Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Viajar

Tipos de contenidos: Mascotas

Feliz Navidad - Consumer 2018
^
Tu canal de Mascotas

El perro en la montaña: elegir la ruta adecuada

El itinerario de senderismo con el perro debe evitar los obstáculos insalvables para el perro y contar, cuando sea posible, con puntos de agua potable

Imagen: OakleyOriginals

Antes de realizar una ruta de montaña con nuestro perro, conviene planificar el itinerario con detenimiento: recuerde que no todos los canes tienen las mismas capacidades físicas. Seleccionar la ruta de montaña adecuada para cada perro, evitar obstáculos insalvables para el can, contar con agua suficiente y tener cuidado con las alturas son algunas claves para que tanto el dueño como el perro disfruten del trayecto.

Los amantes de la naturaleza y de los perros a menudo coinciden: realizar una ruta de montaña en compañía del can es una gran oportunidad para ver disfrutar al animal; así como para que se relacione con otros animales de forma saludable.

Seleccionar la ruta de montaña adecuada para cada perro

Como ocurre con las personas, no todos los perros están igual de preparados para enfrentarse a ciertos itinerarios de montaña. El tamaño y las capacidades físicas del animal deben ser dos de los primeros factores que considerarse al seleccionar el itinerario. No es lo mismo que el animal sea un bulldog francés, que un potente pastor alemán o un atlético galgo.

El entrenamiento físico del perro es otra cuestión importante al seleccionar el itinerario más adecuado para realizar con el perro. En cualquier caso, es importante conocer las limitaciones físicas de uno mismo y de nuestro perro.

Evitar obstáculos insalvables para el can

Antes de realizar una ruta de montaña con el perro, conviene planificar el itinerario

Algunos recorridos no son apropiados para nuestro can. Un río muy ancho o profundo puede suponer un problema para algunos perros en la montaña. Debemos preparar la ruta para que nuestros perros puedan disfrutar de esta actividad con nosotros. Para ello conviene pensar en sus necesidades y evitar, por ejemplo, pasos difíciles o imposibles para ellos.

No debe faltar el agua para el can en la montaña

La mochila de montaña también debe atender los requerimientos de nuestro perro durante el trayecto. No olvide que, como usted, su can necesitará beber a lo largo del recorrido. Numerosas rutas de senderismo cuentan con puntos de avituallamiento de agua potable durante el camino (manantiales o fuentes).

No obstante, en especial durante la época seca en la que muchos cursos de agua reducen su caudal de forma significativa, conviene portar agua suficiente para usted y para su perro en la mochila. Así se evitan sorpresas. Nuestro perro necesita mantenerse hidratado durante todo el trayecto, por lo que debemos llevar agua también para él. Si tenemos previsto realizar una marcha de varios días, debemos, además, llevar comida para nuestro peludo amigo.

La sierra es impredecible: cuidado con las alturas

En la montaña, las condiciones meteorológicas pueden cambiar de forma brusca durante la ruta. No es lo mismo atravesar una zona húmeda de valle que recorrer una ladera de solana o subir en altura y exponerse a posibles vientos fuertes.

Un río muy ancho o profundo puede suponer un problema para algunos perros

Este cambio de condiciones no solo afectarán al dueño, sino que también pueden condicionar el recorrido para el perro. El sol en la montaña es mas fuerte y el frío o la nieve también les afecta.

Cuando se ha planeado realizar un ascenso importante, considere que el perro también puede verse afectado por los cambios de presión que supone la subida. La altura, como nos ocurre a las personas, también afecta al perro, por lo que se debe procurar que tanto los dueños como los can se adapten, de forma paulatina, a la misma.

Consejos

  • El tamaño y las capacidades físicas del animal deben ser las primeras características que determinen la selección del itinerario de montaña.

  • El entrenamiento físico del perro es otra de las cuestiones que influye en la elección de la ruta.

  • No todos los recorridos son igual de apropiados para nuestro animal. Un río extremadamente ancho o profundo puede suponer un problema para algunos perros en la montaña.

  • Recuerde que, como usted, el perro necesitará agua durante el recorrido: opte por rutas con puntos de agua potable.

  • Si planea realizar un ascenso importante, considere que el perro también puede verse afectado por los cambios de presión que supone la subida.

Etiquetas:

montaña, perros, viajar


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en