Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Greenpeace muestra los efectos del cambio climático en España

El aumento de la temperatura registrado en nuestro país en el último siglo es más del doble de la media mundial

  • Fecha de publicación: 6 de mayo de 2009

Con motivo de su 25 aniversario en España, la organización ecologista Greenpeace ha presentado un informe en el que se muestran los efectos que el cambio climático está teniendo en nuestro país. "La crisis del clima. Evidencias del cambio climático en España", que así se titula este trabajo, "pone de manifiesto la urgencia de actuar para frenar el calentamiento global", afirma Greenpeace.

El informe señala que España es uno de los países más vulnerables al cambio climático de toda la Unión Europea (UE). Así, el aumento de la temperatura de 1,5 grados centígrados registrado en el último siglo supera significativamente la media del continente (0,95 grados) y representa más del doble de la media mundial (0,74 grados).

Los escenarios de mayor riesgo son los glaciares pirenaicos (que han perdido más del 80% de su masa en los últimos años), las playas y zonas costeras (que se enfrentan a un riesgo de retroceso de, como mínimo, 15 metros), los humedales y las lagunas litorales.

Asimismo, la subida del nivel del mar está ampliamente documentada. Las zonas más vulnerables son, según el estudio, el norte de la Península (donde se ha registrado un aumento de entre dos y tres milímetros al año en la segunda mitad del sigo XX) y de las Islas Canarias.

También proliferan los impactos en la flora y la fauna, desde las migraciones altitudinales constatadas en la Sierra de Guadarrama (Madrid) hasta las alteraciones en el ciclo reproductivo de especies o la presencia de especies tropicales invasoras en Canarias.

El sur se "africaniza"

Los impactos en los sectores productivos también son evidentes, advierte Greenpeace. En este sentido, explica que la tendencia a la "africanización" del sur de la Península y a la "mediterranización" del norte está provocando el desplazamiento en latitud de muchos cultivos, afectando seriamente a los viñedos de todo el país, a la producción forestal en la meseta norte o a la producción agrícola en Andalucía. La ola de calor de 2003 generó 810 millones de euros en pérdidas en la agricultura del país.

El turismo es otro gran damnificado del cambio climático. "El aumento de las temperaturas, la menor disponibilidad de recursos hídricos y las alteraciones en el litoral afectan directamente al turismo de playa y la disminución de las precipitaciones en forma de nieve que ya ha puesto en jaque a algunas estaciones de esquí del país, amenaza a otras con el cierre en menos de una década", detalla la organización.

Luego está la proliferación de fenómenos meteorológicos extremos y catástrofes naturales. "España es uno de los países de Europa con mayor mortalidad relacionada con el calor y uno de los principales emplazamientos del continente en cuanto a grandes incendios forestales", asegura Greenpeace. Además, fenómenos como las inundaciones generan importantes pérdidas personales y materiales (entre 50 y 100 millones de euros en los últimos años).

Para mitigar los efectos del calentamiento global, Greenpeace ha pedido al Gobierno que destine 2.700 millones de euros y que se comprometa a un acuerdo de reducción de emisiones que nos permita mantener la temperatura global por debajo de los dos grados. La consecución de este objetivo, dice la organización conservacionista, implica que los países desarrollados alcancen una reducción mínima de emisiones del 40% para 2020 (tomando como referencia los niveles de 1990) y que los países en desarrollo contribuyan a este esfuerzo global moderando su crecimiento proyectado de emisiones entre un 15% y un 30% para ese mismo año.

Bajan un 8% las emisiones de CO2

El desplome de la producción industrial y de la construcción en 2008 ha tenido como contrapartida un notable descenso de las emisiones españolas de dióxido de carbono (CO2). La rebaja fue del 8%, la mayor desde 1990, año en el que comenzaron a contabilizarse.

Pese a este dato positivo, España sigue muy lejos de los compromisos adquiridos. Para 2012, cuando expira el Protocolo de Kioto, nuestro país sólo puede emitir un 15% más de lo que vertía a la atmósfera en 1990, año de referencia. Hoy, con rebaja y todo, estamos todavía en un 42% y quedan sólo tres años para recortar los 27 puntos de desfase.

La secretaria de Estado para el Cambio Climático, Teresa Ribera, precisó que esos ocho puntos menos sólo en parte pueden atribuirse a la crisis. En términos de CO2, la desaceleración económica se notará más cuando se contabilicen las emisiones de este año, aseguró.

Ribera destacó el buen comportamiento de dos sectores, industrial y eléctrico. Este último, responsable habitual de la mitad de las emisiones españolas, las rebajó en un 16,1% a pesar de aumentar un punto la producción energética. La industria, por su parte, emitió un 10,2% menos, afectada por el frenazo de la construcción.

A la reducción de las emisiones también han contribuido factores como el despegue de las energías renovables, especialmente la eólica, y los cambios en las pautas de usos energéticos y de transporte de los usuarios.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto