprendizaje de inglés

Efectivamente, prácticamente el 90% de la demanda de cursos en el extranjero tienen como objetivo aprender la lengua inglesa. Por otra parte, entre los países en los que el inglés es la lengua oficial, Reino Unido e Irlanda siguen siendo los destinos mayoritarios, sobre todo en el caso de niños y adultos que realizan programas de corta duración, seguidos de Estados Unidos y Canadá en el caso de programas más largos. Pero también se están incorporando en los últimos años destinos más exóticos como Sudáfrica, Australia o Nueva Zelanda.

Supongamos el caso de un niño de 13 años que quiere realizar un curso de un mes de duración en Inglaterra, ¿cuánto costaría?

Como en todos los casos, la oferta es muy amplia y cada empresa tiene establecidas sus tarifas. Un curso de estas características en el que esté todo incluido, vuelos, actividades extraescolares, excursiones... es decir, que no haya que realizar ningún desembolso adicional, podría suponer un coste de entre 2.800 y 3.000 euros.

¿Se podría considerar una buena inversión?

Las familias son conscientes de la importancia que tiene el aprendizaje de idiomas

Por supuesto, hace 30 años viajar al extranjero para realizar un curso de idiomas era algo que podría considerarse "snob", pero hoy en día las familias no dudan en hacer un esfuerzo económico porque son conscientes de la importancia que el aprendizaje de idiomas tiene en el futuro profesional de sus hijos. Saben, además, que esta experiencia abre la mente de los niños y los hace más independientes y maduros.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto