Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Un nuevo tipo de "El Niño" podría causar más huracanes con posibilidades de llegar a tierra

Los científicos creen que podría ser una respuesta de este fenómeno ante el calentamiento atmosférico

  • Fecha de publicación: 7 de julio de 2009

El fenómeno meteorológico de "El Niño" puede cambiar y provocar un número mayor de huracanes con más probabilidades de llegar a tierra, según las investigaciones desarrolladas por un grupo de científicos estadounidenses. Los investigadores han estudiado este nuevo tipo de fenómeno que se forma en el Pacífico central y no en el oriental como "El Niño" normal, indicó el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

Durante los años en los que se produce "El Niño" se forman menos huracanes en el Atlántico, pero los climatólogos del Instituto Tecnológico de Georgia (Estados Unidos) Peter Webster, Judy Curry y Hye-Mi Kim indican que un nuevo fenómeno intensifica el número de huracanes. Así lo demuestran a través del uso de datos de satélites y registros históricos de tormentas tropicales y modelos climáticos.

"Normalmente, 'El Niño' tiene como consecuencia una disminución del número de huracanes en el Atlántico, pero este nuevo tipo está causando un mayor número de huracanes con una frecuencia mayor y más probabilidades de llegar a tierra", explicó Webster. Conocido como "El Niño Modoki" (del japonés "similar pero diferente"), éste se forma en el Pacífico central, en lugar del Pacífico oriental, como lo hace el otro. El calentamiento del Pacífico central provoca mayor frecuencia de tormentas y mayor probabilidad de que los huracanes toquen tierra a lo largo de la costa del Golfo y de América central, indicaron los científicos.

"El Niño" habitual es más difícil de predecir, ya que las predicciones del patrón de circulación de diciembre no llegan hasta el mes de mayo. El verano anterior a la llegada de "El Niño" los patrones de las tormentas cambian, lo que significa que las predicciones de este evento no llegan hasta un mes antes de que comience la estación de los huracanes en junio. El estudio demuestra que "El Niño Modoki" sigue un patrón de predicción diferente, apuntaron los autores.

Respuesta al calentamiento

"Este nuevo tipo de 'El Niño' es más predecible", afirmó Webster. "No estamos seguros del motivo, pero podría significar la obtención de más advertencias de huracanes, probablemente con varios meses de antelación", añadió. Sin embargo, los climatólogos todavía no tienen clara la razón por la que "El Niño" se está convirtiendo en "El Niño Modoki". "Esto podría formar parte de una oscilación natural", indicó el investigador. "Podría ser la respuesta de 'El Niño' al calentamiento atmosférico. Hay indicios de que los alisios del Pacífico se han debilitado con el tiempo, y esto podría llevar al calentamiento que se está produciendo más al oeste. Necesitamos más datos para estar seguros", subrayó Webster.

Los investigadores estadounidenses están también estudiando en la actualidad el fenómeno de "La Niña", consistente en el enfriamiento de las aguas superficiales en el Pacífico oriental y central. "En el pasado, 'La Niña' se ha relacionado con un número superior a la media de huracanes en el Atlántico norte, y parece que su estructura también está cambiando", declaró Webster. "Estamos tremendamente interesados en comprender por qué los fenómenos de 'El Niño' y 'La Niña' han cambiado. Para averiguarlo, tenemos que llevar a cabo una serie de experimentos numéricos con modelos climáticos", concluyó.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto