Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Viajar

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

El perro en la montaña: consejos para un paseo seguro

El uso adecuado de la correa, proteger las almohadillas de las patas del perro y un botiquín son claves para evitar peligros en la ruta de senderismo

Imagen: 4Neus

Disfrutar de la montaña en compañía del perro es uno de los mayores placeres para los amantes de la naturaleza y de los canes. No obstante, conviene tener en cuenta ciertos consejos antes de emprender una caminata al aire libre con nuestro can: hacer un uso adecuado de la correa, evitar situaciones de peligro con la fauna salvaje y proteger las almohadillas del can durante la ruta son algunas claves.

"En la montaña tenemos que mantener las mismas precauciones con el perro que con nosotros mismos"

Planificar una ruta de senderismo en la montaña con el perro es una opción atractiva. Conviene recordar, sin embargo, que en la montaña pueden registrarse cambios de temperatura bruscos, pasos complicados y otros imprevistos que conviene tener en cuenta.

"Cuando vamos a realizar una ruta de senderismo con el perro, tenemos que mantener las mismas precauciones con el perro que con nosotros mismos", advierten desde el grupo de montañismo con canes Pirineos con Perros.

La correa para pasear con el perro en el campo

La montaña es un lugar hermoso, pero a su vez, poco predecible. Conviene no descartar posibles desprendimientos de tierras, pasos estrechos en los que el can puede resbalar o superficies poco adherentes, debido a la humedad o al musgo. En ocasiones, la correa puede servir para reducir los posibles accidentes de los animales en la sierra.

"Es recomendable que el perro esté atado durante la ruta, sobre todo, cuando no se tiene demasiado control sobre él", señalan desde el grupo de excursionismo de montaña con perros Botes i Potes.

Evitar problemas con otros senderistas es otro motivo para utilizar la correa en la montaña. "El camino se comparte con otros excursionistas que realizan la ruta a pie o en bicicleta y que pueden asustarse ante un perro suelto, en especial si se trata de niños", advierte la agrupación de senderismo con perros.

No es extraño, por otro lado, que en ciertos parques naturales protegidos haya una normativa clara acerca de los canes, que obligue al perro a ir sujeto con la correa y a no alejarse del sendero marcado por los responsables del espacio de montaña. La protección de ciertas especies vegetales vulnerables o en peligro de extinción puede explicar en ocasiones estas limitaciones para nuestros canes en la sierra.

Recuerde que en la montaña su perro no es el único animal

La presencia de ganado suelto o de animales salvajes es frecuente en ciertas zonas naturales o parques protegidos. "En una ruta de montaña, puede haber animales salvajes", señalan desde Botes i Potes. "Hay que informarse bien de la posible presencia de estos antes de emprender una ruta por ciertas zonas", aconsejan.

Atravesar un coto de caza es otro de los puntos rojos para un perro en la montaña. Para evitar accidentes desagradables, conviene vestir a nuestro perro con una camiseta reflectante o un chaleco fluorescente, visible a distancia.

La fauna salvaje no es la única que puede ocasionar un encuentro inesperado para nuestro perro en la ruta. "Otros perros en el camino también pueden ser peligrosos para el nuestro, sobre todo los canes que guardan terrenos y casas o aquellos que se encuentran sin dueño", matiza el grupo catalán de montañismo con perros.

Proteger las almohadillas de nuestro perro durante la ruta

La correa puede reducir posibles accidentes de los canes en la sierra

No es extraño que la ruta de montaña discurra por ciertos tramos con superficies abrasivas, que pueden dañar las almohadillas de las patas del perro. No todas las rocas son iguales y algunos materiales tienen mayor facilidad para agrietarse que otros. La presencia de fragmentos de piedras angulosas puede suponer un riesgo para las almohadillas del can.

Para evitar que la superficie de apoyo de las patas del perro se agriete con el terreno, es posible utilizar botines caninos elaborados con materiales como el neopreno, que resiste la caminata y protege al animal, o bien adquirir cremas de protección para esta zona.

No obstante, durante el recorrido por la montaña, conviene llevar un botiquín básico de primeros auxilios (gasas, tiritas, yodo desinfectante, etc.), que puede resultar de gran utilidad tanto para el dueño como para el perro, en caso de necesidad.

Consejos

  • La correa puede servir para reducir los posibles accidentes de las perros en la sierra.

  • Recuerde que el camino se comparte con otros excursionistas: pueden asustarse ante un perro suelto, especialmente si se trata de niños.

  • Algunos parques naturales protegidos prohíben en ciertos tramos que el perro pasee fuera del sendero marcado.

  • Para evitar que las almohadillas de las patas del perro se agrieten, se pueden usar botines de neopreno que resisten la caminata y protegen al animal. También es posible adquirir cremas de protección para esta zona.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto