Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

La regeneración de las playas ha empobrecido la biodiversidad mediterránea, según la Universidad de Alicante

Un estudio científico revela el impacto negativo que tiene sobre la pesca y los fondos marinos

  • Fecha de publicación: 20 de junio de 2003

Los colectivos ecologistas lo venían advirtiendo desde hace años, los pescadores también lo intuían y un reciente estudio de la Unidad de Biología Marina de la Universidad de Alicante lo ha confirmado: la regeneración de playas y la creación de arenales artificiales provocan graves alteraciones en los fondos acuáticos, un empobrecimiento alarmante en la biodiversidad mediterránea y, en consecuencia, un impacto difícilmente tolerable para la viabilidad de las pesquerías artesanales.

Los aportes de arena al litoral son una práctica a la que cada año se recurre con mayor frecuencia en España. La Dirección General de Costas consigna hasta el 80 por ciento de su presupuesto para desarrollar estas labores. El objetivo fundamental consiste en contrarrestar la acción de desgaste del mar sobre las playas, especialmente en invierno, y mantener inmutable, aunque sea de forma antinatural, el más atractivo reclamo para el turismo de sol y hamaca, una industria poderosa que representa en torno al 10 por ciento del PIB de España.

Beneficios para quien trabaja en tierra, pero un notable perjuicio económico para quien lo hace en el mar, vienen a decir los especialistas que han realizado el estudio. Sin olvidar que, a nivel medioambiental, el coste es altísimo. "Nuestra investigación concluye que el número de peces capturados en zonas afectadas por una regeneración se reduce en un 60 por ciento y los ingresos por barco menguan hasta en un 50 por ciento", explica el doctor en Ciencias Biológicas en la Universidad de Alicante y director del proyecto, José Luis Sánchez Lizaso.

Sin pulmones marinos

El análisis científico, publicado ahora pero que se desarrolló en la localidad alicantina de Denia entre noviembre de 2000 y diciembre de 2002, fue un encargo de la cofradía de pescadores local, opuesta a la regeneración de la cercana playa de La Almadraba. "Todos tenemos en mente la desastrosa experiencia que supuso en 1988 el reacondicionamiento del arenal de Las Marinas", explica el patrón mayor del pueblo, Juan José Camarena. "Tuvimos que dejar de faenar en ese caladero por falta de pesca y no queremos que algo así vuelva a suceder en la zona porque se está jugando con nuestro pan y con nuestro futuro", denuncia indignado Camarena.

Casi 15 años después, el equipo de ocho biólogos dirigido por Sánchez Lizaso ha constatado que las praderas de posidonia que antes cubrían la playa de Las Marinas han desaparecido casi por completo. "Su presencia es dieciséis veces inferior a la media de otros lugares donde no ha habido actuaciones de este tipo", apunta el experto.

La importancia de esta planta, que sólo crece en fondos mediterráneos, es vital. Su espeso manto constituye un excelente refugio, un pulmón para oxigenar el agua y una abundante despensa para más de cuatrocientas especies animales y un centenar de vegetales. Asimismo, su asociación en colonias, conformando barreras muy similares a las coralinas, protege a las playas precisamente de la bravura del mar y su hidrodinamismo.

"Una pradera de posidonia oceánica bien formada puede tener una edad de miles de años. Su comparación con los sistemas terrestres serían los bosques más antiguos, que soportan ecosistemas más maduros y biodiversos", aclara Sánchez Lizaso. "Su desaparición conlleva una pérdida dramática e irrecuperable para la fauna y la flora asociada, así como un cambio en la estructura trófica del biotopo", agrega el especialista alicantino.

Los pescadores se movilizan

Según señala el estudio, la regeneración o la construcción de playas artificiales supone la aportación de sedimentos a la línea de costa, "una parte de los cuáles se quedan en el lugar de deposición y el resto es desplazado a distancias más o menos alejadas, dependiendo de la granulometría del sedimento y del hidrodinamismo". Esta "hipersedimentación" conlleva el enterramiento de los mantos de posidonia, que termina por perecer asfixiada.

Asimismo, la arena en suspensión enturbia el agua, reduciendo los niveles entrantes de luz, fuente indispensable para realizar la fotosíntesis. La consecuencia última es una "anoxia" o falta de oxígeno que acaba por liquidar el conjunto de la comunidad bentónica, aseguran los expertos.

Con el informe en la mano, la cofradía de Denia ha denunciado ante la Unión Europea el proyecto de regeneración de la playa de La Almadraba por considerar que, al igual que ocurriera en Las Marinas, se eliminarán los mantos existentes en el fondo marino de posidonia, una especie que está protegida a nivel europeo por la Directiva de Hábitats y también en el ámbito autonómico.

Por su parte, los colectivos ecologistas apoyan el planteamiento de los pescadores, que ya han recogido 10.000 firmas contra el plan. "Estas actuaciones son catastróficas para el medio marítimo y se apoyan en un concepto mercantilista del litoral", concluye María José Caballero, responsable de Costas de Greenpeace, quien argumenta que estas soluciones de aporte de arena deben aplicarse sólo "en muy contadas ocasiones y teniendo muy presente su impacto".

Entre las especies amenazadas, además de la posidonia, se encuentran la sepia, el erizo de mar, la estrella de mar común, el serrano y el camarón.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto