Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Alimentación

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Cómo alimentar a varios perros en casa sin peleas

Colocar la comida a todos los canes a la vez y recogerlos de manera simultánea sirve para corregir el comportamiento agresivo del perro con otros congéneres o con sus dueños a la hora de comer

Gruñidos, muestra de dientes, intento de agresión a otros perros e, incluso, a sus propios dueños son algunos de los problemas de comportamiento que el can puede manifestar frente al plato de comida. La prevención de estas situaciones tensas se puede conseguir con unas sencillas pautas como las que se detallan en este artículo, entre ellas: colocar la comida a todos los perros al mismo tiempo y evitar prestarles atención cuando comen. También se explica cómo prevenir actitudes indeseadas del animal cuando come en compañía de otros canes.

Uno de cada diez hogares españoles vive al menos con una mascota, según un estudio de Propet, la Feria para el Profesional del Animal de Compañía. Además, en las casas de nuestro país hay alrededor de 5,5 millones de perros y cuatro millones de gatos, según este informe. Así que no es extraño que distintos animales convivan en un mismo domicilio.

En estos casos, cuando llega la hora de comer con varios canes en casa, conviene tener en cuenta ciertas pautas para evitar enfrentamientos entre ellos, además de tensiones para los dueños. Unos sencillos consejos convertirán las comidas grupales de varios perros en un momento libre de gruñidos, grescas y amenazas de agresión.

Perros a la hora de la comida: problemas

Para los perros, como los lobos, el líder de la manada canina come primero y, tras él, el resto

El momento de la comida puede convertirse en una fuente de tensión entre los canes. Lo mismo ocurre con los lobos, ancestros de los perros, si la jerarquía establecida en la manada no se respeta entre los componentes del grupo. "El líder come primero y, tras él, el resto de canes que le sigue en el orden jerárquico, de forma que los más jóvenes son los últimos en poder alimentarse", explica el Instituto Cinológico Español, entidad perteneciente a la Asociación Nacional de Adiestradores Caninos Profesionales (ANACP). Cuando este orden no se sigue, surgen los rifirrafes entre los perros por el plato de comida.

El Instituto Cinológico Español ha realizado un estudio que refleja el porcentaje de canes con alteraciones de conducta, donde el problema de agresión por la comida se cifra en un 28% de los casos estudiados. Este dato convierte a la agresión del perro por competitividad frente al plato con otros canes o con sus dueños "en un caso habitual, que merece que se le preste atención desde que el perro es un cachorro, para marcarle unos límites fijos muy claros, sin brutalidad, ni gritos", aconseja Óscar Páez, presidente de ANACP.

¿Por qué el perro se muestra agresivo frente al plato de comida?

"Los perros, como muchos mamíferos, son competitivos con la comida, ya que es un instinto desarrollado para la supervivencia de las especies", explica Jesús López, educador de canes de terapia.

Las causas habituales por las que un perro puede mostrar problemas de comportamiento a la hora de alimentarse en compañía de otros congéneres son las siguientes, según López: "Los liderazgos incorrectos en el grupo, la propensión a llamar la atención, la agresividad y la envidia".

Un can que manifiesta exceso de celo con su comida con respecto a otros animales con los que convive también lo puede trasladar a sus propietarios, "con los que mostrará la misma agresividad para defender su plato de comida de cualquier amenaza o molestia", advierte Helena Bat, etóloga. Esta conducta resulta inapropiada para la convivencia en casa, porque puede derivar en agresiones caninas a sus dueños, y conviene frenarla.

Pautas para corregir al perro agresivo frente al plato

Ciertas pautas sencillas ayudan a corregir el comportamiento indeseado del perro con otros congéneres o con sus amos en el momento de defender su comida, entre ellas:

  • Procurar que los animales con los que vivimos estén tranquilos y relajados en las distintas áreas de su vida.
  • La rutina con los horarios y cantidades de comida que ingieren los canes a diario es fundamental para que estén centrados.
  • Colocar la comida a todos los perros a la vez y recogerlos de manera simultánea cuando acaban de alimentarse, para impedir que uno coma antes que otro y las esperas que pueden generar tensiones.
  • Evitar prestar excesiva atención a los canes cuando comen, para que no lo utilicen como reclamo con el fin de que se les haga caso.
  • No ofrecerles comida de la mesa de sus dueños.
  • Los perros que muestran agresión por la comida hacia otros deben aprender que esta conducta tiene como consecuencia ocupar el último puesto para alimentarse. "Al ver a todos los demás comiendo antes que ellos, aprenderán que su lugar no es negociable. Cuando le restringimos al can su comida, necesitaremos mantenerlo controlado y sujeto para que no trate de escaparse y obtener la comida de los demás", aclara Páez.
  • Los comportamientos incorrectos del perro a la hora de comer con respecto al resto de congéneres se deben corregir de manera inmediata.

Prevenir problemas de conducta entre perros ante la comida

Imagen: Samuel Cockman

La enseñanza temprana, desde que es un cachorro que come del plato, de unas normas para respetar la hora de la comida es fundamental para evitar problemas de comportamiento cuando se alimenta en compañía de otros congéneres.

Un ejercicio aconsejable para realizar con ellos cuando son cachorros es colocar el plato de comida en el suelo y darle la orden de que permanezca quieto hasta que se le permita acudir a él. De esta forma, se pretende enseñarle el autocontrol frente al alimento.

Las tensiones cuando el perro come con otros canes se pueden trasladar a sus dueños, por lo que, desde un principio, conviene conseguir que su mascota no les perciba como una amenaza para su alimento. Para conseguirlo, la actitud de los propietarios es clave y se deben respetar normas como no retirar el plato de alimento al can, una vez que ha comenzado a comer, y no recoger el comedero, aunque esté vacío, hasta que el perro se muestre indiferente ante él y cese su actitud territorial con el plato.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto