Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Adiestramiento

Tipos de contenidos: Mascotas

Mascotas
Λ
Tu canal de Mascotas

6 pasos para enseñar al perro a darte un juguete

Elegir el juguete preferido del can y usar premios comestibles para que lo suelte son trucos para jugar con el perro y lograr que devuelva el objeto tras lanzárselo

Imagen: Dmyrto_Z

¿Intenta jugar con el perro, le lanza un juguete pero nunca consigue que se lo devuelva? Los juegos con el can son importantes: evitan el aburrimiento del perro, permiten ejercitarse juntos y, además, ¡fortalecen la relación con el amigo de cuatro patas! A continuación se ofrecen seis pasos para enseñar al perro a perseguir un juguete y que se lo dé a su humano en las manos después: entre ellos, elegir un juguete preferido y utilizar galletas caninas para que suelte el juguete. ¡La llave para horas y horas de juego peludo en su compañía!

¿Por qué hay que jugar con el perro?

Los juegos con el perro son divertidos, pero además muy importantes. Jugar con el can no solo estimula su inteligencia y previene el peligroso sobrepeso que sufre la mitad de los perros urbanos, según la Asociación para la Prevención de la Obesidad en Mascotas. También ayuda a fortalecer la relación con el amigo de cuatro patas.

Hay juegos caninos de inteligencia, y hasta con premios comestibles. Pero, ¿hay una recompensa mejor para el perro que jugar con su mejor amigo humano? Los juegos de pelota permiten pasar un rato estupendo mientras ambos se ejercitan y se ponen en forma. "Además, el juego de enseñar al animal a perseguir y traer la bola tiene un beneficio adicional: fortalece la amistad entre el can y su humano", concluye la Universidad de Comportamiento Animal. Los juegos que implican perseguir, buscar y traer un juguete posibilitan al perro interactuar con su humano y, además, gastar energía de una forma constructiva y educativa, ya que se evitará el peligroso aburrimiento canino.

"Los canes que no se ejercitan lo suficiente o que no estimulan su mente tienen mucho riesgo de desarrollar problemas de comportamiento consecuencia de este aburrimiento y falta de estímulos", añaden los veterinarios. Un perro aburrido puede sufrir problemas de hiperactividad e incluso desarrollar conductas destructivas de muebles y cojines en casa.

Los juegos de traer el balón (u otro juguete) son divertidos y estimulantes para el can. Pero, ¿a quién no le suena esta escena? Se tira la pelota al perro y él sale corriendo detrás. La coge y... ¡el animal espera a que sea su humano quien le persiga y vaya a por ella! ¿Hay forma de enseñar al can a traer la bola? ¿Y a que la dé en la mano? ¡Estos seis pasos ayudarán a lograrlo!

Imagen: Klanneke

Paso 1. Elegir un juguete que le guste al perro

La primera clave para enseñar al perro a traer un juguete que se le lanza es escoger bien el objeto. Para acertar, hay que elegir un juguete que le guste mordisquear y tener en la boca. ¿Alguien dudaba aún que los canes tuvieran preferencias? Pues téngalo en cuenta, y escoja un juguete que sea del agrado de su amigo peludo.

Paso 2. ¿Lo atrapas, amigo perro?

Póngaselo fácil a su perro. Para enseñar a un can a perseguir y traer un juguete, el primer paso es hacerlo lo más atractivo posible. Para lograrlo, hay que colocar el juguete a medio metro de su boca y moverlo de un lado a otro con actitud de juego. ¡La finalidad es conseguir que se levante y atrape su juguete!

Paso 3. Amigo perro: ¡ven a por mí!

¿Ya ha logrado que el perro agarre con la boca el juguete con actitud de felicidad? Pues ahora toca ponerlo un pelín más difícil. Ponga el juguete cada vez a mayor distancia del can y anímele a que lo atrape. Cuando se haga con él, puede empezar a correr hacia atrás y animarle a seguirle con palabras animadas y cariñosas de invitación al juego. ¡No dude en mostrarse feliz con la idea de que el perro le persiga y felicítele cuando al fin le coja!

Imagen: rogz

Paso 4. Enseñar al perro a soltar el juguete

El can ya persigue a su humano y ha aprendido a coger el juguete con la boca. ¡Ahora toca enseñarle a que lo suelte! Para ello, hay que utilizar premios comestibles, como galletas caseras. Negocie con su perro con ayuda de un premio comestible. Si la galleta canina es lo suficientemente atractiva y sabrosa... ¡pocos perros se resistirán a soltar el juguete y disfrutar del bocado!

Paso 5. Repetir, repetir, repetir

La constancia es virtud cuando se trata de educar al perro. Así que no queda otra que repetir toda la secuencia hasta que se pueda soltar el juguete en el suelo y... ¡se consiga que el can lo agarre con la boca para devolvérselo!

Poco a poco, se puede dejar de dar siempre una recompensa en forma de comida. Aunque de vez en cuando conviene repetir con premio. ¡Así el perro recordará la sensación placentera de darle el juguete!

Paso 6. Truco peludo para humanos principiantes

¿Tiene dificultades para que el can entienda que debe perseguir el juguete lanzado o perseguirle, si es usted quien lo agarra? Entonces, puede echar mano de una sencilla correa, para guiar -con paciencia y de forma amigable- al perro hasta el juguete. Y recuerde que el aprendizaje del can es cosa de dos: del can y de usted mismo. ¡Paciencia, cariño y ganas de pasarlo bien serán las claves para conseguirlo!


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto