Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Haciendo caso omiso a las presiones internacionales, Noruega decide aumentar la caza de ballenas en un 16%

El Gobierno de Oslo considera que ese incremento de capturas sigue siendo sostenible para la especie

  • Fecha de publicación: 27 de diciembre de 2004

A pesar de las continuas críticas internacionales, el Gobierno noruego ha decidido aumentar en un 16% la cuota de ballenas que se podrán cazar en sus aguas durante los próximos doce meses. Así, las capturas autorizadas pasarán de los 670 ejemplares de este año a 797 en 2005. "Esta es la mayor cuota acordada desde la reanudación de la caza de ballena en 1993", según afirma en un comunicado el ministro noruego de Pesca, Svein Ludvigsen, quien defiende que este incremento de capturas se encuentra en un nivel sostenible, basándose en las proyecciones oficiales utilizadas por el comité científico de la Comisión Ballenera Internacional (CBI).

Esta nueva cuota es superior a la que se esperaba, pues el pasado mes de mayo los diputados noruegos ya recomendaron intensificar la caza de ballenas, Y Jorhill Andreassen, consejero político en el Ministerio de Pesca, declaró que la cifra podría elevarse a 745 ejemplares. No obstante, la cifra aún se encuentra muy lejos de la que pretenden alcanzar los balleneros, que desearían renovar las cuotas que existían antes de la moratoria decretada por la CBI en 1986, cuando podían cazar cerca de 1.200 rorcuales. No obstante, en 2004, capturaron 127 ejemplares menos de los autorizados, debido a un bloqueo en la industria de transformación y distribución.

En Noruega -cuyas autoridades afirman continuamente que la población de rorcuales no está amenazada-, está autorizada la venta de carne de ballena para el consumo, así como su exportación a otros estados, principalmente a Islandia. Ambos países son los únicos que siguen manteniendo la caza comercial de rorcuales, al igual que Japón, pero este último aprovecha un fallo en la moratoria de la CBI para capturar cetáceos con la excusa de que son utilizados para fines científicos.

La postura de Noruega ha sido criticada por numerosos países, como Estados Unidos y Gran Bretaña, y organizaciones ecologistas que consideran el método utilizado -el arpón de granada- una barbarie.

Etiquetas:

Noruega, ballenas, caza




Otros servicios


Buscar en