Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Alimentación

Tipos de contenidos: Mascotas

Escuela de alimentación
^
Tu canal de Mascotas

¿Qué alimentos del súper son aptos para el perro?

Carnes, pescado cocido, arroz, pasta y hasta verduras y frutas son alimentos del mercado que se pueden compartir con el can

Imagen: adogslifephoto

La comida del perro no tiene por qué ser aburrida. Y es que la carnicería del supermercado o la verdulería del mercado no es territorio humano en exclusiva. Los canes también obtienen beneficios de los alimentos frescos que se encuentran en el súper, por lo que es posible combinarlos con sus croquetas, siempre que esta práctica se haga bajo el control de un veterinario o nutricionista canino. En este artículo se detallan cuáles son los más adecuados.

"Existen alimentos del supermercado pensados para humanos que podemos comprar para hacer recetas caseras para perros, sobre todo aquellos ricos en proteína animal, como es el caso del pollo, la carne de ternera e incluso el pescado", dice Carlos Alberto Gutiérrez, veterinario y dietista canino. ¿Más ideas? Puede compartir un pescado cocido y hasta un poco de arroz -siempre bajo supervisión del veterinario- con su amigo de cuatro patas de vez en cuando.

"El pollo, la carne de ternera e incluso el pescado son alimentos del supermercado que podemos comprar para hacer recetas caseras para perros, bajo supervisión veterinaria", recuerda Carlos Alberto Gutiérrez, veterinario y nutricionista canino

Pero hay otros alimentos del súper, menos evidentes, que tampoco son tan exclusivos de los humanos como a veces se piensa. Gutiérrez, autor del portal web Nutricionista de perros, apunta "ciertas frutas que el perro puede comer con seguridad, así como verduras". Pero aún hay más. "Incluso la pasta y el arroz pueden formar parte de la dieta canina, siempre que la alimentación cuente con control veterinario", señala este nutricionista perruno.

¿La clave que no hay que olvidar antes de compartir alimentos del supermercado con el can? Recuerde consultarlo siempre antes con su veterinario y evite ciertos alimentos peligrosos para perros, como la cebolla, el ajo y las pasas. ¿Otro consejo importante? Los veterinarios de la Sociedad Americana contra la Crueldad Hacia los Animales recuerdan que los alimentos humanos aptos para canes "deben ser un premio, y nunca suponer más del 10% de su dieta".

Imagen: Amaviael

Carnes del súper que también son para perros

"La proteína animal es uno de los ingredientes que nunca deben faltar en el cuenco del perro", advierte Gutiérrez. Y su amigo de cuatro patas coincidirá con esta recomendación: ¿qué can no aparece por la cocina y sacude con felicidad el rabo cuando usted saca un filete de la nevera?

El pollo, el pavo y la ternera son carnes sanas para los perros, siempre que no haya huesos y trozos de grasa grandes. El consejo es cocer bien la carne y evitar los trozos grasientos y la carne que pueda estar en mal estado. Además, conviene recortar los filetes en trozos pequeños que el can pueda tragarlo de una vez, sin peligro de atragantarse.

El pescado también es cosa de perros

"El pescado es una fuente de omega 3 para el perro, un componte que le ayuda a mantenerse sano y cuida su piel", afirma Donald Strombeck, veterinario autor de 'Dietas caseras para perros y gatos'

Que los perros prefieren la carne al pescado es un secreto a voces. Y basta echar una mirada a su primo salvaje, el lobo, para entender esta debilidad -y necesidad- del can por la carne. "La dieta del lobo está compuesta en un 80 % por carne, lo que explica el porqué, aunque el perro ingiere cereales y algunos vegetales, también busque y prefiera los alimentos cárnicos o alimentos que incluyen olores extraídos de ellos", dice el investigador Stanley Coren, de la Universidad de British Columbia (Canadá) y experto en comportamiento canino.

"Esto no impide que el pescado también sea una buena fuente de proteínas saludables para el perro", apunta Gutiérrez. El pescado cocido, con cuidado de retirar las espinas, vísceras y la piel, es un alimento del supermercado del que los canes también pueden disfrutar con moderación. Además, "el pescado es una fuente importante de ácidos grasos buenos como el omega 3 para el perro, un componte que le ayuda a mantenerse sano y cuida su piel", puntualiza el veterinario y nutricionista Donald Strombeck, autor de 'Dietas caseras para perros y gatos' (Blackwell Pub, 1999), un manual de referencia en alimentación de canina y felina.

Incluso puede hacer recetas de galletas con pescado para canes para premiar a su amigo más peludo. ¿Una idea? Mezcle dos tazas de harina integral y 100 gramos de pescado (atún o sardinas, hervidos o envasados en aceite de oliva), limpio y sin espinas. Añada un cuarto de taza de agua o caldo de pescado (será más sabroso) y un huevo. Con ayuda de una batidora, mezcle los ingredientes hasta obtener una masa suave y manejable. Extienda la masa y dele la forma de galletas deseada antes de hornearlas durante unos 30 minutos a fuego bajo (unos 180 ºC). Déjelas enfriar... y ¡listas!

Imagen: rrrneumi

¿Puede el perro comer verduras y arroz?

¿Puede el perro comer espaguetis? Los veterinarios de la Sociedad Americana contra la Crueldad Hacia los Animales lo tienen claro: la pasta cocida es uno de los alimentos humanos que los canes pueden comer. La recomendación es que pasta o el arroz integral, igual que el resto de los alimentos humanos aptos para perros, "deben ser ofrecidos como un premio canino, y nunca superar el 10% de la alimentación diaria del animal". La pasta o el arroz integral que ofrezca al perro deben estar cocidos y puede mezclarla con sus croquetas habituales o su alimento húmedo recomendado por el veterinario.

Además, algunos canes adoran los vegetales crudos, como las zanahorias. A otros les encantan la lechuga y el maíz natural (sin tallo). El perro también puede tomar frutas como la manzana sin semillas y el plátano y hasta comer verduras cocidas, como el brócoli, las judías verdes o la calabaza, un alimento del que también disfrutan los gatos y que ayuda tanto a canes como a felinos a mantenerse hidratados y prevenir el estreñimiento.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en