Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Alimentación

Tipos de contenidos: Mascotas

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^
Tu canal de Mascotas

Alimentar bien a un gato mayor

Un felino anciano o mayor de diez años alimentado de manera equilibrada tiene una mejor calidad de vida y puede ser más longevo

Imagen: RatRanch

Un gato de avanzada edad que ingiere un pienso digestivo, bajo en calorías y que fortalezca su sistema inmunitario mantendrá una adecuada calidad de vida. En este artículo se exponen las pautas para alimentar a un felino anciano o geriátrico de manera saludable: adaptar el alimento a su estado de salud, ofrecerle un pienso más blando para los problemas dentales, hidratarle a través del alimento, vigilar que cuando está inapetente no sea debido a problemas de salud y conseguir que mantenga su apetito.

La alimentación como aliada para la salud del gato anciano

Un gato vive un promedio de entre 10 y 15 años y en su longevidad influyen factores como una adecuada atención sanitaria, su alimentación y unos hábitos de vida saludables, entre ellos, la práctica de ejercicio moderado. Un felino que ha ingerido los nutrientes necesarios y apropiados para cada una de sus etapas vitales (cachorro, adulto y mayor de ocho años) tiene más probabilidades de vivir más años y con una mejor calidad de vida, sin enfermedades o dolor que limiten de manera significativa el desempeño de su actividad diaria.

Para que la alimentación del gato mayor, con más de diez años, ayude a conseguir que esté sano, se pueden tener en cuenta las siguientes pautas.

1. Adaptar el alimento del gato mayor a su salud y edad

Cada felino alcanza la edad adulta y su senectud con unas condiciones de salud diferentes: hay gatos que solo presentan los achaques típicos de la edad, como el deterioro de los sentidos (olfato, vista u oído), pero otros pueden tener problemas renales graves o artrosis. Por ello, el veterinario puede prescribir un pienso terapéutico para felinos que cubra sus necesidades nutricionales. Estos alimentos son bajos en calorías y digestivos.

La alimentación del gato de edad avanzada debe contener una proteína de buena calidad que no recargue su delicado riñón

Otras comidas, además, palían los síntomas de ciertas enfermedades crónicas típicas, como el hipertiroidismo o la diabetes. Un felino mayor tiene un desgaste de sus órganos, sobre todo del riñón, que es su punto débil. "Pero también envejece su aparato digestivo, cuya capacidad de absorción de los nutrientes y grasas disminuye en un 10%", explica Ignacio Arija, veterinario experto en nutrición y profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Por ello, "es importante mantenerle con un buen nivel energético", añade el nutricionista de animales.

Los piensos para gatos mayores de ocho años están elaborados con la cantidad adecuada de proteínas, fósforo y ácidos grasos que necesitan para estar alimentados de manera equilibrada. "Un felino mayor no debe abusar ni de las proteínas, para prevenir problemas renales, ni de azúcares, para evitar la obesidad, que puede agravar un problema de artrosis o una diabetes", advierte el veterinario Imanol Sagarzazu.

2. Alimento más blando para los problemas dentales del gato mayor

Los dientes del gato se deterioran con la edad: pierden piezas dentales, padecen gingivitis (inflamación de las encías) o tienen exceso de sarro. Cuando la boca del felino mayor está deteriorada, le produce dolor y malestar, que pueden provocar que pierda el apetito y que sufra problemas de salud (lipidosis hepática).

Además de mantener una higiene bucal adecuada, se puede ayudar a que el gato ingiera alimento que no cause molestias en la boca, con un pienso húmedo, cuya textura blanda y húmeda reduzca la presión en la mandíbula al masticar.

3. Hidratar al gato anciano a través del alimento

La alimentación es clave para que el gato sea más longevo, junto con la atención sanitaria adecuada y los hábitos de vida saludables

La hidratación del felino mayor es fundamental para que sus riñones funcionen bien. "Los gatos muy mayores pierden la capacidad de sentir sed y, si no beben agua, acabarán por tener una insuficiencia renal que acabe con su vida", comenta Arija, quien cifra en un 30% las muertes de felinos por esta causa.

Por tanto, hay que conseguir que el gato mayor ingiera líquido para evitar problemas en el funcionamiento de sus riñones. Y la alimentación resulta un buen aliado para aumentar el grado de hidratación. El pienso húmedo, formulado para felinos con problema renales, es una forma de garantizar que el animal esté bien hidratado.

Pero, además, el gato también necesita beber agua. Cuando se muestra reacio a ingerirla, hay que ofrecerle opciones atractivas: bebederos de agua corriente y cambiar a menudo el agua para que se mantenga limpia y fresca.

4. Vigilar la salud del gato mayor

Imagen: mike

Los felinos son depredadores solitarios que tienden a ocultar su dolor como una forma de maquillar su debilidad frente a sus competidores en la naturaleza. Cuando el gato es muy mayor, puede desarrollar ciertas enfermedades -entre ellas, en su punto débil, los riñones-, que minen su apetito y disminuyan la ingesta de alimentos.

Por ello, es conveniente acudir al veterinario si se detecta un cambio de comportamiento: en concreto, inapetencia y decaimiento. Un diagnóstico facilitará la adaptación de su dieta, con el fin de paliar los síntomas de su enfermedad y conseguir que recupere su apetito y actividad diaria.

5. Conseguir que el gato anciano mantenga su apetito

Uno de los objetivos principales con respecto a la nutrición del felino mayor es lograr que no pierda su interés por el plato de comida. Pero tampoco se puede olvidar aportar un pienso que frene el deterioro renal que se produce durante la vejez del gato, que contenga una proteína de buena calidad y que favorezca el correcto funcionamiento de su sistema inmunitario (con ácidos omega-3 y omega-6).

Con los felinos de edad muy avanzada que se muestran inapetentes con la comida, hay que ceder a sus caprichos y preferencias culinarias, como los piensos de lata o la comida casera para gatos bajo supervisión veterinaria. Lo esencial es que no dejen de comer para que no tengan problemas hepáticos graves.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto