Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Ecologistas en Acción considera que 2008 ha sido un mal año para la seguridad nuclear

Las centrales catalanas de Ascó y Vandellós fueron las que registraron más sucesos

  • Fecha de publicación: 9 de enero de 2009

La seguridad nuclear no mejoró en 2008. Es la opinión de Ecologistas en Acción, que recuerda los incidentes registrados en las centrales catalanas de Ascó y Vandellós -las que más sucesos acumularon-, así como los ocurridos en Trillo, Almaraz, Cofrentes y Garoña. El futuro de esta última se decidirá en los próximos meses.

En noviembre de 2007, Ascó I (Tarragona) registró una fuga radiactiva que se mantuvo oculta, lo que, según Ecologistas, posibilitó que unas 2.000 personas sufrieran riesgo de contaminarse. "Además de la gravedad del incidente en sí, su ocultación y manipulación de los medidores de radiactividad por los operarios de la central, hicieron que la gravedad de éste se multiplicara", explica la organización.

Vandellós II (Tarragona), como la anterior perteneciente a ANAV (Asociación Nuclear Ascó-Vandellós), también fue noticia este año debido a un incendio que se produjo en el motor generador. "Este incendio trajo al recuerdo el accidente de Vandellós I en 1989, que empezó también en los sistemas de generación de electricidad de esta central. Debido a este suceso, la central permaneció dos meses parada. Y en total, las centrales catalanas pararon 112 días en 2008, cinco veces más que en 2007", apunta Ecologistas en Acción.

En Cofrentes (Valencia) se produjeron cuatro incidentes reiterados en diferentes válvulas de la central. El 9 de abril se detectó un fallo en las válvulas de alivio de presión de su circuito primario. Previamente, el 13 de enero, se halló "una fuga en el sistema de muestras del circuito secundario". Pocos días después, el 25 de enero, el sistema de protección del reactor se activó, debido a un "alto flujo neutrónico" que se produjo "tras el cierre inadecuado" de una válvula. Y tres días después, el 28 de enero, el fallo de otra válvula de control obligó a reducir la potencia a un 60%.

Falta de calidad y de supervisión

El suceso más importante en la central de Trillo (Guadalajara) se produjo el 27 de marzo de 2008. Ese día se detectó que una de las barras de control bajaba pero no era capaz de subir, puesto que su mecanismo estaba estropeado. "En las operaciones de reparación, los operarios perdieron una tuerca que cae en el circuito primario. Esto muestra la falta de calidad y de supervisión en el trabajo en la central nuclear de Trillo", señala la organización conservacionista.

Ecologistas en Acción denunció además que durante una operación de llenado, el día 2 de mayo de 2008, se desbordó la vasija del reactor de Almaraz I (Cáceres), lo que hizo que el agua radiactiva invadiera el edifico de contención, contaminándolo. Fue el segundo "incidente grave" que ocurrió en esta planta en pocos meses.

Finalmente, Garoña (Burgos) sufrió un incidente el 29 de julio. Se detectó que las dos puertas de la esclusa de entrada al reactor no funcionaban adecuadamente. Y el mes siguiente se descubrió que las baterías de alimentación de emergencia no tenían suficiente carga, por lo que en caso de accidente no estaba garantizado el funcionamiento de los sistemas de emergencia.

Ecologistas concluye que "todos estos sucesos tienen en común el factor de las malas prácticas por parte de los operadores de las centrales nucleares, que hacen que los niveles de seguridad del parque nuclear español se degraden peligrosamente". Por ello, insta al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) a ser mucho más duro y riguroso con los explotadores de las plantas.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto