Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Se observan en el Parque Nacional de Doñana las primeras consecuencias del cambio climático

Un equipo de científicos constata que hay especies que se reproducen mucho menos en periodos de sequía

  • Fecha de publicación: 30 de marzo de 2008

Durante el último siglo Doñana ha cambiado como consecuencia de la acción del hombre de una manera más rápida, radical y determinante que en los 2.000 años anteriores. Los espacios fluviales se muestran especialmente sensibles a los trastornos de temperatura y pluviosidad que implican el desgaste de la capa de ozono, lo que convierte la zona en un laboratorio paradigmático en el que medir las primeras consecuencias directas y contrastables del problema en la fauna.

Los científicos de la Estación Biológica del Parque Nacional, conscientes de que Doñana guarda un mosaico de ecosistemas que albergan una biodiversidad única en Europa, han iniciado un programa pionero en España que pretende analizar, sobre el terreno, cómo algunas aves están modificando sus hábitos, obligadas por las variaciones climáticas que se derivan del efecto invernadero. Sus conclusiones serán parcialmente extrapolables -siempre de modo aproximado, puesto que cada animal y cada contexto son únicos-, a otros lugares del planeta.

El equipo, dirigido por José Antonio Donázar, ha decidido centrarse en la respuesta del milano negro -considerada una especie modelo- ante estas alteraciones del medio. "A través de una intervención multidisciplinar constataremos que las nuevas condiciones meteorológicas afectan a la supervivencia, reproducción y dinámica poblacional del milano, lo que nos servirá, a su vez, como referencia para enfrentar el estudio de otras especies", dijo el director de la investigación.

Para alcanzar estos objetivos, los científicos realizarán un exhaustivo trabajo de campo entre los meses de febrero y agosto. La recogida de información de las aves estará dividida en dos periodos. El primero, comprendido entre marzo y mayo, se ocupará del censo de parejas reproductoras y captura de individuos. El segundo, que transcurrirá desde mayo hasta verano, se centrará en el seguimiento del éxito reproductor y evaluación de los datos de telemetría. Paralelamente y a lo largo de todo el año, parte de los investigadores realizarán los análisis de GIS (siglas en inglés del Sistema de Información Geográfica) y estadísticos, y se ocuparán de la elaboración de los resultados.

Disponibilidad de agua

Los científicos ya han percibido que los ciclos vitales del milano y otras aves se ven seriamente afectados según la disponibilidad de agua en las marismas limítrofes. O, lo que es lo mismo, hay especies que se reproducen mucho menos en periodos de sequía. Si estos lapsos se multiplicaran o se alargaran demasiado, lo que estaría en juego sería su propia supervivencia, y la posterior ruptura de la cadena trófica.

La propia fisiología de Doñana ya está sufriendo modificaciones sustanciales. "El régimen de lluvias ha cambiado, entra más agua de golpe, la colmatación es diferente, y ese gran estuario que era en la antigüedad sigue haciéndose más pequeño", explica Donázar, que considera que estudios como el actual son fundamentales para reducir y revertir, en la medida de lo posible, las consecuencias del calentamiento global.

Etiquetas:

cambio, climático, doñana




Otros servicios


Buscar en