Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Salud > Pulgas y garrapatas

Tipos de contenidos: Mascotas

^
Tu canal de Mascotas

El tratamiento contra las garrapatas del perro

Pipetas, pastillas, baños, collares y aerosoles son los diferentes tratamientos que se pueden aplicar para prevenir o acabar con las garrapatas del can

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Fecha de publicación: 24 de noviembre de 2015
Imagen: MichalLudwiczak

El tratamiento contra las garrapatas del perro debe centrarse tanto en el animal como en la casa y el entorno exterior más próximo. La primera clave contra estos ácaros es la prevención, que consiste en elegir un buen producto antiparasitario, en un formato adecuado y usarlo con la frecuencia necesaria. A continuación se aporta toda la información posible para elegir el mejor tratamiento contra las garrapatas del can: baños, collares, pipetas, pastillas o aerosoles. También se aborda cuál es la forma más adecuada de eliminarlas cuando se vive con un cachorro.

El tratamiento contra las garrapatas incluye baños, collares, pastillas, pipetas y aerosoles

Los productos antiparasitarios externos contra las garrapatas en perros pueden resultar tóxicos, si no se utilizan de manera correcta. Por ello, es importante seguir las instrucciones del veterinario, ya que no es lo mismo vivir con un cachorro que con un can adulto o con una hembra embarazada.

La eficacia del tratamiento contra las garrapatas se puede medir de dos formas. La primera, por su efecto letal: la capacidad del tratamiento para eliminar las garrapatas al poco tiempo de su aplicación. Y el segundo termómetro es lo que los expertos llaman su efecto residual: su capacidad de permanecer en la piel y pelo del perro para actuar durante los días o semanas posteriores a su aplicación.

El tratamiento en contra de las garrapatas se puede encontrar en cinco formatos distintos: baños, collares, pastillas, pipetas y aerosoles.

En todos los casos, lo importante es consultar con el veterinario para conocer el producto más adecuado que proteja a la mascota de las garrapatas. ¿Y si se vive con cachorros? Aquí hay varios trucos para hacer desaparecer las garrapatas del cachorro son seguridad.

1. Baños contra las garrapatas del perro

Imagen: Mike Allyn

Los baños antigarrapatas son un tratamiento que tiene un efecto inmediato y buena capacidad para penetrar en el pelo canino, aunque este sea abundante. Para conseguir que su efecto perdure, no hay que aclarar el pelaje, sino dejarlo secar. Si se usan de manera frecuente, son muy eficaces.

2. Collares antiparasitarios

Los collares contra las garrapatas del perro son muy eficaces y cómodos, ya que están compuestos por un soporte de plástico que contiene insecticida. La eficacia de este producto depende de la composición antiparasitaria del collar y de la calidad del soporte de plástico.

Este sistema es un clásico presente en el mercado desde hace más de 20 años. Una de sus ventajas es la larga duración de su efecto repelente contra parásitos, ya que lo mantiene hasta seis meses. La contrapartida: algunos animales desarrollan alergia a este tipo de collares. Y, ¡ojo! Se debe tener cuidado cuando se vive con cachorros o varios canes en casa, ya que pueden morder el collar y tragar trozos durante los juegos, lo cual puede resultar muy tóxico.

Los collares antiparasitarios, que además contienen un compuesto llamado deltametrina, tienen un efecto repelente con los mosquitos. La longitud de los collares puede ser de alrededor de 60 centímetros, por lo que sirven para varios usos. Su precio oscila alrededor de los 20 euros.

Aquí se exponen varios trucos veterinarios para acabar con las garrapatas del perro.

3. Pipetas contra las garrapatas del perro

Imagen: cynoclub

Las pipetas contra las garrapatas del can se aplican, por lo general, una vez al mes en la espalda del animal. De estos productos hay dos formatos: uno con el que el producto se absorberá y otro que se distribuirá por la piel de todo el cuerpo, pero sin ser absorbido. Resulta un tratamiento eficaz contra las garrapatas que no provoca alergias. Su efecto antiparasitario dura un mes.

Para aplicarlo, hay que separar el pelo en el cuello y espalda del perro, a fin de asegurar que el producto que contiene la pipeta cae sobre la piel. Eso sí, hay que evitar que el animal se lama una vez que la pipeta se ha colocado en su espalda. También se puede dar en las patas, para conseguir que el efecto se extienda por todo el cuerpo. Con el fin de potenciar su efecto, es recomendable no bañar al can dos días antes de aplicarlo, ni dos días después de haberlo puesto.

El precio de la pipeta oscila entre 30 y 40 euros. Su coste varía en función de la cantidad de antiparasitario e insecticida que contenga, que se adapta al peso del perro.

4. Pastillas contras las garrapatas del perro

Este tratamiento consiste en productos de administración oral o vía cutánea. Cuando el antiparasitario es cutáneo, el producto llegará al flujo sanguíneo del can y será distribuido por todo el cuerpo a través de la sangre. De este modo, cuando la garrapata muerde e ingiere el producto, muere. Son productos muy efectivos y duraderos, pero hay que tener en cuenta que no pueden usarse conjuntamente con otros insecticidas.

5. Aerosoles contras las garrapatas del perro

Imagen: Feverpitch

Los aerosoles contra las garrapatas se caracterizan por tener un efecto inmediato, si bien no se mantiene durante mucho tiempo, como el de las pipetas y collares. Los aerosoles se pueden aplicar cada dos semanas sobre la piel del perro. Pero, ¡ojo!: si el can se moja, el efecto protector desaparece y será necesaria una nueva aplicación.

Su precio ronda los 15 euros. Estos productos también se pueden aplicar sobre la cama de la mascota, para evitar los parásitos.

Siga a Eva San Martín en Twitter.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en