Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Fallecimiento

Tipos de contenidos: Mascotas

Navidad 2017
^
Tu canal de Mascotas

La eutanasia del perro: claves

Suministrar la eutanasia al perro es uno de los momentos más difíciles en la relación con nuestra mascota, por lo que conviene tener en cuenta ciertos consejos

Imagen: Anton Novoselov

Decidir cuándo ha llegado el momento de suministrar la eutanasia al perro es, sin duda, una de las decisiones más difíciles de tomar en la relación con muestra mascota. Las enfermedades crónicas, o el sufrimiento insoportable del can, pueden indicar que ha llegado el momento de decir adiós a nuestro amigo, con una muerte digna. Existen ciertas claves que conviene conocer para ayudar a nuestro fiel amigo en estos últimos momentos.

La edad muy avanzada del perro o una enfermedad crónica dolorosa en nuestra mascota puede obligar al dueño a plantearse si ha llegado el momento de despedirse de su animal, y aplicarle una eutanasia médica.

La ausencia de dolor es la regla de oro que debe exigirse en una eutanasia veterinaria

La muerte controlada por el veterinario debe servir para mitigar los dolores del fallecimiento de nuestra mascota y minimizar el sufrimiento irremediable derivado de sus posibles problemas de salud.

Tomar la determinación de suministrar la eutanasia a nuestro can es, no obstante, una de las decisiones más complicadas que debe adoptar el dueño de una mascota. Una visita al veterinario le guiará acerca del estado de salud de su perro, y el doctor le podrá indicar, en cada caso, si optar por la eutanasia es la alternativa más adecuada para ayudar a su mascota enferma ,o de una edad demasiado avanzada.

¿Qué es la eutanasia del perro?

La palabra eutanasia proviene del griego eu, buena, y thanatos, muerte; así que su significado literal sería "buena muerte". La eutanasia es, por tanto, un acto por el que se provoca el fallecimiento del perro de una manera plácida, sin dolor, temor, ni ansiedad. Para que el fallecimiento veterinario controlado de nuestra mascota cumpla con este requisito de bondad, debe cumplir, al menos, con ciertas exigencias, según señala la Sociedad Mundial de Protección Animal (WSPA, por sus siglas en inglés).

La ausencia de dolor en el momento del fallecimiento de la mascota es la regla de oro que precisa una eutanasia veterinaria adecuada. La medicación suministrada debe, asimismo, lograr que nuestro amigo pierda lo antes posible el conocimiento con el objeto de que no esté consciente cuando se produzca el fallecimiento. Otro de los requisitos que han de exigirse a una medicación eutanásica es que su aplicación sea "irreversible", según explican desde WSPA.

Condiciones a exigir en la muerte controlada del can

Los requerimientos necesarios para considerar una eutanasia como adecuada no acaban en el aspecto físico y médico del perro. La psicología del perro también debe ser tenida en cuenta cuando se exige una eutanasia correcta para despedir a nuestro amigo. En este sentido, la Sociedad de Protección Animal cree que el fallecimiento controlado del perro debe implicar el menor sufrimiento para el animal: "la eutanasia tiene que minimizar el miedo que pueda sentir nuestra mascota", afirma la WSPA.

La persona que acude al veterinario para proporcionar una muerte digna a su mascota debe exigir, asimismo, que el procedimiento tenga lugar en unas condiciones higiénicas adecuadas. Contar con un ambiente tranquilo ayudará al animal, y también al dueño, a contar con la intimidad y el sosiego que requiere este complicado momento.

Productos permitidos y prohibidos

Las normas aprobadas por las diferentes comunidades autónomas marcan los productos que el veterinario puede o no usar para provocar el fallecimiento del animal (previa sedación). En este sentido, Cataluña fue una de las pioneras en legislar la eutanasia de los animales de compañía (Decreto 254/2000).

Entre los diferentes productos permitidos para realizar la muerte veterinaria está el llamado fentobarbital (un barbitúrico que sirve además para controlar la posible ansiedad) y el tiopental, que provoca la parada del corazón del perro. Cuando de trata de elegir el fármaco más adecuado para eutanasiar a nuestra mascota, la organización Humane Society, el colectivo de protección animal más grande de EE UU, opta por el primero: el fentobarbital. Según la organización, es el fármaco más adecuado, aplicado con una inyección, cuando llega el difícil momento de conducir el fallecimiento del perro. "Es el método más humano, seguro, menos tenso para la eutanasia del can", indica Humane Society.

El fenobarbital no siempre es mortal. Este medicamento provoca el fallecimiento solo si es aplicado en la dosis adecuada.

"La eutanasia debe ser lo más humana y segura posible", señalan desde una asociación protectora

La cantidad apropiada a suministrar debe ser calculada por el veterinario, en función del peso y características de cada animal. La norma establece, no obstante, que antes de proceder a la eutanasia del perro, el animal debe haber recibido una "sedación profunda o anestesia general".

Métodos de eutanasia prohibidos

Las normas que regulan la muerte médica de las mascotas no solo contemplan cómo tiene que llevarse a cabo la eutanasia , sino que señalan, asimismo, las prácticas y los preparados químicos ilegales que no pueden, en ningún caso, utilizarse. Entre los procedimientos prohibidos está el empleo de bloqueantes musculares o ciertas sustancias como la estricnina, que puede desencadenar la muerte por asfixia del animal, contradiciendo la intención eutanásica: la muerte sin sufrimiento.

Consejos

  • No olvide que la eutanasia debe servir para acabar con el sufrimiento irremediable derivado de problemas de salud crónicos e irreversibles.

  • La muerte veterinaria debe ser producida de una manera plácida, sin dolor, temor, ni ansiedad.

  • La medicación suministrada debe lograr que nuestro amigo no esté consciente cuando se produzca el fallecimiento.

  • Las diferentes normativas autonómicas regulan los productos permitidos y los procedimientos legales para suministrar la eutanasia al perro.

  • La organización Humane Society recomienda suministrar una inyección de sodio pentobarbital para eutanasiar al perro.

  • Antes de proceder a la eutanasia del perro, el animal debe haber recibido una sedación profunda o anestesia general.

  • Su veterinario le guiará acerca del estado de salud de su mascota y le podrá recomendar si la opción de la eutanasia es la mejor alternativa, o no.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto