Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Convivencia

Tipos de contenidos: Mascotas

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^
Tu canal de Mascotas

7 cosas sorprendentes sobre perros y gatos que no sabes

Cómo ríen los gatos, cuántas palabras sabe el perro o cómo dicen canes y felinos "te quiero" son cuestiones que la ciencia ha estudiado y respondido

Imagen: Sheila Sund

Perros y gatos no dejan de asombrarnos. ¿Sabía que los canes lamen la cara de los humanos para darles un beso y hasta para levantarles el ánimo? ¿Y que, aunque no hablen, reconocen unas 200 palabras? Pero también hay misterios felinos que la ciencia ha resuelto. Entre ellos, por qué a los gatos les gustan tanto las cajas y ¿ómo dicen los mininos "te quiero". Las siguiente son siete cosas sorprendentes sobre gatos y perros y sus explicaciones.

1. ¡Besos perrunos muy húmedos!

Hay besos de muchos tipos. Pero en el caso de los besos perrunos son, sobre todo, húmedos. "El lamido del can en la cara es el equivalente humano de una caricia o beso cariñoso", dice el veterinario Manuel Lázaro. Los perros usan su lengua para relacionarse, mostrar amor y explorar su mundo. Y ello, al recibir un lengüetazo del peludo amigo, incluye a quienes están más cerca.

Pero aún hay más ciencia detrás de estos besos. Una investigación dirigida por las doctoras Deborah Custance y Jennifer Mayer, de la Universidad de Londres (Reino Unido), ha analizado el comportamiento de los canes cuando están tristes o alegres. Las científicas han constatado que cuando las personas lloran, los perros responden con lamidos en las manos y la cara. Estos lengüetazos, sostienen las veterinarias, son un gesto canino para mostrar su afecto y soporte ante el dolor humano.

2. La obsesión de los gatos por las cajas tiene explicación

¿Por qué los gatos adoran las cajas? Los científicos han encontrado la respuesta a uno de los enigmas felinos mejor guardados. Y este comportamiento tiene varias explicaciones.

Por una parte, los gatos son cazadores que usan el camuflaje para sorprender a sus presas, instinto que aún no ha perdido el minino doméstico. Y ¿acaso hay mejor escondite que una caja para atacar y jugar sin ser visto? Pero hay más: las cajas reducen su estrés, enriquecen su entorno, les animan a planificar juegos y hasta les sirve para calentarse en invierno y refrescarse en verano. Por eso, si se unen todas estas evidencias, se puede ver que los felinos no solo adoran las cajas, sino que, además, las necesitan.

3. Doctor perro, ¿tengo cáncer?

¿Sabía que los perros son capaces de oler el cáncer? El investigador japonés Hideto Sonoda ha estudiado cómo los canes detectan el cáncer de colon y afirma que existe "un olor característico que solo los perros pueden diferenciar, y que es clave para saber si alguien está enfermo de cáncer".

Pero no solo Sonoda se ha interesado por esta extraordinaria capacidad canina. Un equipo de científicos alemanes concluye que los peludos doctores, si son entrenados para ello, también pueden reconocer el cáncer de pulmón en el 71% de los las ocasiones. Incluso se ha demostrado que pueden detectar la enfermedad en personas con cáncer de intestino, mama, próstata y hasta de piel.

Imagen: depfotovampir

4. Cómo se ríen los gatos

Los gatos a menudo hacen reír a los humanos. Pero, ¿cómo se ríen ellos? Los científicos y etólogos felinos explican que, aunque los mininos no son capaces de romper en una carcajada, sí hay gestos que se reconocen como signos de un felino feliz y ademanes que se pueden equiparar a una sonrisa. "Un parpadeo lento es la forma más evidente de saber que un gato está feliz", apunta la veterinaria y etóloga felina Nicky Trevorrow. Las orejas hacia delante y hacia arriba son otra señal para saber que el felino está contento.

5. Amores muy perrunos

Perros, gatos y humanos comparten parte de la llamada química del amor: las tres especies segregan oxitocina, una sustancia que afecta al circuito del placer cerebral y favorece el enamoramiento.

Pero el amor canino está más documentado que el felino: un estudio publicado en la revista Journal of Comparative Psychology concluye que el perro quiere y siente un afecto real por los humanos. "El amor del can hacia los humanos que le quieren y cuidan es incluso más intenso que los sentimientos hacia sus propios hermanos y compañeros de camada", afirma el neurólogo Michael Hennessey.

Imagen: igorr1

6. Los perros saben 200 palabras

Los canes no hablan, pero entienden cerca de 200 palabras y gestos humanos. Según el investigador Stanley Coren, de la Universidad de British Columbia (Canadá), un perro reconoce de media unas 165 palabras, una capacidad que se asemeja a la de reconocimiento lingüístico desarrollada por un niño de dos años. Pero este no es el límite de su aprendizaje. Con la educación y el empeño adecuados, un can puede saber 250 vocablos.

La inteligencia canina, además, se ha medido según otras escalas humanas, que incluyen los cálculos matemáticos sencillos y problemas espaciales.

7. ¿Cómo dicen los gatos "te quiero"?

Los gatos demuestran su amor a su manera. Y una de las formas de decir "te quiero" es amasando a su humano con un movimiento rítmico de sus patas delanteras sobre tripa, cuello o piernas de la persona. "Los felinos nos dicen con este masaje cuánto nos quieren, y lo importante que somos para ellos", revela un proyecto de investigación de la Universidad de Florida (EE.UU).

A continuación, un vídeo divertido para aprender cómo quieren los gatos a sus humanos y cómo lo hacen saber.

.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto