Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Convivencia

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

Juguetes para perros, más que una diversión

Entretener al perro, asear sus dientes e interactuar con su dueño son actividades fomentan algunos juguetes caninos

Imagen: TheGiantVermin

La soledad y el aburrimiento de los canes urbanitas son problemas que preocupan a sus ocupados dueños, por lo que los juguetes para perros se han convertido en una herramienta útil para que el can se entretenga durante su ausencia. En este artículo se describen algunos de los juguetes caninos más demandados, entre ellos los comestibles o que incorporan el alimento como aliciente, los juguetes "tira y afloja", huesos y las clásicas pelotas.

Juguetes para perros, más que una diversión

Los juguetes para los perros son aliados muy útiles de los dueños a la hora de conseguir que su animal esté entretenido cuando está solo en casa, sobre todo si sufre ansiedad por la separación de sus dueños.

Los juguetes para el perro estimulan la mente del can y le ayudan mantenerse en forma

El mercado de juguetería canina ha evolucionado hasta lograr una mayor diversidad en sus productos, con el fin de perfeccionar los momentos de diversión del can.

A continuación se recogen algunas de las propuestas lúdicas para perros que incorporan el alimento.

Juguetes con premio para el perro

Los juguetes llamados kong están concebidos para que el perro juegue y además esté entretenido cuando está solo en casa. "Este es uno de los juguetes que más se demanda porque son muy prácticos para mantener entretenido al perro cuando se queda solo", explica Juan Ramos Jiménez, propietario de una empresa dedicada a la comercialización de accesorios para animales.

Los Kong son juguetes de goma que tienen una apertura para introducir algún tipo de premio, como pienso o una galleta canina. El perro se entretiene así durante mucho tiempo para extraer el alimento del interior del juguete.

Estos juguetes con premio, que cuestan alrededor de 25 euros, se venden en diferentes tamaños y para distintas edades (cachorros, ancianos), pero también para perros con mandíbulas muy potentes. La diferencia entre estas variedades es, además del tamaño y del precio, la dureza del juguete, que es menor para cachorros y perros mayores, ya que tienen los dientes más delicados.

Los juguetes "tira y afloja" con el perro

Los juguetes de tira y afloja favorecen la interacción entre perro y dueño

Los denominados juguetes "tira y afloja" se caracterizan por tener dos extremos; uno por el que sujeta el dueño y el otro el perro. A los perros les gusta morder como forma de relacionarse y jugar. Con este juguete fabricado con una cuerda de nailon, el can puede dar rienda suelta a su instinto.

Los juguetes para morder pueden tener forma de animales o de pelota, incluso los hay que ayudan a mantener la dentadura en forma y el mal aliento del perro a raya, ya que los hay con sabor a menta.

Su precio oscila entre los tres y los cinco euros y también sirven para lanzarlos y que el perro corra a recogerlos. "Este tipo de juguetes para morder son uno de los más demandados por los dueños de perros", asegura Jiménez.

Huesos y pelotas, dos juguetes caninos clásicos

Los huesos de diversos materiales, como de piel de vaca o de cerdo, satisfacen la naturaleza masticadora de los canes. Su precio oscila entre los tres y los seis euros, y con ellos pueden pasar horas entretenidos, al tiempo que mantienen su dentadura en forma.

Imagen: donjd2

Estos huesos se fabrican con un material que ayuda a arrastrar la placa dental y, gracias a su agradable sabor y olor (menta), previenen el mal aliento.

Una modalidad muy demandada de este tipo de huesos es el extragrande: pesa 22 kilos y está diseñado para perros de gran tamaño.

Las pelotas son otro de los juguetes que más compran los dueños de perros, un clásico que no pasa de moda por las posibilidades que ofrece para la interacción entre dueño y perro, a la hora de jugar.

Las pelotas y los juguetes de goma u otros materiales que pitan son también muy demandado, según Santy Atilano, gerente de una empresa de accesorios para perros. Sin embargo, lo más recomendable es que un juguete no sea solo para el perro sino que se convierta en una herramienta de interacción entre dueño y perro para jugar, recomienda Atilano.

Golosinas divertidas para los perros

Las golosinas, además de servir como premio para el perro, son un pasatiempo que también les ayuda mantener su boca sin sarro y con un aliento fresco. Las hay con forma de cepillo de dientes o de hueso y se venden ajustadas al tamaño que tenga el perro (el envase especifica el peso del perro).

Las golosinas y chucherías bajas en calorías son una novedad que tiene muy buena aceptación entre el público. De esta forma, los perros con sobrepeso también pueden darse algún capricho. Así, además de satisfacer su paladar, pueden pasar un buen rato de entretenimiento gracias al mordisquea.

Seguridad de los juguetes del perro

La seguridad de los juguetes que se adquieren para los perros es fundamental para garantizar su salud. Por ello, es recomendable adquirirlos en establecimientos o secciones específicas para animales.

En el etiquetado del juguete debe figurar la edad y tamaño para la que está recomendado el producto, así como los datos del fabricante.

Un juguete para el perro no se debe convertir en el sustituto de los dueños. Los juguetes para el perro deben servir como herramienta interactiva con la que poder jugar y disfrutar del tiempo libre con los dueños.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto