Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Adopción

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Guía para adoptar un gato en cinco pasos

Si decide ampliar su familia con un gato, tenga en cuenta pasos como acudir al veterinario, abrir las puertas de las habitaciones y preparar las presentaciones con otros animales de casa

¿Ha decidido adoptar un gato e incrementar su familia con un nuevo y peludo miembro? Lo primero es decirle: ¡Enhorabuena! Usted está a punto de adentrarse en una relación que no le dejará indiferente, llena de amor, diversión y un sinfín de momentos inolvidables. Antes de acudir a la protectora o de recoger a un gato adulto o cachorro felino de la calle, hay algunos pasos que debe conocer: preparar la llegada a casa, respetar su periodo de adaptación, darle confianza, visitar al veterinario y presentar con cuidado al nuevo felino al resto de los gatos de la casa.

1. Adoptar un gato: la llegada a casa

El primer contacto del gato adoptado con su casa es muy importante. "Hay que dejar todas las puertas interiores de la vivienda abiertas y que el gato deambule a sus anchas por las habitaciones", explica Jordi Ferres, educador de gatos y autor del portal Educador de gats.

Imagen: jeffreyw

Los gatos necesitan descubrir el territorio con libertad y sosiego, por lo que conviene no frenar su comportamiento exploratorio natural. Hay que permitirles olisquear e investigar cuanto deseen.

Pero, ¿qué hacer si el gato tiene miedo y se esconde bajo el sofá? "Nunca hay que forzar al felino a que salga de su escondite, es más útil dejarle que se sienta a salvo allí y sólo pasar a saludarle o hablarle, hasta que coja confianza", añade Ferres.

2. Adoptar un gato: periodo de adaptación

El gato adoptado elegirá su habitación preferida dentro de su nueva casa, donde se sentirá a salvo y protegido. Este cuarto será donde pase la mayor parte del tiempo y puede que también se convierta en el sitio donde esconderse.

Los tres primeros días del gato en casa resultan cruciales: asegurémonos de que tiene a su alcance todo lo que necesita. La comida del gato, bebida y su arenero deben colocarse en esta habitación elegida, que dejaremos abierta.

Los juguetes del felino también resultan de utilidad para que el gato supere, poco a poco, su temor.

3. Adoptar un gato: dele confianza

El gato, poco a poco, se relajará y podrá constatar que no hay peligro en su nuevo hogar. Transcurridos los tres primeros días, hay que sacar de la habitación que sirve de refugio al gato el arenero, la comida y la bebida, para colocarlos en la localización definitiva que se haya elegido para ellos.

Imagen: jeffreyw

Este cambio de ubicación impulsará al gato temeroso a salir de su escondrijo y a explorar, poco a poco, su nuevo hogar.

4. Visita al veterinario

Un gato adoptado puede estar resfriado, en especial si ha estado en la calle, padecer alguna enfermedad o tener pulgas. Una visita al veterinario es muy importante.

Imagen: jeffreyw

El médico felino podrá explorarle, comenzar el calendario de vacunación del gato y descartar enfermedades, como la inmunodeficiencia felina, que puedan ser peligrosas si tenemos otros gatos en casa.

5. Adoptar un gato con otros felinos en casa

Cuando hay otros felinos en casa, ¿cómo debemos presentar al nuevo gato? El primer paso es recibir el visto bueno del veterinario: asegurarse de que su salud es buena y de que no tenemos peligro de contagiar enfermedades.

El transportín del felino será un valioso aliado durante este encuentro inicial. "El gato adoptado debe permanecer dentro de este artilugio, que se colocará en el salón u otra habitación central de la casa", explica la veterinaria Patricia González.

Imagen: eefeewahfah

Durante diez minutos, hay que dejar que los animales se olisqueen y se descubran, con la protección del transportín. El comportamiento de los gatos durante este tiempo ofrecerá valiosas pistas acerca de cómo será la convivencia entre los gatos.

Si la aceptación es positiva, se puede soltar al felino y dejar que se inspeccionen sin más barreras, con atención de vigilar siempre estos primeros encuentros. Si no hay tanta suerte, será mejor separar a los animales y repetir estas aproximaciones varias veces al día, sin estresarles, para que se acepten.

Lea más artículos sobre adopción de gatos y gatos. Siga a la autora en Twitter @evasanmartinf.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto