Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Greenpeace pide al Gobierno español que apoye la propuesta de suspender el comercio internacional de atún rojo

La ONG denuncia que se siguen permitiendo capturas un 47% por encima del límite sostenible

  • Fecha de publicación: 26 de julio de 2009

La propuesta de Mónaco de suspender el comercio internacional de atún rojo e incluirlo en la Convención Internacional sobre Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Amenazadas de Extinción (CITES, por sus siglas en inglés) ya ha recibido el apoyo de Francia, Reino Unido, Países Bajos y Alemania, indicó Greenpeace, que pidió al Gobierno español que tome ejemplo y se una a esta petición.

La organización ecologista señaló que la comunidad científica ha dado señales de alarma desde 2006 sobre el estado de los "stocks" de atún rojo, advirtiendo de que las cuotas no deberían superar las 15.000 toneladas y se deberían proteger las áreas de puesta y alevinaje. "Sin embargo, esas áreas de puesta están siendo esquilmadas. La captura estimada en 2007 fue de 61.000 toneladas, el doble de lo establecido y cuatro veces lo recomendado por los científicos. El supuesto plan para la recuperación de 2008 de atún rojo sigue permitiendo capturas un 47% por encima de su límite sostenible", denunció la ONG.

"Greenpeace celebra la decisión de Alemania, Francia, Mónaco, Países Bajos y Reino Unido de prohibir el comercio de atún rojo bajo la Convención CITES", afirmó Celia Ojeda, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace. "La situación de esta especie es tan alarmante que es necesaria la prohibición de su comercio internacional para prevenir un colapso de las pesquerías, tal y como se hizo con el bacalao de Newfoundland", apuntó.

Medidas antes de que sea tarde

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, en sus siglas en inglés) nunca ha escuchado a la comunidad científica y no ha establecido las cuotas recomendadas por los investigadores, por lo que ahora los gobiernos deben usar otras herramientas para proteger esta especie antes de que sea demasiado tarde, expuso la organización ecologista. "El principal responsable del estado actual de los stocks de esta especie es ICCAT, que ha fallado en su gestión. Ahora es el momento de proteger esta especie bajo un convenio internacional como es CITES", agregó Ojeda.

Un panel de expertos lanzó en 2008 un informe donde revisaba la gestión realizada por el ICCAT y recomendó "la suspensión de la pesquería de atún rojo del Atlántico este y del Mediterráneo", añadiendo que la "gestión de la pesquería de esta especie en el Mediterráneo está clasificada como una desgracia internacional", detalló la organización. Además, la población existente de atún rojo debe tener la oportunidad de recuperarse a través de la declaración de reservas marinas que protejan sus áreas de desove, defendió Greenpeace, que propone la creación del Santuario Balear para atún rojo y considera que el Gobierno español tiene a su disposición la herramienta para proteger estas zonas.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto