Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

Más de 30.000 aves mueren en España electrocutadas o por colisión con cables de alta y baja tensión

Red Eléctrica ha comenzado a desarrollar una serie de estrategias para reducir esta alta mortalidad

  • Fecha de publicación: 3 de mayo de 2005

Cada año más de 30.000 aves mueren en España electrocutadas o por colisión con cables de alta y baja tensión, según las estimaciones realizadas por las asociaciones ecologistas. Muchas son especies amenazadas, caso de las águilas real y azor-perdicera, búho real, avutarda, alimoche y otras, pierden cada año decenas de ejemplares, calcinados o mutilados al pie de los cables de distribución eléctrica.

El problema es de primer orden para la avifauna española, la más rica de Europa, y exige medidas urgentes del Ministerio de Medio Ambiente, las comunidades autónomas y las compañías eléctricas, reclaman los ecologistas.

Para tratar de paliar esta mortalidad, Red Eléctrica de España (REE) ha comenzado a desarrollar estrategias que limitan el impacto de las torres y el cableado de alta tensión en el medio natural. El arsenal incluye bolas de señalización, aislantes contra el corrosivo excremento de las aves, plataformas para facilitar el anidado en las secciones menos comprometidas, y elementos disuasorios para salvaguardar los extremos de las crucetas, de difícil acceso y mantenimiento por los operarios.

La estrategia medioambiental de REE incluye además la colocación de salvapájaros. Se trata de espirales de plástico que hacen visibles los cables de alta tensión -de 220.000 a 400.000 voltios- a las aves de paso. "El problema no es tanto de electrocución, que es casi imposible por el aislamiento de estos cables, como de impacto en pleno vuelo", asegura José Diego Pacheco, jefe de la estación sub-bética.

Donde el riesgo de descarga es mayor es en las líneas de baja tensión, que son responsabilidad de la empresa eléctrica titular del reparto en cada zona. Red Eléctrica ha señalizado unos 600 del total de 27.000 kilómetros que componen el entramado de la alta tensión en todo el país.




Otros servicios


Buscar en