Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Reproducción y cría > Embarazo

Tipos de contenidos: Mascotas

Ningún niño sin comida
^
Tu canal de Mascotas

¿Por qué los gatos naranjas suelen ser machos?

La mayoría de los felinos naranjas son machos y todos los tricolores son hembras por una singularidad genética

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Última actualización: 20 de diciembre de 2016
Imagen: Michelle Tribe

No es cierto que todos los gatos naranjas sean machos, pero sí la gran mayoría. En cambio, todos los felinos tricolores, los parcheados con tres colores en su manto (naranja, marrón o negro y blanco), son hembras. La explicación a este misterio gatuno se encuentra en los genes de estos animales: el color del pelaje es una característica transportada en el cromosoma X, donde el gen naranja se comporta de un modo muy especial. Este secreto felino se revela y explica en el siguiente artículo.

¿Por qué existen los gatos naranjas?

El gen responsable del pelaje anaranjado de los gatos se transmite de un modo distinto del habitual. En los mamíferos, la mayoría de los rasgos físicos se heredan según la llamada regla de dominancia genética. Es decir, para que un rasgo recesivo aparezca en la apariencia física, este debe estar presente en los dos cromosomas: el heredado del padre y el heredado de la madre.

Un animal que tiene un gen dominante y otro recesivo no suele distinguirse de otro animal con dos genes dominantes. En ambos, la apariencia externa estará marcada por el gen dominante, quedando el recesivo oculto.

"Existe, sin embargo, una gran excepción a esta regla de dominancia genética y es la que tiene que ver con el color anaranjado de los felinos: si un gato lleva en sus cromosomas tanto el gen naranja como el gen marrón, sendos aparecerán en su pelaje", explica el científico experto en gatos John Bradshaw, de la Universidad de Brístol (Reino Unido) y autor de 'Los Sentidos de los Gatos' (Allen Lane, 2013).

Gatos tricolores, ¿cómo aparece este pelaje?

Los felinos con genes anaranjados y marrones, en consecuencia, presentan estos colores en su pelaje, además del blanco. En unas partes de su piel será el tono naranja el que gane y aparezca, mientras que en otras zonas resultará el color marrón el vencedor.

Estos gatos, en consecuencia, tienen manchas de tres colores en su pelo: naranja, marrón (o negro) y blanco. Y son conocidos como felinos tricolores, gatos tortoiseshell (caparazón de tortuga) o directamente carey (una especie de tortuga) o calicó.

El color exacto de los parches dependerá de los otros genes de color que transporte en sus cromosomas: si contiene genes negros, entonces el característico marrón se oscurece.

¿Todos los gatos naranjas son machos?

Los genes responsables del color de los gatos son transportados en el cromosoma X. Como ocurre en los humanos, las hembras felinas tienen dos cromosomas X. Por el contrario, los gatos machos solo poseen un cromosoma X, acompañado por un cromosoma Y, de menor tamaño, que marca su sexo masculino pero sin información sobre colores. "En consecuencia, para que una hembra sea naranja por completo debe haber heredado el gen anaranjado en los dos cromosomas X, algo poco frecuente", añade el científico.

Imagen: blanxii

Lo normal es que las hembras con genes naranjas sean tricolores. Pero, ¿pueden ser también anaranjadas? La respuesta es que sí, si transportan el gen naranja en los dos cromosomas X. No es cierto, en consecuencia, la afirmación de que todos los gatos naranjas son machos. Lo son en su mayoría, pero no siempre.

Gatos tricolores, ¿son todas hembras?

Y, ¿qué ocurre si la hembra posee un único gen naranja, en lugar de dos? Entonces, su pelaje se parchea, convirtiéndose en tricolor: con naranjas, marrones (o negros) y blancos en su pelo. Y al contrario, ¿pueden los machos ser tricolores? Lo normal es que no. "Casi sin excepción, los felinos con el gen naranja tendrán su pelaje completamente anaranjado y no serán tricolores", afirma Bradshaw.

Pero, ¿existe alguna excepción a esta regla general? En la naturaleza, las mutaciones genéticas existen y, aunque poco probable, sí hay (muy pocos) gatos machos tricolores. Aquí va la explicación a esta rareza genética. Algunos felinos, consecuencia de una división celular anormal, poseen dos cromosomas X, además del cromosoma Y, que caracteriza su sexo masculino. Entonces, el gen naranja sigue las mismas reglas que en las hembras y puede darse, como resultado, un macho tricolor. Pero este extremo es muy poco frecuente: aún menos habitual que las hembras anaranjadas.

¿Ha aprendido usted algo nuevo sobre los gatos naranjas y las gatas tricolores? Puede dejar sus impresiones en la sección de comentarios.

Lea más sobre reproducción de gatos y perros. Sigue a Eva San Martín en Twitter.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto