Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

La Fiscalía de Tarragona investiga la fuga radiactiva de Ascó

Los empleados de la central se enteraron del escape cinco meses después de que se produjera, según Greenpeace

  • Fecha de publicación: 24 de abril de 2008

La Fiscalía de Tarragona ha abierto una investigación para determinar si existen indicios de delito en la emisión de partículas radiactivas que se produjo el pasado mes de noviembre en la central nuclear de Ascó. Fuentes judiciales han informado de que dichas actuaciones establecerán si han existido responsabilidades en el escape y en la posterior gestión del incidente.

Las diligencias, abiertas de oficio por el ministerio público, se suman a la denuncia que Greenpeace y Ecologistas en Acción han presentado ante el Fiscal por la liberación de radiactividad al medio ambiente y en la que se pide una investigación sobre el suceso y el inicio de acciones penales.

Según Carlos Bravo, responsable de la campaña nuclear de Greenpeace, los empleados de la central han asegurado que no supieron de la emisión de partículas radiactivas hasta abril, cinco meses después del suceso. Ni siquiera los operarios más cualificados que trabajaban en la sala de control supieron de lo ocurrido hasta ese mes, según han denunciado algunos trabajadores.

La Asociación Nuclear Ascó-Vandellós, propietaria de la planta, deberá presentar en junio al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) un informe de evaluación en profundidad y de la máxima calidad para determinar cuáles son las lagunas de la organización que han hecho posible el escape radiactivo y los errores posteriores en la información del suceso. El titular deberá contratar a una empresa externa e independiente para que chequee la gestión de la compañía.

Camión contaminado

Respecto al caso del camión contaminado procedente de Ascó y localizado en una empresa del municipio de Selva del Camp, el CSN explicó que el hallazgo de produjo "al activarse la alarma del pórtico de detección de radiación de la empresa de reciclado de materiales metálicos Hidesa, con la que la central tiene contratada la gestión final de los residuos no radiactivos".

Una unidad móvil del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) detectó las partículas contaminadas (que se encontraban en un cargamento de tierra) y las introdujo en cuatro bolsas (no se indica el peso total del material recogido), que fueron devueltas a Ascó para su estudio.

El número de personas sometidas a análisis ha aumentado hasta las 1.600, el doble de las previstas al principio. De momento no se han detectado indicios de contaminación en ninguno de los examinados, incluidos los alumnos de un colegio de Girona que visitaron la central a comienzos de abril.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto