Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Alimentación

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Perros malnutridos: cuatro consecuencias para su salud

Obesidad, problemas cardiovasculares o malformaciones óseas son algunas de las patologías que puede sufrir un perro que no se alimenta de forma correcta

Imagen: borderlys

Un perro mal alimentado puede padecer enfermedades que comprometan su salud, como patologías que afectan a su metabolismo y al desarrollo de sus huesos. Aunque los españoles hemos mejorado a la hora de alimentar a nuestros perros, todavía se ven canes mal alimentados y desnutridos. En este artículo se explican las secuelas para la salud de un perro malnutrido y cuáles son los canes con mayor riesgo. También se da respuesta a la siguiente pregunta: ¿están nuestros perros malnutridos o desnutridos?

Malnutrición en perros: consecuencias

La obesidad en perros es una de las enfermedades más habituales relacionadas con la nutrición canina

Un perro malnutrido es el que carece del aporte calórico que precisa -tanto por exceso como por defecto-, así como de las vitaminas y nutrientes necesarios, según su raza, edad, tamaño y cantidad de actividad física que desarrolla.

  • Obesidad en perros malnutridos Las consecuencias para la salud de un can malnutrido pueden ser de diversa índole y gravedad, pero sobre todo afectan al funcionamiento del metabolismo canino y a su desarrollo óseo. Entre ellas, "la obesidad es una de las patologías más frecuentes relacionadas con la nutrición entre la población canina", asegura Ignacio Arija, veterinario experto en nutrición y profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.

    Entre un 20 y un 22 % de los perros españoles son obesos, según un estudio realizado por marcas comerciales de nutrición animal. La salud de un perro con exceso de kilos se resiente, y aumenta el riesgo de padecer patologías como: problemas cardiovasculares caninos, respiratorios o de movilidad, debido al exceso de carga que soportan sus articulaciones.

  • El hiperparatidoidismo nutricional secundario lo pueden padecer los canes malnutridos que no tienen un aporte equilibrado de calcio y fósforo. Esta patología tiene como consecuencia la descalcificación ósea, sobre todo de la columna del perro.

  • Patologías cardiovasculares. El corazón puede sufrir las consecuencias de una malnutrición del can. "La deficiencia de aminoácidos, como la taurina y la carnitina, en la dieta del perro puede provocar enfermedades cardiovasculares", explica Aitor Llamas, veterinario.

  • Osteodistrofias nutricionales en perros malnutridos que acarrean malformaciones en las articulaciones debido a la falta de calcio y fósforo en la dieta del can.

  • Perros desnutridos con deficiencia extrema de aporte de nutrientes. En estos casos graves de desnutrición, disminuye el aporte de una proteína llamada albúmina, que cumple la función en el organismo canino de mantener los fluidos en los vasos sanguíneos.

    Las consecuencias son graves: al rebosar, el líquido se aloja en el abdomen, lo que provoca la característica hinchazón de la tripa del perro desnutrido o que se alimenta de manera escasa e inadecuada.

Perros con riesgo de padecer malnutrición

Imagen: Kaja Kozłowska

Ciertos grupos dentro de la población canina son más sensibles a padecer malnutrición. La característica que tienen en común es la de tener unas necesidades nutricionales específicas, bien sea debido a la edad o al padecimiento de determinadas patologías.

Los cachorros, sobre todo de gran tamaño, precisan un aporte correcto y equilibrado de nutrientes, como calcio y el fósforo, para evitar malformaciones en sus articulaciones. La displasia canina es una malformación congénita de la cadera (aunque también de codo, pero menos habitual) típica de perros de gran tamaño, como el mastín. Esta patología puede verse acelerada debido al incorrecto aporte de calcio cuando el can es un cachorro.

Los perros muy mayores, a partir de los 11 años, también tienen más riesgo de padecer malnutrición, debido a que su apetito es menor. Sus problemas de movilidad, provocados por enfermedades como la artrosis canina, a menudo les impiden acudir al plato para comer. Un can de edad avanzada malnutrido tendrá una menor calidad de vida durante los últimos años de su existencia, y puede padecer una muerte prematura.

Los perros enfermos o convalecientes tienen más riesgo de padecer malnutrición. Estos canes precisan una dieta específica para mantener los síntomas de su enfermedad a raya o para recuperarse de su patología. Además, pueden tener escaso apetito, por lo que no ingerirán los nutrientes que su organismo necesita.

Las razas pequeñas de perro, asimismo, tienden a ser más caprichosas a la hora de alimentarse. Sus dueños les suelen consentir desmanes en su dieta, lo que les convierte en un blanco fácil para estar malnutridos, bien porque su dieta sea desequilibrada o excesiva.

¿Están nuestros perros malnutridos o desnutridos?

En las clínicas veterinarias españolas resulta excepcional la atención de casos de desnutrición canina, pero los de perros malnutridos son más habituales

"En las clínicas veterinarias es más habitual atender casos de malnutrición que de desnutrición en perros", afirma Arija. Los casos de canes que pasan hambre son escasos, "excepto en las zonas rurales, donde todavía se puede ver el caso de perros maltratados, a los que se alimenta con pan duro y poco más", matiza el veterinario.

No obstante, en las zonas urbanas existe un cambio notable en la mentalidad de los dueños de perros con respecto a cómo alimentar a sus animales. Las patologías nutricionales actuales de los perros son el sobrepeso y la obesidad.

Otra de las causas por las que un perro puede padecer malnutrición es por ingerir dietas caninas caseras desequilibradas o que no ofrezcan al animal los nutrientes que precisa para estar sano.

Un aporte extra de vitaminas puede ser causa de malnutrición en el perro. El exceso de calcio puede tener como consecuencia un crecimiento acelerado del can, que provoque malformaciones en sus articulaciones.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto