Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Convivencia

Tipos de contenidos: Mascotas

Escuela de alimentación
^
Tu canal de Mascotas

Perros y gatos ecologistas: juguetes y accesorios hechos con basura

Botellas de plástico, cajas de cartón y ropa vieja sirven para crear en casa juguetes y accesorios para canes y felinos, a la vez que se cuida del planeta

Imagen: away_ser

Si está aburrido de ver cómo su basura daña el entorno, sepa que su perro o su gato también pueden ayudar a salvar el planeta. Y es que una botella de plástico no tiene por qué tirarse al contenedor, pues se puede transformar en un juguete para perros y gatos; basta con cubrirla con un calcetín o rellenarla de premios y hacerle unos agujeros. Y una caja de cartón vacía puede tener otra vida mejor que acabar en la basura, ya que es el mejor regalo que se le puede dar a un felino. Estas son dos ideas para reutilizar residuos muy habituales en casa. Pero hay otras, como las que se detallan en este artículo.

Un juguete canino 'eco' muy marchoso con botellas de plástico

"Las botellas de plástico son estupendas para fabricar juguetes para perros: si las tapamos bien, los canes pueden mordisquearlas, perseguirlas y lanzarlas sin peligro", señala la veterinaria Gabriela Galán

Cada año, en el mundo se tiran ocho millones de toneladas de plástico al mar, según un estudio publicado en la revista Science. Un modo divertido de reducir esa cantidad es fabricar con basura reutilizada el siguiente juguete ecológico: un mordedor para perros hecho con una botella de plástico. "Las botellas de plástico son estupendas para fabricar juguetes para canes, porque pueden mordisquearlas, perseguirlas y lanzarlas sin peligro", afirma la veterinaria Gabriela Galán.

¿Cómo hacer este juguete "eco"? Lo primero es forrar la botella de plástico con un calcetín o camiseta vieja lavada. Recuerde cerrar bien el tapón para evitar que se suelte y sea peligroso. El perro disfrutará mordisqueando su juguete. Y aún hay un modo de hacerlo más interesante: meter unas legumbres secas antes de cerrar la tapa. ¡Así el juguete se convertirá en mordedor canino tan ecológico como sonoro!

Imagen: Pixabay

Cajas de cartón: el regalo más gatuno

Una caja de cartón es un regalazo para el gato. Y si no lo cree, haga la prueba. Olvídese de abandonarla en la basura y, por el contrario, colóquela en mitad del salón. Observe a su Felis sylvestris catus ir hacia ella como un imán. Es un secreto peludo a voces que los gatos aman las cajas de cartón.

La ciencia ha encontrado la respuesta a este misterio: las cajas de cartón proporcionan un escondite genial al felino durante el juego y, además, les sirven de refugio para reducir el estrés, les ayudan a mantenerse calientes y mejoran las relaciones con otros gatos de la casa, en caso de vivir en una vivienda con más animales. De hecho, los gatos no solo adoran las cajas, sino que las necesitan.

Dele, por tanto, una segunda vida a sus cajas de cartón. Basta con quitarles las tapas y colocarlas de lado, con una mantita dentro, para fabricar una cama de lo más gatuna. Y si abre un agujero adicional en uno de los laterales y mete dentro ratones para gatos y hojas secas, también servirá para hacer más divertidos los juegos felinos.

Ropa vieja para perros que cuidan el planeta

Los europeos tiran a la basura casi dos millones de toneladas de ropa usada al año, según el estudio 'Recursos Renovables, la biotecnología de las plantas', del Instituto Europeo de Fibras Naturales. Este modelo de prendas "de usar y tirar" también tiene un impacto sobre el planeta: la ropa es la responsable del 2% de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Pero la ropa ecológica para perros también quiere darle un respiro al planeta y recuperar parte de esas prendas que acaban en la basura. Y para empezar, ¿por qué no aprovechar una vieja camiseta para crear una bandana canina?

Las bandanas, pañuelos colgantes para cubrir la correa, no solo son divertidas y estilosas, pues resultan un aliado perfecto de los perros con calor. Cuando el termómetro sube, no hay más que mojarlas en agua fresca antes de salir de casa para refrescar su paseo y ayudarle a ahuyentar el calor.

Para darle una segunda vida a su camiseta preferida antes de abandonarla en el cubo de la basura, basta con recortar un cuadrado de tela y doblarlo por la mitad para hacer un triángulo, de forma que se pueda anudarlo con holgura al cuello del can. ¿Y para las ocasiones especiales más "eco"? Aproveche el cuello de una camisa vieja para transformar el collar del perro en un complemento muy elegante. Para lograrlo, hay que recortar el cuello de la prenda y superponerlo al collar del can.

Imagen: michaklootwijk

La botella reutilizada que da premios

Cuando pensaba que la vieja botella de plástico no daba más de sí, aquí llega otra propuesta para transformarla en un juguete ecológico para gatos y perros ¡muy sabroso!

Encuentre un cúter, cuchillo o tijera con punta para hacer agujeros en la botella del tamaño de las bolitas de comida o premios preferidos de su amigo más peludo. Una vez agujereada la botella, colóquela bajo el grifo de agua fría para retirar posibles restos de plástico que puedan ser peligrosos. Séquela y rellénela con un puñado de croquetas o galletas y cierre el tapón. ¡Acaba de fabricar un puzle de comida dinámico para gatos y perros con ayuda de su basura!

Deje el puzle en mitad del salón. La comida saldrá a medida que el animal la golpee o empuje. Pero si a su amigo le cuesta entender el juego, deje algunas croquetas sueltas alrededor y agite la botella para enseñarle cómo funciona. ¿Hay mayor goce peludo que jugar y comer al mismo tiempo?


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en