Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Adopción

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Adoptar un perro ciego: manual de instrucciones

Mantener la casa ordenada, utilizar señales sonoras y dar confianza son algunas claves para que la adopción de un perro ciego sea un éxito

Imagen: Soggydan

Acoger a un animal ciego requiere tener en cuenta ciertas atenciones especiales. Adoptar un perro es una responsabilidad, no un capricho. Hay que lograr que la llegada de nuestro amigo invidente sea lo más agradable posible. Para ello, se debe: mantener la casa ordenada, dar confianza al perro a través del olor y engancharse un objeto sonoro al zapato durante las primeras semanas.

Pequeños cambios en casa para adaptarla al animal ciego

Cada perro, como cada persona, es especial. Por este motivo, acoger a un perro invidente precisa hacer algunos cambios en el hogar para que nuestro amigo se sienta cómodo. En cierta manera, es comparable a tener un bebé: el hogar debe adaptarse a la peculiaridad del perro, como se adapta a los niños.

En los hogares donde reine el desorden, el animal ciego tropezará repetidas veces con los objetos que haya por el suelo, por lo que conviene tener la casa en orden. Además, los cambios de decoración o el hecho de modificar la posición de los muebles puede resultar un problema. Esto explica que sea importante no realizar modificaciones notables en la disposición de los muebles, al menos, mientras el perro se adapta a su nuevo hogar.

Dar confianza al perro a través del olor

Dejar un rastro sonoro de nuestros pasos durante las primeras semanas favorecerá que el animal se ubique

Una alternativa interesante para lograr que nuestra mascota ciega se sienta más cómoda cuando llegue a casa es ofrecerle, durante nuestra visita al centro de adopción, un objeto personal con nuestro olor. Puede valer una camiseta usada del día anterior.

El sentido del olfato es esencial para la mayor parte de los canes, pero en especial para un perro ciego: reconocer nuestro olor una vez que viva en casa le ayudará a sentirse más confiado.

Guiar al perro invidente a través del sonido

Otra práctica para favorecer que el can se sienta más cómodo en casa consiste en anudarse un objeto sonoro (un cascabel) con una cuerda al zapato o a la pierna. Nuestro perro percibirá con claridad cuándo nos acercamos y le ayudaremos a detectarnos.

Dejar un rastro sonoro de nuestros pasos durante las primeras semanas tambien facilitará que el animal se ubique en ella mejor y que nos reconozca. De forma general, esto estrecha además la relación con nuestro nuevo amigo.

Por último, la palabra es una de las claves para que el perro ciego se acostumbre a nosotros. No deje de hablarle y decirle palabras amables. En poco tiempo, su perro ciego adoptado se convertirá en un amigo inseparable.

Adoptar a un perro ciego: ayuda en los centros de acogida

Adoptar un perro ciego puede ser un reto hermoso para un amante de los canes

Adoptar a un perro ciego puede ser un reto hermoso para un amante de los canes. Además, quien lo hace no está solo. Cuando se decide adoptar un perro ciego, a menudo se cuenta con la ayuda de los veterinarios, adiestradores y psicólogos caninos que trabajan en los centros de acogida de animales. Estos pueden asesorar con detalle acerca de la discapacidad del perro: cómo actuar y cómo tratarla. Sin embargo, el trabajo de los adiestradores y veterinarios de estos centros no siempre acaba aquí. Los adoptantes pueden contar con ellos para consultas posteriores.

Pese a todo, antes de adoptar un perro, con discapacidad o sin ella, hay ciertas preguntas que conviene plantearse. Es recomendable responder con honestidad cuestiones como las siguientes: ¿por qué quiero tener un perro?, ¿tengo tiempo para compartir con un animal?, ¿cuento con dinero para cubrir sus necesidades? Estas son algunas de las preguntas que debe hacerse cualquier persona antes de acoger a un animal.

Para adoptar a un perro con discapacidad (también conocida como adopción especial), conviene además asesorarse con detalle sobre las limitaciones del animal. No es lo mismo optar por un can con sordera (que precisará un adiestramiento especial para comportarse con el dueño sin usar los sonidos), que elegir un animal ciego.

Dar una oportunidad al can ciego

El adoptante debe saber que, al acoger a un perro ciego, ofrece una oportunidad a un animal que tiene menos posibilidades que otros de encontrar un hogar donde le quieran y le traten con el cariño que merece.

En cualquier caso, al plantearse acoger a un perro invidente, conviene tener en cuenta que la ceguera no implica que sea incapaz de amar. Más bien lo contrario. Un perro con esta discapacidad puede convertirse en un compañero fiel con quien compartir innumerables aventuras y experiencias, tanto dentro como fuera de casa.

Consejos

  • Adoptar un perro ciego puede ser un hermoso reto para un amante de los canes. El adoptante debe saber que da una oportunidad a un animal que tiene menos posibilidades de encontrar un hogar donde le quieran como se merece.

  • Es importante no realizar modificaciones notables en la disposición de los muebles en casa, al menos, mientras la mascota invidente se adapta a su nuevo hogar.

  • Una alternativa interesante para lograr que nuestra mascota ciega se sienta más cómoda cuando llegue a casa es ofrecerle, durante nuestra visita al centro de adopción, un objeto personal con nuestro olor.

  • Anudarse un objeto sonoro (un cascabel) con una cuerda al zapato o a la pierna también ayuda a que el can se sienta mejor.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en