Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Adopción

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Adoptar a un perro policía

Adoptar a un perro policía implica conocer con detalle el carácter del animal y cuál ha sido su labor durante sus años en las fuerzas de seguridad

Imagen: 111 Emergency

El trabajo de un perro policía no dura para siempre: a partir de los ochos años de edad, muchos de estos leales canes se retiran de sus servicios en las fuerzas de seguridad del Estado. Un can policía jubilado puede convertirse, sin embargo, en una gran mascota para la familia que decide adoptarlo. Estos perros han sido educados para ser muy leales y para proteger a las personas que tienen cerca.

Los perros policía ayudan a salvar vidas, detener criminales, detectar drogas en los aeropuertos o localizar explosivos, entre numerosas funciones. Estos perros trabajan en las unidades caninas del Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil, Protección Civil y Policía Local.

Hay también diferentes equipos de bomberos que cuentan con las habilidades de estos canes adiestrados para ayudarles en sus misiones de trabajo.

Las cualidades de un perro policía no duran siempre: es el momento de la adopción

En no pocas ocasiones son canes adiestrados para rescatar a personas en situaciones extremas, como encontrar a gente con vida entre los escombros tras una catástrofe, en ocasiones, a varios metros de profundidad.

La hora del retiro (y de la adopción) para un perro policía

Las extraordinarias cualidades físicas que precisa el perro policía para realizar su tarea no duran siempre. La edad merma algunas de sus valiosas capacidades para el delicado trabajo policial. El extraordinario sentido del olfato que utilizan los agentes caninos para identificar a los sospechosos o rescatar un cuerpo con vida tras un accidente es solo una de las facultades del can trabajador que se deterioran con el paso de los años.

La insólita capacidad auditiva del agente canino, capaz de percibir sonidos de hasta 60.000 hercios (frente a los apenas 20.000 hercios que diferencia el oído humano) también se atrofia con la edad. Esto explica que cuando el perro trabajador cumple los ocho años, a menudo, es la hora de empezar a pensar en su jubilación y en disfrutar de una vida menos ajetreada.

El retiro de un perro policía, sin embargo, no siempre llega como consecuencia de la avanzada edad del animal. Padecer alguna discapacidad, un accidente grave o algún tipo de alergia incompatible con su exigente labor en las unidades caninas de las fuerzas de seguridad puede ser motivo suficiente para buscar un hogar a estos leales animales.

¿Está preparado para acoger a un can trabajador?

Acoger un perro (también un can policía o de rescate) no es un capricho: es una responsabilidad. El nuevo amigo puede estar con su dueño más de diez años, por lo que parece sensato tomar la decisión de recoger a un can trabajador con serenidad.

Antes de adoptar, conviene plantearse algunas preguntas: ¿por qué se quiere tener un perro policía?, ¿se tiene dinero para mantener al nuevo amigo?, ¿se dispone de tiempo y espacio suficiente para compartir con el perro?. Estas son algunas de las cuestiones en las que se debe pensar antes de llevar a casa a un animal.

Evaluar con franqueza su estilo de vida es otra de las tareas que conviene no pasar por alto antes de decidirse a adoptar un perro policía. Algunos de estos canes (no todos) se han utilizado como animales de defensa. No es extraño que un can acostumbrado a esta tarea haya desarrollado algunas conductas agresivas o una determinada predisposición a atacar en ciertas ocasiones.

Esto explica que antes de acoger a un perro policía convenga informarse de forma adecuada acerca del carácter del animal, así como de las tareas que ha desarrollado.

Algunos de estos canes se han utilizado como animales de defensa

Contar con el consejo de un adiestrador canino es una buena idea cuando se tienen dudas acerca de posibles reacciones negativas por parte del animal.

Precaución cuando hay niños u otros animales en casa

Cuando hay niños pequeños en casa, es aún más relevante contar con toda la información detallada sobre el carácter del animal y sobre las tareas desempeñadas por el perro durante su vida al servicio de las fuerzas de seguridad del Estado. Así se evitan sorpresas desagradables e innecesarias.

La presencia de otros perros en casa, gatos u otros animales de compañía puede ser un motivo para replantearse la posibilidad de adoptar determinados agentes caninos, si no se conoce con certeza cuál ha sido su labor. En cualquier caso, el veterinario o un psicólogo canino pueden ayudar a tomar la mejor decisión en cada caso.

Consejos

  • Las extraordinarias cualidades físicas que precisa el perro policía para realizar su tarea no duran siempre. Cuando el can cumple los ocho años, es hora de empezar a pensar en su jubilación.

  • Acoger un perro policía o de rescate no es un capricho, sino una responsabilidad: no olvide que su nuevo amigo puede llegar a estar con usted más de diez años.

  • Antes de adoptar debe preguntarse por qué quiere tener un perro policía.

  • Cuestiónese si tiene dinero para mantener a su nuevo amigo y si dispone de tiempo y espacio suficiente para compartir con el perro.

  • Evalúe con franqueza su estilo de vida: recuerde que algunos de estos canes (no todos) se han utilizado como animales de defensa.

  • Infórmese del carácter del animal, así como de las tareas que ha desarrollado.

  • Cuando viven niños pequeños en casa, o cuando ya hay otras mascotas, es aún más relevante contar con toda la información detallada sobre el animal que se pretende adoptar.

  • El veterinario o un psicólogo canino pueden ayudarle a tomar la mejor decisión en cada caso.

Etiquetas:

adoptar, perros policía


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en